Connect with us

Morón

Información al consumidor alerta sobre el timo de las «revisiones de gas butano»

Publicado

on

Ante el incremento de quejas y reclamaciones de consumidores .

Desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) se informa que en los últimos meses se ha detectado en un incremento de reclamaciones y quejas de consumidores por la actuación de determinadas empresas que realizan visitas a domicilio para revisar las instalaciones de gas butano. Se ha comprobado que estas empresas se aprovechan del desconocimiento y de la buena fe de las personas para obtener unos beneficios usando prácticas que podrían calificarse como

engañosas.

A continuación se detalla la información básica que debe disponer todo propietario de instalaciones de este tipo, se describe la actuación de estas empresas y se ofrecen consejos para evitar estos engaños.

 

INFORMACIÓN BÁSICA

¿Cada cuánto tiempo hay que realizar la revisión de las instalaciones de gas butano?

Las revisiones se realizarán cada cinco años.

¿Quienes son los responsables de encargarlas?

Los titulares o los usuarios actuales de las instalaciones son los responsables de encargar las revisiones periódicas de su instalación, debiendo contactar con la empresa instaladora de gas autorizada que usted elija.

¿En qué consiste la revisión?

La revisión consistirá básicamente en la comprobación de la estanqueidad de la instalación y la verificación del buen estado de conservación de la misma, la combustión higiénica de los aparatos y la correcta evacuación de los productos de la combustión.

Es importante conocer que durante la revisión no se sustituye ningún elemento de la instalación.

Si las instalaciones reunieran todas las condiciones se emitiría un certificado con un plazo de validez de cinco años.

Si no reunieran las condiciones se entregaría un informe de anomalías debiendo el propietario contactar con una empresa instaladora autorizada para corregirlas.

¿Cómo se puede saber cuándo corresponde realizar la revisión?

Si se dispone de certificado de revisión, a los cinco años de su fecha. Si no se dispone de certificado habría que consultar con el suministrador de la zona (Repsol Butano o CEPSA).

¿Tengo que comunicar al suministrador el resultado de la revisión?

El propietario de la instalación debe entregar una copia del certificado al suministrador para que éste tenga constancia que las instalaciones han sido revisadas.

¿Caducan las gomas de las instalaciones de gas butano?

Sí. La fecha de caducidad está impresa en las gomas y es de fácil lectura.

¿Caducan los reguladores?

No.

¿El cambio de las gomas y de los reguladores tiene que ser realizado por empresas

instaladoras autorizadas?

No tiene porqué. El cambio de las gomas y del regulador lo puede realizar cualquier persona, incluso

el propio usuario.

ACTUACIÓN DE LAS EMPRESAS QUE HAN SIDO OBJETO DE RECLAMACIONES

Las empresas a las que hacemos referencia pretenden ganar la mayor cantidad de dinero posible no realizando las revisiones, sino sustituyendo elementos de la instalación (sean o no necesarios) a precios abusivos.

La forma de actuación es la siguiente:

Suelen actuar por zonas o localidades, visitando el mayor número de domicilios en poco tiempo. En el caso de localidades pequeñas, se personan ante las autoridades locales informando de que van a visitar los domicilios de los vecinos para hacer las revisiones de gas. De esta forma, se presentan diciendo que cuentan con la autorización del Ayuntamiento para las revisiones. Cuando acceden al

domicilio, no informan de sus precios y condiciones ni preguntan si las instalaciones cuentan con un certificado de revisión en vigor. Se dirigen directamente a las instalaciones y realizan las actuaciones que estiman oportunas. Los reguladores los cambian siempre aunque no sea necesario. Una vez finalizado le pasan al consumidor unas facturas muy elevadas (sobre 150 euros) creando una situación comprometida por las siguientes causas:

· El consumidor no dispone de tiempo para pensar con tranquilidad y comparar precios con otras empresas instaladoras.

· Cuando se niegan a pagar les amenazan con dejar la instalación totalmente desmontada.

· Si acceden a pagar, les ponen a la firma no sólo la factura, sino también un presupuesto previo para justificar su actuación ante posibles reclamaciones. De esta forma argumentan que antes de actuar informaron debidamente al consumidor y le entregaron un presupuesto que fue aceptado.

Como, al fin y al cabo, no han realizado la revisión, le cobran un dinero por un contrato en el que se comprometen a llevarla cabo en el plazo de cinco años.

¿CÓMO PODEMOS DEFENDERNOS ANTE ESTAS PRÁCTICAS?

Un consejo básico para un consumidor ante cualquier acto de compra, es que compare precios antes de decidirse. La actuación de estas empresas busca evitar precisamente esto, por lo que el primer consejo es evitar que ninguna empresa realice ningún servicio a domicilio sin la presentación de un presupuesto previo y de que se haya comparado este presupuesto con el de otras empresas instaladoras. Es decir, hay que dejar bien claro a las empresas que lo único que se les va a permitir

cuando entren en el domicilio es que realicen un presupuesto y que ya se les avisará otro día si finalmente éste es aceptado.

El segundo consejo es que se facilite a todos los ciudadanos la información básica sobre las condiciones de las instalaciones de gas butano.

 

El tercer consejo es cerciorarse de cuándo corresponde realizar la revisión (bien buscando el último certificado o consultando con el suministrador de la zona). Si se tuviera que hacer la revisión, se aconseja pedir varios presupuestos a instaladores de confianza.

Si en su localidad han ocurrido casos similares, puede ponerse en contacto con el Servicio de Consumo para informarse de la mejor forma de proceder.

Si se siente presionado para tomar una decisión cierre la puerta y no les deje pasar y si insisten llame a la Policía.

Continuar leyendo