Connect with us

Morón

50 facturas acreditan la dependencia del Ayuntamiento de Morón de las empresas que explotan la Sierra de Esparteros

Publicado

on

Morón. A través de un comunicado de la Plataforma, que pasamos a publicar íntegramente, la Plataforma Ciudadana Sierra de Morón Salvemos Esparteros intenta explicar  porque  el Ayuntamiento de Morón ha jugado…

Morón. A través de un comunicado de la Plataforma, que pasamos a publicar íntegramente, la Plataforma Ciudadana Sierra de Morón Salvemos Esparteros intenta explicar  porque  el Ayuntamiento de Morón ha jugado un papel fundamental en la prórroga de 30 años de la explotación SIDEMOSA, negándose a informar a la Junta de Andalucía sobre las prohibiciones del PGOU.

 Medio centenar de facturas acreditan la dependencia del ayuntamiento de morón de las empresas que explotan la sierra de esparteros

 

Según datos que obran en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, el Ayuntamiento de Morón de la Frontera, presidido por el Alcalde Juan Manuel Rodríguez (PSOE), tramitó entre mayo de 2012 y mayo de 2013 un total de 51 facturas de trabajos realizados por las empresas FRANGILMA y HORSEV por valor de 148.434,45 €, aun a sabiendas de que el Ayuntamiento, casi en bancarrota, no tenía fondos para pagar. De hecho, esas facturas tuvieron que ser abonadas por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a finales de 2013, con el plan de pago a proveedores. Ambas empresas están ligadas a la explotación minera Sierra de Morón (SIDEMOSA), ya que FRANGILMA realiza la mayoría de los transportes de piedra de esa cantera y Hormigones Sevilla (HORSEV) es propiedad del mismo propietario que SIDEMOSA, Francisco Siles, y fabrica hormigón con la piedra de la Sierra de Morón en su planta de Alcalá de Guadaíra.

 

La dependencia del ayuntamiento de Morón de la Frontera, prácticamente en la ruina, de los favores y los trabajos de estas empresas vinculadas a la explotación de la sierra de Esparteros podría explicar la negativa del alcalde a informar a la Junta de Andalucía sobre el PGOU, que cataloga la Sierra de Morón como Suelo No Urbanizable de Conservación Prioritaria, y en consecuencia, prohíbe las actividades extractivas. Durante la tramitación de la prórroga de explotación de SIDEMOSA, la Junta de Andalucía solicitó al ayuntamiento que informara sobre las cuestiones de su competencia y, en mayo y agosto de 2013, tras los trabajos realizados, sin cobrar, por FRANGILMA y HORSEV, el alcalde oculta deliberadamente la prohibición establecida en el PGOU de Morón, favoreciendo los intereses de SIDEMOSA, FRANGILMA y HORSEV. A finales de 2013, gracias al silencio cómplice del Ayuntamiento, se otorga Declaración de Impacto Ambiental favorable para que SIDEMOSA pueda seguir destruyendo la Sierra de Esparteros durante 30 años más, a pesar de la protección urbanística vigente, cuyo cumplimiento es competencia del Alcalde.

 

La influencia de los propietarios de la Sierra y sus empresas en el Ayuntamiento de Morón ha quedado patente en los últimos años, empezando por las relaciones comerciales de suministro de explosivos por parte de las empresas del alcalde José Párraga (PSOE), siguiendo con el permiso del alcalde Manuel Morilla (PP) para construir un crematorio cerca de una zona de viviendas, que generó una gran protesta ciudadana en contra de su ubicación, y que finalmente la Junta de Andalucía determinó su ilegalidad y el Ayuntamiento se vio forzado a paralizar su actividad.

 

Ahora es el actual Alcalde del PSOE quien apoya a SIDEMOSA en un asunto tan controvertido como la explotación de la Sierra de Esparteros, a pesar de la gran oposición ciudadana, a pesar de las resoluciones del Defensor de Pueblo Andaluz, a pesar de la prohibición del PGOU y de la evidente sobreexplotación de la Sierra. El maltrecho patrimonio natural y la imagen de esta seña de identidad de Morón se verán dañadas para siempre por la ambición sin límites de su explotador, que le ha llevado a trabar una firme red de contactos políticos y a alcanzar una posición privilegiada en el ámbito local, aprovechando la ruina de las arcas municipales de Morón.

Continuar leyendo