Felipe VI ordenó el despido de dos trabajadores de TVE por el rótulo sobre la princesa Leonor

Escrito por  Alba González en LaÚltimaHora Noticias Nacionales Lunes, 05 Abril 2021 07:33
Valora este artículo
(1 Voto)

El pasado 10 de febrero, Bernat Barrachina, guionista de TVE, fue despedido por publicar un rótulo sobre la princesa Leonor que no gustó a la Familia Real. Una llamada de Zarzuela a la cúpula de RTVE provocó su despido...

_El pasado 10 de febrero, Bernat Barrachina, guionista de TVE, fue despedido por publicar un rótulo sobre la princesa Leonor que no gustó a la Familia Real. Una llamada de Zarzuela a la cúpula de RTVE provocó su despido y el de su superior, además de una disculpa pública por parte Rosa María Mateo, que informó de que había adoptado medidas para relevar a los responsables en defensa de la Corona.

 

 

Así consta en la demanda que Barrachina ha interpuesto ante el Juzgado de lo Social de Madrid a la que ha tenido acceso LÚH, en la que relata los hechos que se sucedieron desde la publicación del rótulo hasta la comunicación oficial de su despido y en la que solicita la nulidad de este y una indemnización de 31.000 euros al verse vulnerados sus derechos fundamentales a la libertad de expresión e información.

 

El polémico rótulo fue publicado en el programa La Hora de la 1 de TVE durante la emisión de una información relativa a los próximos estudios de la princesa Leonor en un colegio de Gales -lo que supone un coste de 67.000 libras que los reyes pagarán de su asignación procedente de los Presupuestos Generales del Estado, es decir, de dinero público-. “Leonor se va de España, como su abuelo” rezaba el rótulo, seguido de un faldón que concretaba la noticia: “Casa Real anuncia que la princesa cursará bachillerato internacional en Gales”.

 

Fueron Lara Robles, subdirectora de Programas de Actualidad de TVE y Lluis Guilera, codirector del programa La Hora de la 1, los designados por Enric Hernández para ejecutar la orden de la Casa Real. Citaron al guionista en su despacho para comunicarle la noticia de su despido. “Te tengo que comunicar que han pedido dos cabezas y una de ellas es tuya. Estás despedido”, espetó Robles.

 

Después de unos minutos de conversación, en la que Barrachina se mostró desconcertado por encontrarse en la calle por un rótulo, Robles aseguró que la decisión no había sido tomada en sus despachos, sino que provenía de “muy arriba”. “Esta decisión se toma en una conversación entre la cúpula y Zarzuela, que nos piden dos cabezas” confesó. La segunda cabeza se había cortado unos minutos antes, con la destitución de Eva Hernández, coordinadora de sección de La Hora de la 1.

 

La comunicación oficial del despido le llegó a Barrachina unas horas más tarde por email. No por parte de RTVE, sino de su empresa empleadora, MEDIATSO SL, con una llamada previa por parte de la directora ejecutiva de dicha empresa que le aseguró que el despido se ejecutaba por orden directa de RTVE. MEDIATSO SL ejecutó el despido del guionista, pues este, a pesar de trabajar con exclusividad para RTVE, estaba subcontratado. Algo que, según denuncia, podría dar lugar a un contrato concertado en fraude de ley al incurrir en una cesión ilegal de mano de obra.

 

VULNERACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES

 

 

Si bien no es la primera vez que el guionista redactaba un rótulo en clave humorística relativo a la Familia Real, nunca antes había sido advertido de su supuesta improcedencia. Sin embargo, en esta ocasión la Monarquía se encuentra en un momento delicado tras conocerse las presuntas irregularidades que rodean al rey emérito y que habrían propiciado su huida a Abu Dabi.

 

Su despido de RTVE supone una clara “vulneración de los derechos fundamentales de libertad de expresión e información”, pues en ningún caso se produjo por “la difusión de una noticia falsa, distorsionada u ofensiva”, como se le achaca en la carta de despido, sino por utilizar un lenguaje “desenfadado y humorístico” para ilustrar una noticia de interés general, algo completamente coherente con el programa de infoentretenimiento para el que trabajaba, según alega.

 

 

Asegura además que la “desmesurada” sanción que le ha impuesto RTVE tiene como objetivo generar un “impacto disuasorio” vinculado a “imponer la autocensura” de los demás profesionales de la Corporación.

 

Barrachina había redactado en numerosas ocasiones otros rótulos en clave de humor, tal y como sostiene en la demanda en la que se citan algunos ejemplos, como “La juerga de Victoria Federica”, “Leticia rompe con su pasado” o “Los dardos de Corinna contra la Casa Real”. De hecho, el trabajador fue contratado por el programa precisamente por su experiencia previa en programas humorísticos, como El Hormiguero.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 05 Abril 2021 07:35

 

Más en esta categoría: « La interminable espera palestina