Connect with us

Morón

Concluye «sin avenencia» la reunión en el Sercla por la huelga de la base de Morón

Publicado

on

El Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) ha albergado…

El Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) ha albergado este miércoles una reunión en torno a la huelga de cuatro días promovida por el comité de empresa de 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), la empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), a cuenta del nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) destinado a extinguir 70 puestos de trabajo. El encuentro ha finalizado "sin avenencia", con lo que el paro técnico sigue vigente para los días 10, 11, 12 y 13 del mes en curso.

   Javier Domínguez, portavoz del comité de empresa de esta base militar ubicada en el término municipal de Arahal y cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha informado a Europa Press de que pese a tratarse de una reunión auspiciada por el Sercla, "ha durado sólo diez minutos y ha concluido sin avenencia", por lo que sigue vigente la convocatoria de huelga promovida para los días 10, 11, 12 y 13 de septiembre, toda vez que ese último día finaliza el periodo de consultas del ERE. Precisamente este jueves, por cierto, se celebra la séptima reunión del periodo de consultas.

EL NUEVO ERE DE LA BASE

   Aunque 'VBR' alega razones "productivas" para estos nuevos despidos, que suceden al ERE ya consumado en 2010 con la extinción de 119 puestos de empleo, el comité de empresa esgrime que la plantilla española de la base ha efectuado más de 3.000 horas extraordinarias en el primer semestre de este año, con un incremento global de la carga de trabajo del 30 por ciento, "sobre todo en trabajos de pista y comidas".

   En paralelo, los alcaldes de Morón de la Frontera, Utrera, Arahal, Los Molares, El Viso del Alcor, Alcalá de Guadaíra y El Coronil, municipios todos ubicados en el área de influencia de la base, se reúnen este miércoles en el Ayuntamiento de Morón para firmar un manifiesto en defensa de la plantilla española de la base.

   Como reflejan las hemerotecas, después de que las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos adjudicasen a 'Vinnell-Brown ant Root Spain' (VBR) la gestión de los servicios de mantenimiento de estas instalaciones militares, esta empresa estadounidense emprendió en 2010 un expediente de regulación de empleo "por causas organizativas" para extinguir 286 de los 594 puestos de empleo sujetos entonces a los servicios de mantenimiento.

EL ERE DE 2010

   Durante la negociación del expediente de regulación de empleo, la compañía y el comité de empresa acordaron reducir a 150 el número de despidos, pero la destrucción de puestos de trabajo quedó después rebajada a 119 personas al ser descubierto que 31 de los trabajadores incluidos en el ERE habían causado ya baja en la empresa, extremo que por cierto investiga el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla.

   Ya en 2013, sonaban de nuevo las alarmas en la plantilla de los servicios civiles de la base a cuenta de una publicación colgada en el portal digital www.fbo.gov, una suerte de perfil del contratante de la administración estadounidense. Y es que, según el comité de empresa de la base de Morón de la Frontera, en esta página web fue publicada eventualmente una relación de 144 empleados de estas instalaciones, con nombres y apellidos, cuyos puestos de trabajo serían susceptibles de desaparecer en el nuevo contrato de explotación que, a finales de 2014, habrá de licitar y adjudicar la Fuerza Aérea de Estados Unidos para la gestión de estos servicios de mantenimiento.

FUTURO INCIERTO

   Para el comité de empresa, todo respondería a un intento de acometer los despidos inicialmente planeados para el ERE de 2010 pero finalmente no consumados, al objeto de aproximar el adelgazamiento de la plantilla al espíritu inicial de la reestructuración laboral de 2010. Y es que aquel ERE fue inicialmente ideado para despedir a 286 trabajadores pero, como se ha informado, finalmente fueron 119 los empleados despidos.

   Poco después, y por si fuera poco, las fuerzas aéreas de Estados Unidos desplegaban en esta base aérea ocho aviones militares correspondientes al contingente anunciado entonces para reforzar las operaciones militares en el norte de África, extremo que según el comité de empresa no se tradujo en contrataciones al movilizar la US Air Force a sus propios operarios. Ahora, la empresa planea un nuevo ERE para despedir a otros 70 trabajadores.

Continuar leyendo

Publicidad