Entrevista a las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Morón   

Escrito por  Susana López Morón Domingo, 21 Agosto 2022 20:02
Valora este artículo
(1 Voto)

_El pasado día 11 de Julio se daba fin al encierro en el Ayuntamiento de la plantilla del Servicio de Ayuda a Domicilio, tras la aprobación en el Pleno del Ayuntamiento de la creación de una empresa pública con el objetivo de que gestione el servicio a partir de noviembre de 2022, momento en el cual está previsto finalice el contrato entre el Ayuntamiento de Morón y la actual concesionaria del servicio, la empresa multinacional EULEN.   

 

 

Las trabajadoras y los trabajadores del servicio entienden que esta aprobación es un gran paso en la remunicipalización del servicio y por tanto salen victoriosas de un encierro que ha durado 29 días.   

 

La Voz de Morón nos hemos entrevistado con parte de la plantilla para dejar constancia de la situación en la que se encuentran la plantilla a nivel de condiciones laborales, cómo han sido sus condiciones desde que se privatizó el servicio, por qué han decidido dar el paso de reivindicar una gestión 100% pública y qué pasos quedan hasta que la remunicipalización sea un hecho.   

  

En primer lugar, me gustaría que me contarais como es el cambio en 2009 de gestión pública a gestión privada…  

 

 

Jessi: “Entraron de cero, perdieron la antigüedad que tenían”   

 

Rosi: “Nos dijeron que el servicio no podía ser, que no había dinero. Tuvimos una reunión con Olaya (concejala de servicios sociales en aquel año, PP) y nos dijo que las fijas iban a pasar todas a la residencia o a servicios sociales y que las más nuevas nos iban a subrogar en la empresa privada con las mismas condiciones que teníamos en el Ayuntamiento. Cuando nos dicen que vamos a tener las mismas condiciones que en el Ayuntamiento no nos importó pero nos engañaron totalmente con un papel escrito en el que ponía que pasábamos a Carmo SL con las mismas condiciones con las que trabajábamos en el Ayuntamiento y no fue así”  

  

¿Qué condiciones cambiaron?  

 

 

Rosi: “Cambió la forma de trabajar, las pagas dobles nos las prorratearon. Si por ejemplo ibas al domicilio y no te habría nadie, porque se ha ido, por fallecimiento o por cualquier motivo, te decían que no te preocuparas y te ibas a ayudar a la compañera más cercana o a la que le hacía más falta. Ahora si ocurre esto, esas horas no las trabajas y se las debes a la empresa. Antes nunca se debían horas, jamás”  

 

 

“Cuando nos encontramos con esas condiciones para nosotras fue un mundo. Hablamos y nos dijeron que teníamos que ser como el resto de la plantilla de la empresa privada. A las que reubicaron en la residencia municipal, en la lavandería del Hospital o en los servicios sociales, mantuvieron sus condiciones, pero a las que nos subrogaron en Carmo SL, no.”  

  

Denunciáis que EULEN incumple el convenio, ¿estos incumplimientos empezaron desde que la gestión del servicio empezó a ser privada?  

 

Jessi: Así llevamos los 13 o 14 años que llevamos con la empresa. Desde que empezamos con la primera empresa ya ahí no se respetaba el convenio. Nos pagaba por el convenio estatal en lugar del provincial, ni nos pagaba los traslados, ni nos daba formación. Luego pasas a la siguiente empresa (Aproni) y te encuentras con que en la primera reunión que tienes con ellos te dicen que ahorres, que no te metas en hipotecas, que no te compres un coche, que si tienes para un paquete de macarrones y lo tienes que extender que lo extiendas y que esto es una gran familia y que las familias se ayudan. Y te encuentras con que al siguiente mes o a los dos meses empieza a dejarte con atrasos en el sueldo. Ya empezábamos mal, con retrasos en los pagos y nos llevaron a una huelga porque no cobrábamos.  

 

 

Montse: “Lo de los macarrones se nos quedó grabado”  

  

En 2013, en plena crisis, la plantilla del Servicio de Ayuda a Domicilio os visteis obligadas a poneros en huelga y a encerraros en el Ayuntamiento por primera vez. Aproni, gestora del servicio en aquel momento, llegó a dejaros hasta 3 meses sin cobrar.   

