La Ministra de Educación confía en que los alumnos vuelvan a clases presenciales a final de curso, “aunque sean 15 días”

Escrito por  Agencias Noticias Nacionales Jueves, 26 Marzo 2020 09:34
Valora este artículo
(1 Voto)

El Gobierno no cree que los alumnos puedan volver a las clases a corto plazo, de hecho, a pesar de que el Estado de alarma ha recibido una prorroga en el Congreso y se extenderá al menos hasta después de Semana Santa, la vuelta a los colegios se alargará aún más....

_El Gobierno no cree que los alumnos puedan volver a las clases a corto plazo, de hecho, a pesar de que el Estado de alarma ha recibido una prorroga en el Congreso y se extenderá al menos hasta después de Semana Santa, la vuelta a los colegios se alargará aún más. El Ministerio de Educación ha hecho sus cálculos y cree que este regreso de los alumnos a las escuelas se producirá en junio.

 

 

“Tenemos la confianza de poder atender alumnos de manera presencial a final de curso, aunque sean 15 días, para hacer un repaso general”, ha comentado la ministra del ramo, Isabel Celaá, en declaraciones a Onda Cero, donde igualmente ha justificado la necesidad de seguir con el curso escolar suavizando, eso sí, los requerimientos en materia de evaluación.

 

Confiamos en volver a las aulas para que los alumnos puedan hacer un repaso de los contenidos antes de la EBAU. Los estudiantes deben saber que nadie va a perder el curso y que van a tener unas condiciones justas en su examen de acceso a la universidad. https://t.co/KFBf66Qsxx

— Isabel Celaá (@CelaaIsabel) March 26, 2020

 

Esta previsión hace que la vuelta al colegio se mueva entre mediados de abril o, en el peor de los casos, a principios de junio, puesto que las pruebas de evaluación para el acceso a la universidad (EBAU) se situarán, según las comunidades autónomas, entre el 22 de junio y el 10 de julio. Es la fecha que acordaron este miércoles el Ministerio y los consejeros autonómicos.

 

Confiamos en volver a las aulas para que los alumnos puedan hacer un repaso de los contenidos antes de la EBAU. Los estudiantes deben saber que nadie va a perder el curso y que van a tener unas condiciones justas en su examen de acceso a la universidad.

 

Pero todo está en el aire. “Todos tenemos la confianza de poder volver, si no de una manera plena, sí de una manera más escalonada en las aulas”, ha añadido la ministra, que tampoco ha descartado que se culmine el curso por vía telemática. Será en abril cuando se determinará si existen las condiciones para poder seguir por la vía virtual aunque se puede prever “una posibilidad de coordinar la actividad presencial”.

 

 

Además, se mantiene abierta la posibilidad de que la EBAU no sea más fácil pero sí que los alumnos sean evaluados solamente de los contenidos que se han podido impartir presencialmente. Pero esto es algo que Educación tratará con las comunidades autónomas a partir del 11 de abril, fecha en la que finaliza la prórroga del Estado de alarma.

 

Lo que está claro es que “el segundo trimestre ya ha concluido”, según Celaá, y ahora “hay que organizar el último trimestre”. Para eso, la ministra se volverá a reunir con los consejeros y determinarán si hay condiciones para seguir por la vía virtual con la enseñanza del tercer trimestre.

 

Para Celaá, “es importante rebajar la tensión e los alumnos que van a tener que examinarse”, por lo que “van a tener condiciones justas”, ha garantizado, sobre todo teniendo en cuenta las diferencias existentes entre ellos como consecuencia de la posible brecha digital o las carencias en materia tecnológica de muchos hogares.

 

La ministra ha insistido en que “el curso no se va a perder por amor del coronavirus”, por lo que se está estudiando las maneras de compensar la brecha digital que pueda existir en el alumnado, si bien la ministra ha asegurado que más del 80% está en conexión con los profesores y están siguiendo la enseñanza virtual. “Hay que seguir alimentando esas posibilidades”, ha indicado.

 

Los alumnos están trabajando desde sus casad “con esperanza y aplicación” pero hay otros que no tienen la posibilidad de trabajar en condiciones óptimas. Por eso, la ministra pidió este miércoles a los consejeros de las comunidades autónomas un trabajo de identificación de alumnos (que calcula entorno al 10% o el 12%) que por nivel socioeconómico u otras vicisitudes no estén conectados con el profesorado. “Hay alumnos que por brecha digital u otras causas no estén conectados”, ha admitido, por eso la ministra ha informado de que está en contacto “con empresas importantes” para tratar de arreglarlo.

 

 

“Avanzaremos cuando haya condiciones similares para todos”, ha justificado, y la solución pasaría por que el móvil se convierta en el medio al ser “la herramienta más democrática”. “Hay que actuar activando a través del móvil los contenidos educativos”, ha apostado Celaá.

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Jueves, 26 Marzo 2020 11:16