Cartas al Director. Evitemos el desastre.

Escrito por  Gabriel Giráldez Morón Viernes, 17 Mayo 2013 08:54
Valora este artículo
(0 votos)

Señor Presidente de la Junta de Andalucía, le escribo desde la serranía suroeste de Sevilla mientras contemplo el desastre que nos ha acarreado la codicia de algunos hombres. Si se asoma usted a la azotea del palacio de San Telmo, adivinará en el horizonte un macizo rocoso de la mejor cal del mundo, la Sierra de Esparteros, junto a Morón de la Frontera, mi pueblo. Poco a poco, dentellada a dentellada, la avaricia de unos pocos nos está robando el paisaje, la riqueza natural que, en tiempos no tan lejanos, fue un bien comunal muy provechoso para los vecinos de Morón, que convivieron durante siglos en armonía con la naturaleza. Generaciones enteras de braceros, de yegüeros, de caleros han vivido de la cal de la sierra, han bebido de sus aguas, han disfrutado de sus plantas y animales salvajes y han llenado sus miradas de un horizonte irrepetible.

Si usted dirige hoy día una mirada atenta hacia el amanecer, verá con  nosotros que nos la están descarnando concienzudamente y, si nadie lo impide, cegarán el acuífero que discurre inquieto por sus entrañas y del que bebemos en Morón y en las aldeas cercanas de Guadaíra y Caleras de la Sierra. Pero, si deja que el corazón le guíe, quizás se contagie usted de la melancolía y de la rabia que nos invade a los moronenses y se anime a dar órdenes para que se pare definitivamente este desmán que hará desaparecer una parte vital de nuestra identidad moronera y del patrimonio común de los andaluces.

                Saludos.

Gabriel Giráldez – Moron de la Frontera (Sevilla)