CERCA DEL CASTILLO. “Leña al mono”. Por Paco Pavía

Escrito por  Paco Pavía Opinión Domingo, 03 Mayo 2020 00:27
Valora este artículo
(5 votos)

Cuando ocurre una desgracia individual o colectiva y no tenemos nada ni nadie concreto para culpar de ese desastre,   buscamos ansiosamente una “cabeza de turco”  donde descargar nuestro odio y esa ira irracional qué llevamos dentro. También recurrimos a buscar un “chivo expiatorio” cuando los culpables somos nosotros o nuestros amigos,  o nuestro equipo de fútbol, o nuestro partido político y no queremos asumir responsabilidades.

 

Las religiones monoteístas se han encargado muy bien de meter miedo a nivel  individual con el concepto de CULPA.

 

No importa lo que hagas, por el simple hecho de nacer, ya estás manchado de pecado. Tanto si haces, como si no haces, como si dejas de hacer…siempre estaremos pecando y culpándonos. Ya sea comiendo pasteles, masturbándonos, bebiendo alcohol, fumando marihuana, inflándonos de bacon o deseando mentalmente a la pareja de un amigo o amiga. No hay escapatoria,  “Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa”. Y si no, culpamos al que nos caiga peor o al primero que pase.

 

 

Los culpables siempre son otros,  o  los políticos que no piensan como nosotros,  los ciudadanos de otro país,  los de otra raza,  los pobres,  los homosexuales, los vecinos, etc…Nunca asumimos responsabilidades.

 

Con este follón del Covid-19 tenemos un montón de ejemplos de barbaridades  buscando echar culpas al de enfrente.

 

 Donald Trump no para de decir “Virus chino”  aunque sus mismos científicos le han dicho que no viene de un laboratorio, viene de la naturaleza. Pero cómo ha de buscar responsables ante su público, pues nada…leña a China.

 

Por su parte China dice que fue expandido por espías norteamericanos.

 

A Boris Johnson, como lo  han curado de milagro un portugués y una neozelandesa, está siendo un poquito más comedido y de momento no culpa a nadie en público. Al principio decía que no pasaba nada, que el Brexit le salvaría, pero con las fatiguitas que ha pasado……¿ habrá cambiado para mejor  esta criatura?

 

En España, los a-políticos de Vox no dejan de señalar las manifestaciones feministas del 8 de Marzo como origen de todo mal, aunque su congreso de tres días también fuera ese fin de semana y aunque su líder de  apellidos anglosajones compuestos, aún está comprando kleenex.  Además se jugaron cientos de eventos deportivos ese Domingo (solamente  en el Betis-Real Madrid había 60.000 personas). Para este constitucional partido, la culpa la tienen las gentilmente denominadas “femi-nazis”.

 

El partido popular descarga también en el 8 de Marzo, aunque apoyó la marcha para defender un “feminismo sin etiquetas” como dijo textualmente la portavoz popular Cuca Gamarra. María del Mar Blanco y Ana Camins también fueron en representación del PP.  Por supuesto  el gobierno actual es el diablo. Sólo  ellos están preparados para dirigir el país. Esta ruina no es por un virus, es por culpa de comunistas, bolivarianos, etarras, ateos,  independentistas……en definitiva… ¡¡¡ Rojos y maricones !!!.

 

 Ciudadanos ha suavizado últimamente su discurso, menos Toni Cantó y sus becarios youtubers. Supongo que estará esperando su traspaso de militancia a su cuarto o quinto partido político (compite con Rosa Díez o Irene Lozano por el número de principios ideológicos qué se pueden tener en muy pocos años).

 

Meritxell Budó portavoz de la Generalitat se lució al decir que si Cataluña hubiera sido independiente, habría habido menos muertos. Este es el nivel ciéntifico-social, echar la culpa de una pandemia a una frontera.

 

El Gobierno  echa las culpas a las comunidades gobernadas por otros y del caos madrileño culpa a la cándida presidenta de Madrid que ayer se fotografió junto a montones de personas en la “fiesta” del cierre de Ifema.  

 

El tiempo colocará en su sitio a todo el mundo. Pero eso no quita que esta lucha  encarnizada hispana, que tan bien describió Machado en sus “Proverbios y Cantares” o Goya en su “Duelo a Garrotazos”,  se vuelva como siempre en contra del país entero.

 

 El gobierno está equivocándose más que una escopeta de feria,  a veces  lo reconocen.  El lenguaje bélico utilizado  es equivocado. En mi opinión  debería consensuar las medidas con los demás partidos, comunidades autónomas y agentes sociales. Le están dando por todos lados, así que apechuguen y gobiernen, para eso le pagamos.

 

Llamar asesino a un dirigente por este virus, me parece miserable. No creo que ni  Bolsonaro, ni Trump, ni Johnson, ni Macron, ni Conte, ni Sánchez, ni ningún dirigente mundial por mentecato que sea, quiera que se le mueran sus conciudadanos (ni el de Filipinas, Rodrigo Duterte que  tira a matar).

 

 

Pero aquí en España, el pim pam pum,  la leña, la caña  de verdad,  se la están dando al doctor Fernando Simón.

 

Este “mañico” tiene el Curriculum más impresionante que un médico o científico puede tener. No lo voy a detallar porque necesitaría varios folios.  Solo decir que el PP lo fichó en 2012 y lo hicieron Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, cargo que aún ejerce.

 

¿Que no supo anticiparse? Por supuesto, y reaccionó cuando pudo. Las presiones económicas son muy fuertes, tanto para cerrar como para abrir un país. ¿Que se equivoca? Por supuesto. La ciencia y la sabiduría avanzan con las dudas, alcanzar una certeza es el principio de una nueva duda. No se hacen vacunas en dos días ni se acierta siempre en medicina, ¡¡¡ pues claro que no !!!.

 

Un político sí es responsable de que no haya material sanitario o suficientes profesionales en la Sanidad Pública, pero un científico siempre busca mejorar y solucionar problemas aunque también necesitan la voluntad política de presupuestar fondos para investigar.

 

 

Bajo el pelo blanco de Simón debe haber un  tsunami de pensamientos, dirigiendo las 24 horas  el problemón de su vida. Después de pasar por la enfermedad, a saber lo que está aconteciendo en  su amueblada cabeza.

 

Es verdad que  tiene la cara del malo chiquitito de “Érase una vez el hombre” y también se parece a “Igor” del “Jovencito Frankenstein”, pero también tiene un aspecto  de bonachón y de buena gente que “no ze pué aguantá”.

 

Escuchar a desalmados periodistas, pijos cantores andaluces desafinados, cenutrios variados y políticos analfabetos en medicina meterse despiadadamente con él, produce dolor de oído a cualquier persona con dos gotas de sensibilidad.

 

Es la paradoja del sabio. La ignorancia es creer que ya se tienen todas las certezas y la sabiduría nace del error y la duda. 

 

 

 SALUD                      Paco Pavía.  Morón – 2 de Mayo de 2020

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Domingo, 03 Mayo 2020 08:07

 





Mentidero
Toldos Cantero
Plug Connect
Segajoya
LOLA COMPLEMENTOS
Grafidos
Bar Neno