 

Jessi: Lo pasamos muy mal porque ahí hubo compañeras que no tenían para comer, con niños chicos, tuvimos que hacer una colecta para ayudar a las compañeras que lo estaban pasando peor. El pueblo se volcó, hubo supermercados que nos trajeron comida y se las dejábamos a las compañeras que más falta les hacía, es que no tenían ni una caja de leche. Me acuerdo especialmente de dos compañeras que lloraban lo más grande cuando se les llenó el maletero de comida.   

 

Montse: También se recogían ropas, pañales, de todo. Ahí hicimos una piña   

 

 

Mercedes: Hubo una compañera que fue a Cáritas a pedir ayuda y le dijeron que no porque tenía una nómina ¡pero no le pagaban!  

  

Y después de conseguir que se os pagara los salarios con esta huelga, ¿es ya cuando el servicio pasa a ser gestionado por la empresa EULEN?  

 

Jessi: Sí, empezamos recortando derechos también porque entonces estábamos en una situación muy mala y nos conformábamos con que nos pagaran. Llevábamos muchos meses sin cobrar.  

 

Montse: Aproni fue lo peor ¿que pasó? que cuando EULEN dice de coger el servicio sabía en las condiciones tan precarias en las que estábamos y se aprovechó de eso para que las trabajadoras renunciaremos al Ad personam, que eso significa que renuncias a tu antigüedad.  

  

Durante más de una década habéis tenido que soportar condiciones precarias e incumplimientos en el convenio colectivo pero sin duda la llegada del Coronavirus supuso un punto de inflexión, tanto por la propia situación como porque la empresa se lavó las manos.  

 

Montse: “Super abandonadas”  

 

Mercedes: “Abandonadas por completo”  

 

Jessi. “El domingo 15 de marzo recibimos una videollamada de la empresa y nos dijeron que no fuéramos tan exageradas, que no era para tanto, que esto iba a durar unas dos semanas y que como no había mascarillas ni había nada, que nosotras nos teníamos que ir a trabajar sin EPIs y sin nada.  Y el 16 de marzo nos fuimos a trabajar sin EPIs. Y fue cuando dijimos que no que no íbamos a trabajar sin EPIs y nos plantamos en el ayuntamiento y le dijimos al alcalde y se declararon los servicios mínimos desde el martes”  

 

 

Montse: “Nosotras fuimos las primeras en declarar los servicios mínimos, antes que los declarara en la Junta de Andalucía y en España. Morón de la Frontera fue donde primero se declararon los servicios mínimos.”  

 

Jessi: “¿Cómo ibas a irte a trabajar sin mascarilla y sin nada? 

 

Mercedes: “Y tuvimos que ponernos bolsas de basura para tener algo de protección para entrar en los domicilios y con mascarillas de tela, que nos las hicieron. Y un gorrito y también nos facilitaron pantallas.”  

 

 

Montse: “La empresa se lavó las manos. Los primeros EPIs que tuvimos tuvieron que ir a recogerlas compañeras del comité a Sevilla poniendo su coche porque EULEN nos dijo que ellos a Morón no venían a traernos EPIs”  

  

Pero no solo en las primeras semanas no os facilita los EPIs, vosotras presentasteis una enmienda a los presupuestos para que incorporen una partida para que el Ayuntamiento os compre mascarillas FPP2  

 

 

Jessi: Sí, porque la empresa empezó a dar mascarillas quirúrgicas y las FPP2 nos las teníamos que costear nosotras. Y cuando comenzaron a darlas, las daban para usuarios que había que asearlos, pero ¿quién no tiene un usuario que se asea?. La mayoría de usuarios hay que asearlos y aparte, si no se asean, tenemos que darles de comer, hay que estar muy cerca del usuario. Nos decían “si estas con un usuario dos horas, tienes que guardarla hasta agotar las 8 horas” y tu tenías que guardarte la mascarilla en una bolsa y volverla a reutilizar y así un montón de días.  

 

Carmen: “Eso pasaba con otros EPIs, se tenían que guardar en la propia casa para utilizarlo al día siguiente. La cadena de sanidad la estas rompiendo completamente”  

  

Si la empresa ni siquiera es capaz de garantizar la seguridad a las trabajadoras, si no está disponible para atender a vuestras necesidades y vosotras sois las que lleváis a cabo el servicio, ¿la empresa para que sirve?  

