El hospital de Valme, centro pionero en medicina fetal, atiende 3.000 partos anuales

Escrito por  Europa Press Morón Jueves, 02 Marzo 2017 08:45
Valora este artículo
(0 votos)

Provincia. La Unidad de Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal ha logrado reducir del 3 al 1 por ciento la tasa de defectos congénitos no detectados antes del nacimiento.

 

Uno de cada diez fetos presentará algún problema a lo largo de su vida en el interior del útero materno, por lo que detectar esas posibles anomalías dentro de esa etapa prenatal puede resultar vital para la supervivencia y el desarrollo posterior del bebé. Un reto este en el que es toda una garantía el Hospital Universitario de Valme, donde tienen lugar anualmente casi 3.000 partos y donde los profesionales integrados en la Unidad de Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal han logrado reducir del 3 al 1 por ciento la tasa de defectos congénitos no detectados antes del nacimiento.

La citada unidad, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia que dirige la doctora Virginia Caballero, dispone de un gran prestigio nacional merced a la elevada cualificación de sus profesionales, a la tecnología de alta resolución con la que trabajan y a la dinámica organizativa que aplican, todo lo cual viene avalado por sus excelentes resultados.

Un botón de muestra es el ejemplar protocolo de este centro para el abordaje de la salud del feto, que fue tomado como modelo por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para su implantación en los centros hospitalarios del Sistema Sanitario Público Andaluz.

Multidisciplinar

La Unidad de Medicina Fetal de Valme, cuyo responsable es el doctor José Antonio Sainz, se apoya en una organización multidisciplinar. Así, sus ginecólogos están permanentemente coordinados con los bioquímicos, pediatras y profesionales de Atención Primaria en un trabajo conjunto cuya excelente praxis los sitúa como referencia a nivel regional y nacional en este área.

Las técnicas ecográficas junto a la capacitación de los especialistas en su manejo e interpretación juegan un papel fundamental en el avance del diagnóstico prenatal, siendo el primer trimestre del embarazo el momento idóneo para aplicarlas al objeto de aportar precocidad.

La técnica Doppler

La ecografía en Ginecología y Obstetricia está considerada hoy en día como «el tercer ojo del ginecólogo». Esta técnica, junto con la historia clínica y la exploración física y ginecológica, constituyen los pilares diagnósticos básicos, a los que se añade la técnica Doppler, una ecografía a color que mide y evalúa los flujos sanguíneos del feto y la placenta y que permite conocer cómo se distribuye la sangre en el feto en situación tanto de normalidad como patológica. De esta forma, es útil en el control de la hipertensión diabetes en la madre, el retraso de crecimiento intrauterino o la gemelaridad, que son algunos de los factores que pueden poner en peligro la salud del feto antes de nacer.

En Valme no sólo han logrado rebajar la tasa de defectos congénitos no conocidos antes del nacimiento del 3 al 1 por ciento. El balance de actividad a lo largo de estos doce años de trabajo demuestra con datos numéricos la calidad alcanzada: los expertos hablan de parámetros de calidad cuando un centro supera el 80 por ciento de las tasas de detección; y el hospital de Valme presenta una tasa de detección de cromosomopatías (o estudios del primer trimestre del embarazo) del 93 por ciento.

Del mismo modo, la tasa de detección también es elevada en los estudios de las 20 semanas con relación a otros centros hospitalarios. Alcanza hasta un 95 por ciento en malformaciones mayores, un 75 por ciento en la detección de malformaciones estructurales, un 65 por ciento en cardiopatías congénitas y un 90 por ciento en cardiopatías congénitas mayores.

Modificado por última vez en Jueves, 02 Marzo 2017 08:59