Pablo y Cayetana. Por Juan Segura

Escrito por  Juan Segura Opinión Viernes, 21 Agosto 2020 10:17
Valora este artículo
(3 votos)

_Es una buena noticia para la política española que la marquesa ultraderechista, soberbia  y malhablada haya sido destituida como portavoz del grupo parlamentario del PP. A ella no le ha sentado nada de bien y se va despotricando de Casado.

 

 

En verdad la situación era insostenible. Cayetana era un “verso libre” que creía, y cree, que vale ella más que todo el PP junto. Naturalmente los demás del PP, incluyendo a los diputados y diputadas del grupo parlamentario, no la tragaban.

 

Los resultados electorales últimos y las declaraciones criticando al Rey Emérito por poner “pies en polvorosa” han roto la cuerda.

 

Con todo el dolor del corazón de Pablo, Pablito y Pablete que la puso en el cargo por “afinidad ideológica” en contra de la opinión de la inmensa mayoría del PP  y por encargo de su admirado José María Aznar.

 

 

Una buena decisión de Casado que podría tomar otra en coherencia con la destitución de Cayetana Álvarez de Toledo: destituirse él mismo y, de paso, destituir también a Teodoro, el ciezano campeón mundial de escupir huesos de aceituna.

 

Quizás de esta manera sería más creíble la pretensión de presentar al PP como un partido moderado, centrado.

 

Y es que mientras el PP no rompa con su pasado franquista, facha, no hay nada que hacer.

 

 

Sería una magnífica noticia que el PSOE también rompiera con su reciente pasado monárquico, dejara de apoyar lacayamente a los Borbones y volvieran por su identidad republicana.

 

¡Ay! cuánto saldríamos ganando todos los españoles con la III República Federal.

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 21 Agosto 2020 12:03