Cartas al Director.80 Familias que desconfían de su alcalde

Escrito por  Anónimo. Opinión Viernes, 24 Mayo 2013 17:48
Valora este artículo
(0 votos)
Usuarios del servicio de ayuda a domicilio esta mañana en las puertas del Ayto. de Morón Usuarios del servicio de ayuda a domicilio esta mañana en las puertas del Ayto. de Morón

Ya van 19 días de huelga de las trabajadoras de ayuda a domicilio de Morón de la Frontera, 19 días de lucha, de lágrimas y de cansancio acumulado. Y no se crean que esto es una batalla aislada, como muchos moronenses piensan, moronenses que no se sienten identificados con el problema y no se acercan a las manifestaciones ni corroboran sus protestas, no, es una lucha completa de la que depende todo el pueblo.
¿Acaso no tenemos abuelos? ¿Cuántos de vuestros familiares no están ahora solos en su casa, sin saber en qué matar el tiempo, sin poder hacer limpieza, ni asearse, ni entretenerse en soledad?
Esta situación es incomoda e insufrible para todos ellos, por eso hoy no he podido evitar emocionarme al escuchar hablar en público a algunos de esos abuelos, con la voz rota, desanimados, cansados y abatidos, que se sienten abandonados por su ayuntamiento.
Y, voy más allá, no son solo esas 80 mujeres las que están sufriendo por no poderle echar una mano a los abueletes, y tampoco sus más de 160 usuarios necesitados de este servicio, somos 80 familias las cuales la mayoría comemos de ese sueldo. La mayoría ya con el agua hasta el cuello, ya que tampoco se incentiva desde este ayuntamiento el empleo en este pueblo y que emigramos y salimos, nos desesperamos por buscar el pan.
Y mientras tanto, ahí está nuestro equipo de gobierno, equipo que hemos votado democráticamente para representarnos como pueblo y que luego no es capaz de asomarse a un balcón. Equipo de gobierno que se toma una tapa delante de estas trabajadoras ajenos totalmente a sus problemas, ni siquiera parecen inmutarse de su presencia, sonríen y beben cerveza, claro, como son una panda de enchufados que nunca han tenido ni tendrán problemas de dinero... mientras cientos de jóvenes sobradamente capacitados esperamos en la retaguardia que nos den una oportunidad o nos vamos del pueblo, los más sabios, porque ellos no son capaces (o no quieren, o se hacen los tontos) de solucionar nuestro problema. En fín, eso es otra historia.
Esta es la impotencia de las trabajadoras de Aproni, que se sienten solas ante el peligro, que se sienten abandonadas por su alcaldía, ignoradas por muchos, y apoyadas por unos pocos, que por suerte, les ayudan a seguir luchando por su sueldo cada día.
Gracias alcalde por asomar tu cabeza y tratarlas de iguales, de tú a tú, te has coronado.

Modificado por última vez en Viernes, 24 Mayo 2013 18:03