Connect with us

Morón

Un pequeño Milei anda suelto en Radio Morón(Ser) calificando de “imbéciles” y “borregos” a todo aquel que defienda la Sanidad y Educación pública

Publicado

on

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es humoso-12062023-alargado-.jpg

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO_optica-calle-nueva_INTERIOR-1-1024x224.gif

Un pequeño Milei anda suelto por nuestras calles y utiliza el altavoz que le ofrecen las ondas de Radio Morón(Cadena Ser) para expulsar todo tipo de patrañas contra aquello que huela a progreso, justicia social o igualdad. Lo hizo hace algún tiempo cargando contra el feminismo, la igualdad entre hombres y mujeres. Ahora le toca a los impuestos, “a cualquier tipo de impuestos”, pero también carga contra todos aquellos que osemos defender a la sanidad y educación como los grandes pilares del gasto público. A estos últimos se atreve a llamarnos en antena “imbéciles” y “borregos”, paradójicamente utilizando las ondas emitidas por una empresa – Radio Morón-  hipersubvencionada (en la última legislatura habría recibido más de 60 mil euros procedentes de las arcas municipales).

Si, lo han leído bien, para el pequeño Milei de Radio Morón, que despotrica diciendo que los impuestos son un atraco a mano armada,  aquellos que digamos que la educación y la sanidad pública son dos de los pilares de nuestra sociedad,  somos borregos e imbéciles. Pero el pequeño Milei de Radio Morón no se queda ahí y también llama  “imbécil” a todo aquel que asegure que la Sanidad y Educación son, actualmente, la mayor de las inversiones de nuestros Fondos Públicos, una cuestión tan fácil de demostrar como echar un vistazo en internet a  los presupuestos de cualquier Comunidad Autónoma (que son las administraciones que tienen delegadas las competencias en estos dos asuntos).

Tal vez el Estado debería poner una casilla en el impreso de la renta donde aquellos que quisieran  pudieran elegir pagar o no pagar impuestos. Suponemos que el pequeño Milei marcaría no pagar impuestos, pero el Estado, en el mismo instante y en coherencia, lo dejaría sin Sanidad y Escuela pública, entre otros muchos servicios.  Tampoco podría aprovecharse de los parabienes de ejercer ningún empleo público, en ninguna administración, ni recibir emolumento alguno. Menos aún cualquier prestación compensatoria por haber ejercido tales trabajos.  

Entonces nuestro pequeño Milei, con su sueldo medio de 1.200 euros (por poner una cifra),  si tuviera descendencia, debería sacar a su hijo del colegio, y en su pueblo buscar un colegio privado -que no concertado, porque los concertados se pagan con dinero público también- , y pagar 1.000 euros por mes para que su hijo siguiera escolarizado.  Cuando utilizara él, su pareja o su descendencia cualquier servicio médico, a pasar también por caja.  

Y es que cuando a uno le va bien en la vida, cuando uno es rico, tiende a defender estas ideas porque entiende que le irá mejor a su bolsillo. Es un razonamiento miserable y egoísta pero algunos infraseres son así. Por eso tiene cierto mérito ser rico y ser de izquierdas. Como decía el otro día el cómico Héctor de Miguel en su editorial de ‘Hora Veintipico’ de la Ser (la Ser nacional se ve que no es tan facha), donde comentaba las declaraciones del futbolista Mbappé contra la extrema derecha francesa: “si eres rico y votas a opciones progresista  no votas lo que te conviene a ti, votas por lo que le conviene a los demás”.

De Miguel  finalizaba su editorial ahondando en ese argumento: «Yo con dinero y de izquierdas soy gilipollas, pero tú pobre de derechas eres miserable y un traidor».

Pues eso, pequeño Milei de Radio Morón.

PD: Aquellos responsables municipales que le meten más 15 mil euros al año a un medio donde se le da cabida y protagonismo  al neofascismo, que después no busquen otros culpables al aumento del neofascismo, al menos,  a nivel local.  

Publicidad