 

Mercedes: Está ahí para coger dinero  

Montse: para beneficiarse ellos  

  

Con la pandemia empieza a ser evidente que el servicio está infra presupuestado por parte de las diferentes administraciones. El gobierno central aumentó el presupuesto y la Junta de Andalucía aprobó una subida de 1,6€ la hora. Este aumento se lo da a los Ayuntamientos y los Ayuntamientos que tienen el servicio privatizado el aumento se lo se queda la empresa  

 

Jessi: No suben nada el salario, de hecho, ahora se está negociando el convenio y no están dispuestos a subir nada. Totalmente congelado. Además, habíamos llegado a alcanzar algunos acuerdos, pero en la última reunión que tuvimos con la patronal, retiraron todo.  

  

A pesar de sufrir una inflación del 10%, ¿mantienen el salario congelado?  

 

Jessi: A ellos les da igual. Dicen que no les da para mantener el servicio, que con el aumento de la Junta les sirve solo para salir de números rojos.   

  

¿Y cuándo es el click en el que ustedes decidís que la lucha debe ser sí o sí por la remunicipalización del servicio?   

 

Jessi: Cuando tú te das cuenta de que se está acercando la finalización del contrato con la empresa y miras a tu alrededor y ves que todas las empresas privadas están igual que la que tenemos, te pones a pensar ¿qué es lo que nos queda por pasar? ¿Qué es lo que va a venir después? ¿Qué empresa va a coger el servicio y en qué condiciones vamos a estar? Y ahí dices “vamos a luchar por que el servicio sea público y no privado” y ahí empezamos a proponerle al Alcalde que creara una comisión para el estudio de la municipalización del servicio de Ayuda a Domicilio.   

 

Lo que pasa es que en marzo nos encontramos con la sorpresa de que tenemos la última reunión, se mete la semana santa de por medio, llega abril y no tenemos reunión, llega mayo y tampoco y llega junio y vemos que llega el verano, luego la feria y que noviembre está aquí ya y esto hay que hacerlo ya ¿qué vamos a esperar a octubre y que ya no dé tiempo y no tenga más remedio que prorrogar a la empresa un año más?   

  

Os reunisteis con el alcalde de Arahal y visteis como tenían ellos el servicio, también tuvisteis un acto organizado por IU con los alcaldes de Arahal y de Paradas… ahí pudisteis comparar vuestra situación con la situación de la plantilla con un servicio 100% público.  

 

Jessi: Ahí tienen la jornada completa a 35 horas, aquí no la tenemos. Lo único que no nos gustó es que tienen las pagas extras prorrateadas pero eso es lo de menos. Lo importante es que el servicio funciona completamente diferente, hay una mejor coordinación…  

 

Montse: tienen un sitio donde acudir las trabajadoras si necesitan algo, cuentan con un vehículo para el desplazamiento de las trabajadoras a los domicilios de usuarios que viven en el campo cuando aquí las trabajadoras tienen que poner sus coches. Son muchas cositas diferentes  

 

Jessi: Además, si no tienes servicios, la coordinadora te llama y te vas a ayudar a otra compañera y no que aquí te vas a tu casa y a sumar horas que le debes a la empresa, eso nos mata.  

  

Claro, te impide planificar tu tiempo de descanso  

 

Montse: Es que no tienes vida. Vives para Eulen. Y después de Eulen, después de trabajar tenemos una vida.  

 

Jessi: Y cuadrantes muy partidos, 18 horas a la semana, pero vas una hora por la mañana y dos por la tarde. No hay derecho.  

 

Carmen: Yo hoy he estado dos horas dando vueltas (sin remunerar) hasta que tenía al siguiente usuario. He salido tres veces. Vas al servicio, sales, esperas, vuelves a entrar, y luego otra vez. Y mañana igual.   

  

El inicio de vuestra lucha comienza con una manifestación, ¿ahí ya reivindicabais la remunicipalización del servicio?  

 

Jessi: Sí, ya llevábamos proponiéndolo la comisión y el 23 de marzo fue cuando decidimos hacer la manifestación porque el 24 era la primera reunión; para que la reunión de la comisión la tomaran en serio y verdaderamente se pararan a estudiar el servicio. Pero no sirvió para mucho, es más llegamos al 3 de mayo, hicimos una jornada de huelga general a nivel provincial, nos plantamos en la puerta del Ayuntamiento y no sirvió para nada.  

  

Durante estos años siempre desde la oposición IU y AMA han defendido la municipalización a través de mociones pero desde el equipo de gobierno no se ha visto nunca ni siquiera un gesto de que tuvieran previsto municipalizar el servicio.  

 

Jesi: es que para ellos es más cómodo, se quitan un peso de encima.  

