Recordar a Menese, el de la voz directa y franca, indispensable

Escrito por  Felipe Alcaraz Opinión Viernes, 05 Agosto 2016 08:34
Valora este artículo
(0 votos)

Opinión. Elevan monumentos funerarios de humo en los medios del sistema, aunque muy pocos aluden a su condición de comunista.

Había varios homenajes inminentes dedicados a José Menese, que han llegado tarde. También Menese pensaba vivir siempre un día más. Pero no ha sido posible y ha muerto acompañado de la soledad, como decía su gran disco De las soledades vengo… Se había dicho que un comunista es aquel que nunca está solo. Tras las últimas fases del capitalismo, realmente un comunista es aquel que sabe estar solo. Resistir. Mantener la coherencia.

Recordar, etimológicamente, es encontrarse de nuevo en el corazón. Un corazón que siente, pero que también piensa (según los estudios el corazón dispone de hasta 40.000 neuronas). Pero no es tan fácil recordar a Menese para muchos, porque, a pesar de la proximidad mediática que da la muerte de un famoso (más bien “popular”, entre los marginados, entre los explotados), Menese no estaba en el presente de muchos. El gran Menese, el de la voz directa y franca, indispensable, como una de las voces que no callaron durante la dictadura en el mundo del flamenco, en el mundo del jondo, y decir eso no es decir cualquier cosa. Y ojo, no es que fuera un antiguo, un purista; en todo caso fue en clásico y, más que eso, alguien que no se doblegó al mercado, que no quiso entregar ni su vida ni su obra al chalaneo de las frivolidades que venden; que no quiso entregar su silencio en el altar de los cuarenta años de dictadura y que, por eso, en letra y música, cantó a la rebelión, a la insumisión, a la lucha por las libertades, como se decía antes (está claro ya que, andando el tiempo, libertad y democracia no son exactamente sinónimos).

Ahora, este cantaor de muerte imposible, dicen que ha muerto. Lo ensalzan y le elevan monumentos funerarios de humo en los medios del sistema, aunque muy pocos aluden a su condición de comunista, que lo fue y siguió siendo. José Menese, nosotros, los comunistas españoles, no te elevamos un monumento de humo; simplemente te recordamos, te abrazamos en el patio sentido del corazón de tanta gente que luchó junto a ti y acompasó su lucha al trueno contenido de tu voz inolvidable. Que la tierra te sea leve, camarada

Modificado por última vez en Viernes, 05 Agosto 2016 09:31