El Reglamento Orgánico del Ayuntamiento deja al Alcalde de Morón por los suelos y demuestra que mintió de nuevo

Escrito por  Redacción Morón Martes, 20 Marzo 2018 09:13
Valora este artículo
(3 votos)

“Una regla no escrita”, estas fueron las palabras textuales del Alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez, cuando se exigía por parte de la portavoz de Izquierda Unida, Marina Segura, poder cerrar la moción presentada por su grupo en defensa de las pensiones, algo que el primer edil le impedía cerrándole el micro y pasando a votar el punto, comportamiento autoritario que provocó el abandono del pleno de Marina y Alejandro, los dos concejales de IU.

 

Pero resulta que el Alcalde mintió y se demuestra muy fácilmente, sólo con echar un vistazo al Reglamento Orgánico del Municipio de Morón de la Frontera. En su artículo 33, que da cuenta de cómo se tienen que desarrollar las sesiones plenarias y las mociones, podemos leer en el apartado e) lo siguiente:  “si lo solicitara algún grupo se procederá a un segundo turno. Consumido éste, el Alcalde puede dar por terminada la discusión que se cerrará con una intervención  del Concejal ponente en la que brevemente ratificará o modificará su propuesta”.

 

La única manera reglamentaria que tiene el Alcalde para no dejar que el concejal ponente de una moción la cierre con una intervención, es expulsar a la concejala, para lo que tiene que haber con anterioridad  “tres llamadas al orden en la misma sesión, con la advertencia en la segunda de las consecuencias de una tercera”, extremo recogido en el Reglamento en su artículo 35.

 

Esto es lo que está reglamentado y el Alcalde, como presidente del pleno, tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir.  Juan Manuel no sólo incumplió el Reglamento sino que además mintió a la corporación y a todos sus vecinos cuando afirmó  que lo que le exigía por parte de IU no estaba escrito en ningún lado (Vídeo).

 

 

Modificado por última vez en Martes, 20 Marzo 2018 09:28