Los tres canditatos

Escrito por  Diderot. Opinión Domingo, 13 Julio 2014 08:02
Valora este artículo
(0 votos)

Opinión. Estoy siguiendo con atención el proceso de primarias para elegir al secretario general del PSOE como sigo, en general, la evolución política de nuestro país.

Confieso que no acierto a entender el proceso. Me parece que consiste en, por mor de un proceso mediático que dé a entender lo democrático que son en el PSOE y en hacerse unos días de propaganda, en poner la carreta por delante de los  bueyes.

En el fondo me huele a trampa, me huele a engaño.

Sí, afirmo que elegir primero al Secretario General de un partido y luego hacer el Congreso de dicho partido es poner la carreta delante de los bueyes. Por cierto, el congreso también lo van a hacer los 200.000 supuestos militantes? ¿Ya han pensado en la sala? Van a necesitar varios estadios de fútbol o plazas de toros.

A no ser que esté ya predeterminado lo que el Congreso va a dictaminar, lo cual presupone que alguien o alguienes lo tienen predeterminado de antemano, ¿no es posible que en el Congreso triunfen unas tesis que no le vayan bien al candidato seleccionado?

Supongan ustedes que en dicho congreso el PSOE decide volver a su historia y aprueba reclamar un referéndum monarquía o república, decide ser partidario del “derecho a decidir catalán” o decide cambiar la Constitución para volver a su estado original el artículo 135 de la Constitución cambiado con nocturnidad y alevosía por Zapatero y Rajoy. Supongan ustedes que los militantes que asistan al congreso deciden volver a un socialismo marxista que se parezca algo al de Largo Caballero. Supongan ustedes que el PSOE decide en su congreso que no va a establecer nunca una “Gran coalición” con el PP que salve el régimen de la transición monárquica y que su política va a girar hacia la izquierda buscando derrotar a la derechona  corrupta, antidemocrática y neoliberal del PP, buscando un entendimiento con Izquierda Unida y otras fuerzas de izquierda que permitan un programa en beneficio de la mayoría social que rescate los derechos laborales, los derechos perdidos por los recortes, las pensiones…

En el caso de que tales cosas se aprobaran en el próximo congreso del PSOE el Secretario General del PSOE no podría ser otro que Pérez Tapia. Es el único que ha apuntado en esas direcciones. Si salieran elegidos cualquiera de los otros dos, Medina o Sánchez, tendrían que dimitir al día siguiente del congreso. Por coherencia.

Si no saliera ese programa en el congreso sino otro bien distintos y, por casualidad hubiera resultado elegido Pérez Tapia como Secretario General con anterioridad, el que tendría que dimitir es Pérez Tapia.

La lógica, casi matemática, dice que primero viene el congreso  y en relación con lo aprobado en el congreso se elige la dirección que se crea lo que el congreso ha aprobado. Pero si se elige primero la dirección y luego se celebra el congreso , la primera puede no responder a los acuerdos del segundo.

Pues eso, poner la carreta antes que los bueyes.

Este método de trabajo que consiste en poner las personas por delante de las ideas puede resultar muy moderno, muy mediático, muy yanqui, pero lo que fomenta es el individualismo frente a lo colectivo, lo mediático frente a las ideas, el espectáculo frente a la sustancia. Si ese es el camino que quiere transitar la izquierda se puede decir que la izquierda, de partida, ya está derrotada.

El individualismo, el fomento de los mediático ante lo ideológico y del espectáculo frente a la seriedad y la reflexión, son contravalores para la izquierda. Como el consumismo, la insolidaridad o la inequidad. Si la izquierda asume todos estos contravalores entonces no hace ninguna falta. Ya está el capitalismo que los representa mucho mejor

 

Modificado por última vez en Domingo, 13 Julio 2014 08:05