Tocado y…hundido

Escrito por  Diderot Opinión Martes, 27 Mayo 2014 07:27
Valora este artículo
(0 votos)

Opinión. Más de 2.600.000 (dos millones seiscientos mil) electores han dejado de votar al PP en estas elecciones europeas de 2014 con respecto a quienes le votaron hace cinco años, en 2009.

Más de 2.500.000 (dos millones quinientos mil) electores han dejado de votar al PSOE en la misma situación.

Ninguna de estas pérdidas se ha debido a que la gente haya votado menos. Por el contrario el porcentaje de participación ha sido unas décimas más altas que en 2009.

No hay ninguna duda. Casi 5.200.000 (cinco millones doscientos mil) votos son muchos votos. El castigo que ha recibido el bipartido PPSOE ha sido importante. Necesario y fundamental. Pero no suficiente.

Y lo mismo ha ocurrido en toda Europa.

A pesar de los millones de votos que han perdido en toda Europa los de la “Gran Coalición” van a poder seguir gobernando. Por eso he dicho que los resultados electorales, aunque prometedores, no son suficientes.

¿Qué podemos hacer entonces las fuerzas de izquierdas si queremos cambiar la insoportable situación a la que no han conducido los partidarios del neoliberalismo?

Es evidente que tenemos que unir nuestras fuerzas. Para combatir mejor al neoliberalismo en Europa y para intentar derrotarlo en las próximas elecciones en España.

Entre Izquierda Unida y Podemos suman más de 2.700.000 (dos millones setecientos mil)  sufragios. Las condiciones están dadas para que pueda producirse el “sorpasso”, sobrepasar en votos al PSOE.

En esas condiciones el PSOE, salvo que quiera suicidarse, no tendría más remedio que unir sus escaños a los de Izquierda Unida y Podemos. Su propia militancia de base se lo reclamaría. Ese sería el momento de presentar un programa de ruptura que desembocara en un proceso constituyente que acabara con la corrupción en el marco de una república anticapitalista, federal y laica.

Nadie dice que eso vaya a ser fácil. Pero este palo que ha recibido el bipartidismo no deberíamos desaprovecharlo las fuerzas de izquierdas.

La santísima trinidad de esta tarea tendría que estar formada por tres requisitos: unidad, respeto y ausencia de sectarismo.

Se ha abierto una ilusión. Hagamos camino al andar.

Diderot.

Modificado por última vez en Martes, 27 Mayo 2014 07:37