Opinión. Pan y circo.

Escrito por  Jesús Álvarez Opinión Domingo, 21 Febrero 2016 23:26
Valora este artículo
(0 votos)

Opinión. Ya desde la época del Imperio Romano, los emperadores construían enormes y majestuosos edificios para mostrar su grandeza y para que su pueblo estuviese entretenido. Años han pasado desde entonces pero, a los “emperadores” actuales, la fórmula de pan y circo les sigue funcionando.

Tanto el actual equipo de gobierno local como los partidos de la oposición, saben perfectamente los “espectáculos” que el pueblo reclama. Por ello, y pese a que las arcas de nuestro Ayuntamiento se encuentran en un pésimo estado, se destinan subvenciones y se otorgan concesiones a los distintos eventos culturales de nuestro pueblo.

Hay quienes piensan que desde Ciudadanos Morón somos contrarios a la celebración de la Semana Santa, el Gazpacho, el Carnaval o cualquier otro evento cultural que se realice en nuestro pueblo; nada más lejos de la realidad. Hay quienes piensan que si se reducen o eliminan las partidas presupuestarias destinadas a tales eventos, la celebración de estos correría un grave peligro; eso es simplemente mentira. Un buen “capillita” siempre será un buen “capillita” y un buen “carnavalero” siempre será un buen “carnavalero. Mientras tras los eventos culturales de nuestro pueblo existan personas a las que les mueva su pasión, estos seguirán existiendo y no habrá limitaciones económicas que les impidan disfrutar de los mismos. Si por el contrario me equivocase, la explicación sería tan sencilla como que hay muchos moronenses que presumen de lo que no son en realidad.

También existen quienes defienden esas partidas presupuestarias con el argumento de que generan ganancias en los comercios locales. Sí, es cierto, pero reflexionen. Si en Morón hubiese menos paro y la situación económica de las familias mejorara, las repercusiones sobre los comercios locales no se ceñirían a unas fechas concretas, a unos comercios concretos ni a unos barrios concretos. Todos saldríamos ganando, es una cuestión de lógica.

Desde Ciudadanos Morón pensamos que nuestro pueblo tiene otras necesidades mucho más urgentes en la actualidad a las que destinar partidas presupuestarias. Crear un plan de empleo, disminuir la desigualdad social, mejorar la calidad de los servicios a la ciudadanía, ayudar a las empresas, apostar por los autónomos, son sólo algunos ejemplos.

Seamos sensatos, un Ayuntamiento que se ve obligado a devolver ayudas para proyectos porque no tiene un solo euro para aportar su porcentaje correspondiente para desarrollarlos, no puede permitirse el lujo de subvencionar económicamente un Gazpacho. Un Ayuntamiento que no tiene un solo euro para apostar por un plan de empleo local, no puede permitirse el lujo de pagar alquileres en edificios privados para desarrollar una actividad teniendo edificios públicos en propiedad para el desarrollo de la misma. Un Ayuntamiento que no tiene un solo euro para la mejora de infaestructuras y calidad de vida de sus vecinos, no puede permitirse el lujo de invertir y gastar dinero público en sueños de grandeza cuando muchas familias no pueden cubrir sus necesidades básicas.

Pero nuestros gobernantes locales y partidos opositores, saben que en Morón hay muchas personas que prefieren comer pan que comer jamón siempre que se les ofrezca circo y además, son conscientes de que ofreciéndolo, no temblarán sus sillones en los Plenos. Cuantas cosas nos enseñó el Imperio Romano.

Jesús Álvarez

Modificado por última vez en Lunes, 22 Febrero 2016 07:16