Opinión. Una periodista cabal. Por Diderot

Escrito por  Diderot Opinión Miércoles, 21 Octubre 2020 08:35
Valora este artículo
(4 votos)

_El deber del periodismo es el de informar objetivamente sobre lo que acontece. El periodismo también puede opinar sobre lo que le parezca según su propio saber y entender siempre que quede bien claro que se trata de una opinión y no se quiera hacer pasar  por  una información objetiva, contrastada.

 

 

Ser buen periodista no es mantener siempre una posición “neutral”

 

El periodismo tiene que ser beligerante  ante la mentira y no dejarse llevar por tópicos o lugares comunes (como es hoy día la generalización excesiva)  por más insistentemente que se repitan. El buen periodismo tiene que buscar la verdad y en este sentido tiene que ser un periodismo de investigación, como por ejemplo ese periodismo que sacó a la luz “Los papeles de Panamá”

 

El verdadero periodismo tiene que ser un contrapoder de los abusos de los poderosos, que denuncie implacablemente la corrupción y el delito de aquellos que, casi siempre salen impunes.

 

En España hay muchos y muchas periodistas que se comportan siguiendo las reglas deontológicas de la profesión. Y muchos más que las incumplen sistemáticamente. Distinguir a unos y otros (unas y otras) es fundamental.

 

Ángels Barceló dirige el programa “Hoy por hoy”, por las mañanas, en la Cadena SER. Me ha gustado  su postura ante la gestión de Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado: Ha dicho días pasados: “Creo que hoy queda demostrado que a quien hay que pedir responsabilidades es a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso”  y siguió diciendo: “Y voy más allá, hay que pedir responsabilidades al vicepresidente, Ignacio Aguado, que con su actitud está perpetuando a Díaz Ayuso al frente de la presidencia. Y todo esto lo está haciendo a costa de algo tan delicado como es la salud de todos los madrileños”.

 

 

Hoy mismo, 20 de octubre, le he escuchado decir que Casado mantiene una actitud antidemocrática al no querer dialogar con el gobierno hasta que no echen al vicepresidente Pablo Iglesias. Esta verdad evidente no se atreven a proclamarla una gran cantidad de plumíferos que prefieren ponerse de perfil, cuando no reír la gracia, ante el político, juez,  monarca o poderoso de turno.  No vaya a ser que eso le perjudique.

 

Ni todos los políticos, ni todos los negros, ni todos los médicos, ni todos los periodistas son iguales.

 

 

Ángels Barceló me parece una gran profesora comparada con tanto burro (“Todo es igual, nada es mejor/ lo mismo un burro que un gran profesor”, dice el tango).

 

La generalización excesiva, ese vicio del pensamiento tan extendido, produce una gran confusión que es letal para nuestras mentes. Huyamos de ella como de la peste.  Y denunciémosla.

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 21 Octubre 2020 09:21

 

CArrusel
Toldos Cantero
Viveros Rey
Bocados 03052018
Vanesa Vargas
Plug Connect
Bar Neno