Connect with us

Morón

Nosotros no somos rancheros.

Publicado

on

La Junta de Andalucía construyó hace poco unas viviendas en el Polígono El Rancho...

La Junta de Andalucía construyó  hace poco unas viviendas en el Polígono El Rancho. La mayor parte de ellas siguen vacías después de dos años. No se han podido adjudicar porque la mayoría de los adjudicatarios, pertenecientes a una lista de personas necesitadas de vivienda que el Ayuntamiento elaboró, no tenían recursos para hacer frente a la entrada que la Junta les exigía para proceder a adjudicar la vivienda. Algunos de los adjudicatarios  fueron a los bancos a solicitar crédito para dicho fin pero los bancos no se los concedieron.Sólo unas pocas personas con recursos o con posibilidades de que el banco le concediera crédito (unas 20 sobre unas 60 viviendas) han podido hacer frente a las exigencias de la Junta durante todo este tiempo. Hay que significar que el Ayuntamiento de Morilla, al no encontrar compradores, dejó la gestión inmobiliaria en manos de la conocida firma Marín y Marín.

Naturalmente la lista fue corriendo hasta el final sin que se cubriera la venta de los pisos.

Muchas de las personas que figuraban en esta lista, como estaban realmente necesitadas de vivienda, formaron una plataforma con el apoyo de Izquierda Unida de Morón para buscar una solución al problema.

Esta solución consistía en que la Junta pusiera los pisos a renta y venta o alquiler. Con un alquiler pequeño o con una renta-venta, también pequeña (no más allá del 30% de los recursos de las familias afectadas) podría solucionarse el problema a muchas de las personas que se encontraban en la lista del Ayuntamiento como demandantes de vivienda.

La gran sorpresa que se han llevado algunas de las fuerzas políticas del Ayuntamiento de Morón es que algunos de los actuales propietarios de los pisos han presionado al equipo de gobierno preocupados porque no se fueran a instalar allí, a su lado, personas que no tuvieran un nivel socioeconómico semejante al suyo.

Algunos llegaron a verbalizar esta pretensión diciendo que allí no querían” rancheros”. Sepan estos señores que los inmensa mayoría de los “rancheros” son personas muy dignas, trabajadores honrados.

Si no querían vivir con los “rancheros”, ¿para qué adquieren una vivienda que está situada en el Rancho? La crisis está poniendo a flote las actitudes clasistas y aún racistas (lo decimos por los inmigrantes)  de algunos sectores de la población.  Lo extraordinario es que algunos de estos clasistas y racistas son gente que pertenece a la clase trabajadora.  Y es que una cosa es pertenecer a una clase y otra tener conciencia de clase. Así nos va.

 

Artículo extraído de la edición de Mayo del periódico mensual La Voz de Morón.
Continuar leyendo