Connect with us

Morón

Muere en Morón en su casa, a 150 metros de Urgencias, esperando una ambulancia que tardó más de 40 minutos

Publicado

on

Cuando Chari Clavijo, nuera del fallecido, llamó a Urgencias le dijeron que no había ambulancias disponibles en esos momentos. A pesar de sus intentos y a la cercanía de sus casa a las urgencias (dos minutos a pié), tampoco consiguió que ningún médico se acercara a atender a su suegro.

_Cuando Chari Clavijo, nuera del fallecido, llamó a Urgencias le dijeron que no había ambulancias disponibles en esos momentos. A pesar de sus intentos y a la cercanía de sus casa a las urgencias (dos minutos a pié), tampoco consiguió que ningún médico se acercara a atender a su suegro. Quiere dar a conocer su caso para que el pueblo de Morón luche por una recuperar la tercera ambulancia y lo que le ha ocurrido a su suegro no le vuelva a pasar a nadie.   

 

 

A.M.P. falleció el pasado 22 de febrero por la mañana, sobre las 10.45 horas, a la edad de 86 años. A las diez menos diez su nuera Chari Clavijo acudió a su vivienda, en la Calle Molino. Su suegro no se encontraba bien. Según nos explica, encontró a A.M.P. sufriendo una insuficiencia respiratoria “bastante grave” por lo que decidió llamar al 061. Eran aproximadamente las 9.55 horas de la mañana.

 

Como las explicaciones del 061 no le convencen, Chari activa el “botón de asistencia” que tienen algunos mayores que se encuentran solos o están enfermos. Una teleoperadora le traslada que en breve recibiría una llamada. No es hasta pasados 20 o 25 minutos cuando se consigue contactar con las Urgencias de Morón. Por teléfono le comentan que en esos momentos no hay ambulancia disponible que atienda a su familiar.

 

Cualquiera que conozca Morón, sabe que la calle Molino, donde vía el fallecido,  es una de las calles más cercanas a las Urgencias. La casa de Antonio está a unos 150 metros del HARE de Morón, a poco más de dos minutos andando.  Por eso Chari, al conocer que no había ambulancia pidió que uno de los doctores de urgencias tuviera a bien acudir al lugar a pie. “Les dije que como estaba a dos minutos que viniera el médico porque se estaba muriendo y no sabía qué hacerle, le había puesto los aerosoles y todo, y mi suegro seguía fatal”.

 

 

Chari llega a proponer al médico de urgencias ir en coche por él.  En ese momento se cortó la comunicación y su hijo, nieto del fallecido, le alertó de que su abuelo estaba muy mal. Chari comenzó a darle golpes en el pecho y Antonio recuperó las pulsaciones. Unos 40 minutos después de la primera llamada la ambulancia del 061 apareció,  pero ya no pudieron recuperar a Antonio. Le dijeron, siempre en palabras de Chari, “que las cosas son así, que el hombre era muy mayor y que antes de sufrir…”.

 

Esta vecina de Morón está indignada.  Piensa que Morón tiene bastante entidad como para tener estos pésimos servicios  sanitarios y de urgencias. “Antes de tener tanta Semana Santa, Carnaval o una buena Feria, con tantos impuestos que tenemos, por lo menos que dediquemos el dinero necesario para tener un personal sanitario a disposición de una persona que está incapacitada en una cama y no se puede valer por sí mismo”.

 

 

A lo largo de los últimos años Morón ha ido perdiendo servicios sanitarios y desde julio de 2014  los moronenses cuentan sólo con dos ambulancias que den servicio 24 horas. Una de ella un Soporte Avanzado clase C, y otra no asistencial.   No hace tanto Morón contaba con una tercera ambulancia no asistencial que prestaba servicio de urgencias de 8 de la mañana a 8 de la tarde.

 

Chari está recopilando toda la información para realizar una denuncia. También le ha puesto un mensaje al Alcalde explicándole su situación y preguntando porque no hay una ambulancia y un médico de urgencias disponible para estos casos, y hasta ahora no ha tenido respuesta alguna.  Su intención, como la de otras vecinas valientes de Morón como Merchi,  es que su pueblo conozca esta realidad y se levante contra estos recortes que están costando la vida de demasiados vecinos de nuestra localidad.  

  

TERCERA MUERTE EN MORÓN ESPERANDO UNA AMBULANCIA

 

Que conozcamos, la del pasado 21 febrero es la tercera muerte de un paciente en Morón sin asistencia médica o con retraso en poco más de cuatro años, lo que vuelve a poner el foco en la falta de recursos en la sanidad moronense que denuncian colectivos sanitarios, sindicatos y oposición.

 

En diciembre de 2017, Mercedes Herrera, una  vecina de Morón de unos 52 de años de edad y conocida en todo el Barrio de El Pantano como “La Peterra”,  falleció en su vivienda sita en Calle Málaga 84,  tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. La ambulancia en este caso tardó más de media hora y solo pudieron certificar su muerte.

 

El pasado 9 de junio, Francisco Martínez Gil, vecino del Pantano (calle San José de Calasanz) y conocido en Morón como Paco el Calero, de 77 años de edad,  sufrió el lo que denominan una “muerte súbita”, una parada cardíaca que se produce inesperadamente y abruptamente, y en el caso de no recibir atención médica inmediata concluye con la muerte del paciente. A Paco  no se le atendieron hasta transcurridos 50 minutos de la primera llamada al 112 porque, según le comentaron a los familiares, como ha pasado con este último caso la única ambulancia del 061 con la que cuenta Morón estaba en Arahal tratando a otra persona.

 

El siguiente puedes ser tú, tu padre o tu madre, o incluso tu hija. El pueblo de Morón ha de reaccionar visto que ni el gobierno municipal(PSOE) ni el de la Junta (PP) ha hecho nada en todo este tiempo.

Continuar leyendo
Publicidad