Connect with us

Opinión

Algunas preguntas y supuestos con motivo de los rezos de Fran Domínguez.

Publicado

on

Dedicado a Paco “Pavía”, a quien considero amigo y persona decente…

Dedicado a Paco “Pavía”, a quien considero amigo y persona decente.

Un supuesto hipotético de ciencia-ficción: Cada vez que nos reuníamos quince a veinte muchachos de 12 o 13 años para jugar al fútbol (añoro esa edad y lo que me gustaba jugar a ese deporte) en la Era de mi pueblo, recuerdo que no empezábamos el partido sin rezar, no un padrenuestro, sino el rosario entero. Pero eso no pasaba con los niños de nuestro barrio, pasaba con todos los niños del pueblo. Es que era ver una pelota (entonces los balones los tenían nada más que los niños ricos) y era entrarnos a todos unas ganas de rezar el rosario que no nos podíamos aguantar. Como no teníamos a ningún Fran ni a ningún Fray como entrenador, sorteábamos  a quien le tocaba dirigir la oración porque era una verdadera experiencia sensual-sexual (¿quién cantaba aquello de: ¡Es una experiencia religosa!), vamos una verdadera gozada, eso de coger el rosario, que todos llevábamos colgados al cuello por si la suerte nos tocaba, y dirigir los rezos hacía el altísimo cielo.

Por algo éramos la reserva espiritual de occidente. Y, ¡leches!, lo queremos seguir siendo.

Otro supuestos hipotético:Un emigrante islámico, monitor deportivo de atletismo, medalla de bronce olímpica en medio fondo, recala en Morón y es contratado por el PMD como monitor. Como es muy buen musulmán y tiene que rezar cinco veces de cara a la Meca se ha comprado unas pocas de alfombras en el “Corte Inglés sin escaleras”  e invita a sus pupilos, cuando llega la hora, a quitarse las zapatillas y los calcetines a ponerse sobre sus rodillas en las alfombras y extendiendo los brazos y bajando la cabeza casi hasta el suelo dicen todos a coro: ¡Alá es grande! Todos los niños están contentísimos. Flipan rezando a Alá. Les gusta más que competir en ninguna de las disciplinas atléticas. ¡Dónde va a parar!

Pero hete aquí que un padre imbécil y tocapelotas se dirige al concejal de deportes Al Rodri, que también es musulmán, porque no quiere que su hijo rece. El concejal le dice que rezar no es ilegal y que si no quiere que rece que se lo lleve a Francia, que allí son laicos pero que aquí en España no hemos hecho ninguna Revolución Francesa y hay que joderse.

Una pregunta a Paco “Pavía”: Tú estás seguro que obligar a rezar a niños de 11, 12, 13 años es una barbaridad. Pero también afirmas que no es una ilegalidad, ¿por qué estás tan seguro de esto segundo?

Supuesto tercero, para poner en duda a Paco “Pavía”: Cualquier maestro de un colegio público, pongamos el profesor de gimnasia, ya que estamos metidos en materia deportiva hace dos equipos de niños y niñas de 13 años para jugar al baloncesto. Y antes de empezar los pone en un círculo y les hace rezar un avemaría que es más corto que un padrenuestro. ¿Tú estás seguro de que eso no es ilegal? Ten por seguro que si eso no fuera ilegal tropocientos profesores de gimnasia meapilas lo harían. Paco, no lo pueden hacer, es ilegal.

También es ilegal tener símbolos religiosos en los edificios públicos. Si alguien los tiene se está saltando la ley a la torera.

Si el colegio es privado y su ideario es religioso puede tener los símbolos religiosos que mejor le cuadren: los cristianos tendrán los suyos, los mahometanos los suyos, los judíos los suyos y así sucesivamente.

¿Pero el Club Deportivo Ciudad de Morón tiene un ideario religioso en sus estatutos? Dudo mucho que sea así. Pero en todo caso, si así fuera, nadie obliga al Ayuntamiento a financiarlo.

Y para terminar por el momento, una pregunta ¿impertinente?: Por la respuesta del concejal de deportes parece que le importa una higa que se cumpla la legalidad que juró cumplir y hacer cumplir. Yo sé que una parte importante del grupo municipal del PSOE  es católica. Pero lo que no tenía tan claro era que algunos fueran nacionalcatólicos.  Así se explica por qué algunos llevan a sus hijos a colegios religiosos, pudiéndolos llevar a los públicos, se ausentan de votaciones en las que hay que hacer alcaldesa a María Auxiliadora, como si la cosa no fuera con ellos, salen vestidos como pingüinos en procesiones y otras teatralidades por el estilo. La pregunta es la siguiente: ¿son el alcalde y Rodri los dos meapilas maximus o hay quien les supere?

Termino con una súplica a Fran-Fray Domínguez: por favor ponga a rezar a todos los miembros del club que tengan más de dieciocho años (socios, directivos, monitores, limpiadoras,…) y deje usted jugar en paz a los niños. No se aproveche de su posición. Eso está muy feo. Y usted rece, y rece, y rece, y rece, y rece,…por todos aquellos incrédulos que vamos a ir al Infierno (¡anda se me había olvidado que la Iglesia Católica ya no cree en el fuego del  Infierno! Poco a poco vamos a ir avanzando, estoy seguro)

Continuar leyendo