Izquierda Unida, una fuerza política seria con sensibilidad social

Escrito por  Redacción Opinión Lunes, 14 Abril 2014 06:32
Valora este artículo
(0 votos)
Imagen de archivo. XIX Asamblea de IU donde fue elegido Antonio Maillo coordinador andaluz Imagen de archivo. XIX Asamblea de IU donde fue elegido Antonio Maillo coordinador andaluz

Opinión. La crisis en el gobierno de la Junta de Andalucía y su posterior resolución han dejado  pistas para que podamos poner a cada una de las fuerzas que están presentes en el Parlamento Andaluz en su sitio. Intentaré un análisis basándome en los hechos, lo más objetivo que pueda.

1)La sensibilidad del PP por los problemas de los ciudadanos es más bien escasa. El gobierno central ordena el desalojo de la Corrala La Utopía, cuando los vecinos y varias instituciones, entre ellas el Ayuntamiento de Sevilla, se encuentran en un proceso de negociación con el dueño del inmueble, Ibercaja. Se les ha visto también muy claramente las ganas que tienen de que se rompa el pacto de gobierno. Decir que Izquierda Unida tiene secuestrado el gobierno andaluz demuestra una radicalidad de extrema derecha que les viene de un pasado franquista al que no renuncian.

También ha demostrado su falta de sensibilidad el PP en e l Ayuntamiento de Sevilla, con Zoido a la cabeza, negándose a colaborar en la solución del problema de los desalojados.

2)El PSOE tampoco ha demostrado una gran sensibilidad por dar techo a los que estaban durmiendo en la calle. Lo que sí ha mostrado Susana Díaz, y quienes le hayan aconsejado, es un autoritarismo fuera de lugar. En vez de intentar resolver el problema en el seno de la comisión PSOE-IU que existe para tratar los temas de gobierno, de forma muy imprudente, la Presidenta de la Junta de Andalucía echa  un órdago a sus socios de gobierno. Órdago que se tiene que comer con papas al poco tiempo ,y rectificar,  ante la postura firme de IULV-CA. Durante el poco tiempo que ha durado la crisis de gobierno  hemos tenido ocasión de darnos cuenta que Susana Díaz no estaba segura  siquiera de la supuesta “ilegalidad” achacada a la Consejería de Fomento y Vivienda.

Informes del Defensor del Pueblo y una  sentencia del Juzgado de Instrucción número tres de Sevilla, exigían a las autoridades competentes  realojar a aquellos desalojados en riesgo de exclusión social y con menores a su cargo.

3)Izquierda Unida, por su parte, ha demostrado tener la suficiente sensibilidad social, como corresponde a una fuerza de izquierdas, hacerse eco de las demandas de la sentencia mencionada y del las peticiones del Defensor del Pueblo Andaluz, y tener la suficiente firmeza como para decirle a Susana Díaz y a la parte del PSOE que sintoniza en esto con ella, que si no se retractaba el acuerdo de gobierno estaba roto. Lo ha hecho, además, con elegancia y con prudencia, con un discurso muy bien temperado.

Ha demostrado ser una fuerza política seria. Y ha demostrado también una cosa muy importante: que le importan más las personas que los sillones.

Si Susana no hubiera rectificado, devolviendo las competencias de vivienda retiradas a la Consejería de Fomento y Vivienda, Izquierda Unida se hubiera retirado del gobierno de la Junta de Andalucía.

Sin esa firmeza por parte de Izquierda Unida, el PSOE no hubiera reculado. ¿Quién puede dudar, viendo como se han desarrollado los acontecimientos, de que ello es  así?

Creo que Izquierda Unida sale reforzada de esta crisis ante las fuerzas políticas, ante la sociedad y ante su propia militancia que, excluyendo a algunas “notables personalidades”, se han sentido orgullosos de la combinación de temperancia  y firmeza con que se ha conducido su dirección durante el conflicto.

Modificado por última vez en Lunes, 14 Abril 2014 07:18