Connect with us

Morón

La alerta de una trabajadora de Procavi: “estamos hacinados y hay un riesgo inminente de contagio, pedimos la actuación urgente en la planta”

Publicado

on

Yo, Nadia Garcia Camacho, quiero denunciar públicamente, siendo miembro del comité y delegada de prevención de riesgos laborales en Adecco, la mayor subcontrata de Procavi, para quien trabajamos más de 800 personas…

_Yo, Nadia Garcia Camacho, quiero denunciar públicamente, siendo miembro del comité y delegada de prevención de riesgos laborales en Adecco, la mayor subcontrata de Procavi, para quien trabajamos más de 800 personas, que esta empresa no cumple con las normas básicas de seguridad y salud en el trabajo, de acuerdo a la situación excepcional que vive nuestro país, en relación a las causas que han determinado el decreto de Estado de Alarma.

 

 

En cuanto a la separación obligatoria entre trabajadores/as, es imposible que se pueda cumplir esta medida de separación, de más de un metro de distancia, pues trabajamos codo con codo, hay puestos que no tienen ni 40 centímetros entre compañeros.

 

 

La toma de temperatura se hace antes de acceder a la fábrica, por parte del personal de seguridad de la empresa. Estas medidas deberían hacerlas personal sanitario. Este hecho provocó en la madrugada del domingo al lunes (de 4 a 5 de la mañana) largas colas, con más de 200 compañeros/as a la intemperie, en condiciones absolutamente favorables para contraer la enfermedad COVID-19, tanto por las bajas temperaturas, como por la aglomeración humana.

 

Las medidas que está tomando la empresa no son suficientes y tampoco se han hecho a tiempo para impedir la pandemia, de nada sirve que nos separen para desayunar si dentro estamos más de 200 personas hacinadas.

 

Desde ayer tenemos una mascarilla de usar y tirar, que no sabemos cuándo van a volver a reponer.

 

Estos hechos están denunciados ante la Inspección de Trabajo, estamos esperando que actúen.

 

En esta fábrica hay trabajando más de 2000 personas, por todo lo expuesto, y además, porque sabemos que ya hay casos confirmados en Marchena, decimos que hay un riesgo inminente de contagio y pedimos la actuación urgente en la planta.

 

Desde el SAT, exigimos al gobierno, siendo un gobierno de izquierdas, que no deje que los trabajadores paguemos esta crisis, agravada por el caos de este sistema inhumano.

 

No podemos tolerar que paguemos con nuestra salud; con nuestro pan, ni podemos seguir así; ni aceptamos irnos a casa con un hachazo del 30% en nuestros ingresos en caso de ERTE.

 

 

Los empresarios han ganado mucho dinero durante este tiempo, a costa de nuestra salud, como venimos denunciando hace mucho tiempo.

 

Ahora esta crisis no la podemos pagar los de siempre, ya pagamos la anterior, este gobierno debe elegir de qué lado está.

 

NI VAMOS A PAGAR CON NUESTRA SALUD, NI CON EL PAN DE NUESTRAS FAMILIAS.

 

Y SI ES NECESARIO TIRARNOS AL MONTE, MUCHOS ESTAMOS DISPUESTOS.

 

 

 

 

 

 

Continuar leyendo

Publicidad