“Razón de Son” de Raúl Rodríguez, “Crónica de un concierto anunciado”

Escrito por  Paco Pavía Morón Martes, 03 Marzo 2015 15:51
Valora este artículo
(0 votos)
Foto de Manuel Morilla Álvarez Foto de Manuel Morilla Álvarez

Morón. El  Sábado 14 de Febrero de 2015, tuvimos la suerte en Morón de ser visitados por el gran músico, guitarrista, tresero flamenco,  y “contaor” (como se autodenomina él mismo) Raúl Rodriguez.

    Raúl nace en 1974 en Sevilla, hijo de Martirio. En su casa vive la música y desde muy jovencito toca la batería y la guitarra eléctrica.  Graba y produce discos con su madre, toca con Kiko Veneno y crea su primer grupo profesional: CARAOSCURA. 

 Su vinculación con Morón viene de lejos, cuando a finales del siglo XX, su seguimiento a Diego de Morón y sus estudios de Antropología, le hacen visitar nuestro pueblo y entablar gran amistad afectivo-musical con muchos músicos y artistas locales. Estos encuentros hacen que formen parte de la banda de Martirio, recorriendo medio mundo,  artistas locales como Paco de Amparo, Pepe Torres, Manuel Flores, Moi de Morón, Luisito Torres o David el Galli.

Esto desembocaría en la creación del grupo SON DE LA FRONTERA, el grupo musical más internacional y laureado en la historia de la música local. En él, Raúl introduce el tres cubano en el aire del flamenco de Morón y ya se quedará para siempre, recreando el sonido de Diego del Gastor y poniéndole un altavoz eterno.

  Raúl continua con su carrera acompañando a artistas de la  talla de Kiko Veneno, Martirio, Santiago Auserón, Jorge Drexler, Jackson Browne, Javier Ruibal  o Chavela Vargas .

  Ahora con el proyecto RAZÓN DE SON comienza su andadura en solitario, componiendo música y letra en su totalidad. Es un trabajo de Antropomúsica-creativa, editado por FOL, donde recrea un cuaderno de viaje de sus últimos 20 años de camino junto a la música. Sentando en la misma mesa, el disfrute con el conocimiento, lo Dionisiaco con  lo Apolíneo, el Son con la Razón. Está en formato de disco-libro con una edición exquisita, unos textos maravillosos y un sonido potente para el deleite de oídos y corazones.

El concierto del día de los enamorados en el Teatro Cine-Oriente, fue una fiesta del amor a la música y a la amistad. Presenciando el concierto estaban entre casi los 300 asistentes, artistas de la talla de: Paco de Amparo, Rafael de Utrera, Carmen Lozano, Lidia Valle, Manuel Flores, Dani de Morón, Domi de Ángeles, Juan Bermúdez, Álvaro Luque, los “Propane Lucrando” o Juan Luis “El Larala”, el cual se emocionó al final cuando en un bis, Raúl cantó las coplas de Jorge Cafrune que Juan Luis hizo tan popular  en Morón hace tantos años. “Aquí me pongo a cantar al compás de la vihuela…”.

 Raúl desbrozó su nuevo trabajo junto a una banda joven y potente, grupo que latía de la misma manera.  Le acompañaban: MARIO MAS a las guitarras y coros, GUILLEM AGUILAR al bajo y coros,  PABLO MARTÍN-JONES a la batería y percusiones,  y RAÚL RODRÍGUEZ cantaba y tocaba su TRES FLAMENCO.

Abrió el concierto con el tema que da nombre al trabajo: “RAZÓN DE SON”, esa propuesta de palo nuevo creado por Raúl, el Punto Flamenco, cantado en décimas o espinelas. “Las razas no son tan puras ni somos tan diferentes…”.

Jaleado por el público desde el primer tema, el concierto fue creciendo constantemente en sonido y contenido. Continuó con el Fandango Indiano “LLÉVAME A LA MAR”, tema que puso a botar al personal en el teatro, como botaban los esclavos negros en las tarimas de los barcos  que los llevaban a América para no perder la musculatura y venderlos más “en forma”. Así llegó “EL NEGRO CURRO” (Sonería), ese homenaje a los hombres libres negros sevillanos que se afincaron en Cuba en el barrio del Manglar, otro tema super bailable que hacía que no nos pudiéramos quedar quietos. Llegó el turno de  “LA CAÑA”  tema inspirado en las vivencias moroneras de Raúl y en los trabajos del poeta y músico de finales del S XIX Isidoro Hernández. El “ROMANCE DE TUS NOMBRES”   fué el único tema no compuesto por Raúl. Es de la gran compositora cubana Marta Valdés y Raúl lo tocó como si fuera una balada psicodélica estilo King Crimson. Cada vez la banda estaba más acoplada y el público más a gusto, lo que hizo que la ida y vuelta de la energía musical circulara sin freno por todo el Teatro. “LA PENA Y LA QUE NO ES PENA”, esa Petenera Veracruzana que desbrozaron Raúl y sus músicos, para despejar tonterías y supersticiones sobre cosas que no se saben,  que con sus letras, Raúl las aclara. En estas, sale de entre el público el gran repentista y escritor cubano, ALEXIS DIAZ PIMIENTA, para improvisar unos versos maravillosos en compás funky, ritmo y tonos que le  daba la banda de Raúl al fenómeno habanero, que iba desgranando cuartetas, décimas o redondillas como cronista directo de la realidad ocurrente en el espectáculo. Hizo mención en su improvisación al grupo Son de la Frontera, a Manuel Mata y al concierto mismo. Alexis dejó boquiabierto al personal, con su maestría creativa de rimas en directo.Con” LA GUITARRA EN BLANCO” (Sonería), Raúl hizo un homenaje a los cantautores que le han influido, principalmente Kiko Veneno. “Con la guitarra en blanco y el papel callao… , voy buscando una copla que nunca se ha cantao…”. Declaración de intenciones de la dificultad de la creación. El conciertazo terminó con “SI SUPIERA” (Bluslería) ese  tema “patanegroso”  donde homenajea al rock sevillano, a Pata Negra, a Silvio y a todo el que hace de su carencia virtud y se pone a hacer algo para lo que en principio no se está preparado :   “Si supiera cantar, te cantaría…los cantes que tu cantas y te encantaría”.

Ante la aclamación del personal, aplausos en compás ternario y zapatazos en el suelo,  Raúl tuvo que salir de nuevo a escena con su tres flamenco, regalando un primer Bis cantando en solitario “Estoy tan vacío, no siento nada, no tengo ganas de cantar y estoy cantando… “. El Larala lloraba como un niño. El final de todo, fue un segundo Bis, repitiendo Raúl esta vez con toda la banda, “EL NEGRO CURRO”, y con el personal de pie, se remató una noche memorable para el cajoncito de los corazones de los que estuvimos presentes el 14 de Febrero de 2015 en el Teatro Cine Oriente de Morón de la Frontera. Con sonido de Manolo Camacho y luces de Adolfo Carmona, el concierto comenzó sobre las 9.30 de la noche y casi dos horas más tarde, terminó con unas vibraciones y unas ganas de estar y de compartir del personal, que hizo que muchos amaneciéramos ese Domingo de Tagarniná, llenos de vida y de música.   

RAZON DE SON, pasó por Morón, como una brisa, a veces vendaval y a veces huracán, de belleza y de verdad.                                                          SALUD CIUDADANOS DEL UNIVERSO.

                                                                                                         -PACO PAVIA-

Modificado por última vez en Miércoles, 04 Marzo 2015 08:14