Connect with us

Morón

Suspendido el primer encuentro entre la dirección de VBR y el comité de empresa de la Base de Morón

Publicado

on

Desde el comité se asegura que la empresa “ha rozado la arrogancia, sabedores de que la reforma laboral del Partido Popular…

Desde el comité se asegura que la empresa “ha rozado la arrogancia, sabedores de que la reforma laboral del Partido Popular les permite despedir a trabajadores españoles sin necesidad de justificar los motivos”.

Sin haber informado al comité de empresa, la dirección de la empresa VBR ha intentado imponer a los representantes de los trabajadores que una notaria actuase como secretario de actas de la mesa negociadora del ERE, que inicialmente afecta a 70 trabajadores, pero que desde fuentes solventes del comité de empresa se cifra en 210 trabajadores antes de la finalización del actual contrato en septiembre de 2014.

Tras el anuncio de la pasada semana, y aprovechando la última modificación en materia de legislación laboral que posibilita a las empresas multinacionales extranjeras que al llevar a cabo un ERE no estén obligadas a aportar la cuenta de resultados consolidada, VBR se ha presentado al primer encuentro con una notaria, alegando que ésta actuaría como secretaria de actas y para dar fe notarial de todo lo acontecido durante los 30 días de negociación.

José Armando Rodríguez Ardila, presidente del comité de empresa, ha acusado a VBR de actuar con mala fe al personarse con una notaria sin haber consultado al comité de empresa, indicando que durante este encuentro la actitud de la empresa era de que con la actual legislación “ha rozado la arrogancia, sabedores de que la reforma laboral del Partido Popular les permite despedir a trabajadores españoles sin necesidad de justificar los motivos”.

Añade que “es un insulto a los trabajadores que VBR, que es una multinacional extranjera con beneficios económicos, y constituida por dos de los mayores contratistas de EEUU que cotizan en la Bolsa de Nueva York como son Northrop Grumman y KBR, decida despedir a trabajadores españoles, no porque tengan dificultades económicas, sino para incrementar aún más su cuenta de resultados a costa, precisamente, de destruir los puestos de trabajo de ciudadanos españoles”.

Insiste que “desde el gobierno del Partido Popular nadie se ha puesto en contacto con los representantes de los trabajadores españoles y que no está cumpliendo con la obligación que tiene de defenderlos, permitiendo que EEUU convierta la base de Morón en una colonia en territorio español al suplir a la plantilla española por militares en activo y jubilados estadounidenses”.

Desde el comité de empresa se indica, asimismo, que en el día de hoy se va a proceder a interponer una denuncia en la Inspección de Trabajo de Sevilla en relación a los hechos acontecidos en el primer encuentro, y que el próximo viernes habrá una nueva asamblea de trabajadores en la puerta de acceso a la base para valorar posibles movilizaciones en defensa de sus puestos de trabajo.

 

Continuar leyendo