“Salvar vidas o salvar una navidad”. De un hijo de una de las residentes de San Francisco afectadas por COVID al pueblo de Morón

Escrito por  Francisco Javier Soldado Opinión Sábado, 12 Diciembre 2020 09:07
Valora este artículo
(6 votos)
Una operaria realiza tareas de desinfección en la residencia de ancianos de Morón Una operaria realiza tareas de desinfección en la residencia de ancianos de Morón

_Soy Francisco Javier Soldado, hijo de una de las personas afectadas por Covid-19 en la residencia pública San Francisco.

 

 

Ante todo quisiera empezar dando las gracias al magnífico equipo personal de la residencia por el trabajo que hacen hacia nuestros mayores , estando día a día al pie del cañón , dando un trato ejemplar a todos los abuelos y abuelas que allí tienen su hogar.

 

Por otro lado quisiera dar un toque a atención a los que, creyéndose inmunes, van incumpliendo las normas. Nadie por muy protegido que nos creamos estamos a salvo de este maldito virus.

 

Me consta que en la Residencia se han tomado todas las medidas posibles para que el virus no entrara en ella, y sin embargo el virus ha entrado.  No quiero desde aquí responsabilizar a nadie porque en un descuido todos podemos contagiarnos. Tampoco me gustaría que las personas,deseosas de hacer leña del árbol caído, vuelquen sus míseros mensajes en contra de los profesionales que allí trabajan por que estoy seguro que mi madre siendo una de las infectadas no tendrá rencor hacia nadie porque nunca lo ha tenido .

 

Quiero dar otro toque a quienes anteponen su interés económico a la salud de los demás. Tenemos ejemplos de gente que se rasgan las vestiduras por las medidas -más o menos acertadas- de los distintos gobiernos para evitar el contagio masivo. Gente que ve más la necesidad de convivir o de ignorar el virus que el de intentar entre todos parar la propagación de la enfermedad .

 

Me llama la atención lo viral que se puede hacer un vídeo lamentándose de no poder ganar más dinero y no ver a nadie lamentarse por los abuelos ya fallecidos en la población, quizás porque para algunos no les son rentables económicamente .

 

Lamento también la prestación de micrófonos de medios locales a gente que niega o pone en entredicho esta pandemia y que esos mismos micrófonos no tengan el mínimo interés por la situación de los abuelo@s en nuestra localidad, ni por las condiciones en la cual los trabajador@s de la Residencia MEDITERRANEO tuvieron que hacer frente al brote Covid que costó 14 vidas de personas que lo han dado todo y que, ahora, para muchos, son solo números que sumar a las estadísticas.

 

Escucho conversaciones manchadas de alcohol, cargadas de ignorancia y de supuesta inmunidad hacia el virus, gente que no respeta las medidas y se creen virólogos especialistas en pandemia.

 

 

“Salvar la navidad”, lema de sectores empresariales , muchos de ellos incumplidores de las más mínimas medidas de seguridad tanto para el público como para sus propios trabajadores. Pues no,  no se trata de salvar la navidad, se trata de salvar sus cuentas corrientes, las del trabajador seguirán siendo igual de precarias con o sin pandemia.

 

Llega la Navidad y con ellas las luces que ciegan a muchos en vil acto del consumismo indiscriminado, fiesta en las cuales convive las buenas intenciones y la más cruel de las hipocresías , fechas en las cuales , según la tradición cristiana , sirve para hacer buenos actos y limpiar nuestras sucias conciencias con actos hacia el prójimo que durante el resto del año nos importa bien poco .

 

Para mí la mayor celebración será cuando sin mascarilla ni protección pueda sentir el calor del abrazo de mis seres queridos y el mayor abrazo el de mi madre y entonces si tendré motivo para celebrar, para hacer una buena comilona o simplemente un café frente a ella, escuchando sus historias y viendo esos ojos, que aunque pequeños , tienen tanto visto y vivido .

 

 

Podemos seguir viviendo sin unas navidades, sin grandes mesas llenas de buenos manjares, pero lo que no creo que podamos seguir viviendo sin los seres queridos en la mesa que,  aunque humilde,  esté repleta de seres queridos. Salvemos a las personas para poder tener motivos para reunirnos sean o no navidad, que al fin y al cabo es solo una fecha más....

 

Esperando una pronta y rápida recuperación de tod@s los que están pasando por esto, os deseo una vida, que aunque no sea como la de un rey, pero al menos la pasemos con los que queremos a nuestro lado.

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Sábado, 12 Diciembre 2020 10:04