  

Pero realmente ellos son los responsables del servicio, es su responsabilidad y el hecho de tener el servicio en unas condiciones tan precarias para vosotras y eso luego repercute en la calidad del servicio para el usuario.  

 

Montse: Claro, imagínate cómo vas a trabajar sabiendo que le debes horas a la empresa, que les escribes whatsapp a la empresa y ni te contestan, tienes un problema y no te atienden y ahora tienes que ir a atender a un usuario al domicilio con una sonrisa de oreja a oreja porque ellos (los usuarios) no tienen culpa.  

 

Mili Álvarez: Yo he conseguido que me confirmen un día de asuntos propios porque me mandó un servicio y me dijeron “confírmame cuando puedas” y yo le respondía que cuando ellos me confirmaran el día de asuntos propios, yo les confirmaría el servicio. Te tienes que poner a las malas.  

 

Montse: Estamos todas esperando al día 15 para pedir asuntos propios, encima que esperamos ¿no nos vais ni a contestar?. No dan asuntos propios porque saben que se van en noviembre y esperan que se las reclame a quien lo gestione luego.  

 

Jessi: Hay muy mala organización. Hay compañeras que tienen cuadrantes de 18 horas y otras con más de 40, con contratos de 20 horas. Y otras con contratos de 38 horas que echan 18 y se las deben a la empresa o se lo quitan de las nóminas. Luego les dan servicios a compañeras que para hacerlos tienen que echar más horas de las que hay en su contrato y no se lo dan a compañeras que están disponibles, esperando poder hacer más horas y no se les da.   

 

Montse: Encima nos hacen mal los ajustes de horas. Te dicen “me debes x horas” cuando realmente es menos. Y tienes que estar reclamando siempre las horas.   

  

Durante esta entrevista se ha mencionado varias veces la mala gestión que hace la empresa e incluso habéis dicho que durante la pandemia la empresa os abandonó.  

 

Montse: En la pandemia fue el comité quien le gestionó el servicio a Eulen porque la coordinación no estaba.   

 

Mercedes: Yo antes de trabajar en Morón trabajé en La Puebla de Cazalla, el servicio está municipalizado, y ahí no había problema de cuadrante y cada 6 meses había reestructuración. No que yo, por ejemplo, llevo 12 años en una misma casa. Y eso quema bastante.  

 

Jessi: Cuando tienes una casa buena tú echas todos los años que hacen falta, pero imagina que tienes un domicilio más complicado y tienes que aguantar y te dicen que tienes que aguantar porque eso es lo que hay. Te dicen que no pueden cambiarte el servicio porque no puedo darte otra cosa. No es justo porque cuando tú llegas a un servicio diariamente y te machacan al final acabas mal tú y acabas dándote de baja. Hay ciertos domicilios en los que entras temblando.  

 

Montse: Y, ahora, encima te dicen “hay que ver el absentismo tan grande que tiene Morón”.  

 

Rosi: Eso es una cosa buena que teníamos cuando yo trabajaba para el Ayuntamiento. Todos los meses se cambiaba el cuadrante. A mí me daba un cuadrante mensual, yo sabía los domicilios y las horas y los días de descanso que tenía. Cuando terminaba un mes me daba el siguiente cuadrante y los usuarios que había tenido en el mes anterior ya no los tenía, tenía otros usuarios nuevos. Y a nosotros los meses volaban porque podía pasar que en ese mes tuvieras un domicilio más complicado pero tu sabías que al siguiente cambiaba. Otra cosa es que antes, cuando había un domicilio más complicado, íbamos de dos en dos.  

 

Jessi: Si tú sabes cuales son los usuarios más complicados, rota esos usuarios de forma que toda la plantilla pase por esos usuarios y que no sea siempre la misma auxiliar la que lo atiende porque la acabas quemando. Es que date cuenta que estás sola porque yo he vivido situaciones complicadas en un domicilio, me he llegado a encerrar en la cocina a esperar que venga la policía.   

 

Montse: Y decirte un usuario de 2x2 de grande “de mi casa no sales”  

 

Rosi: “Si yo he ido con otra compañera a un domicilio en el que nos cerraron la puerta y tuvimos que llamar a la policía y a servicios sociales para que vinieran a abrirnos porque el sobrino del usuario nos dijo que de allí no salíamos. Y las dos encerradas en el cuarto baño intentando llamar. Y nos decían iros pero no podíamos salir porque la puerta estaba cerrada, hasta que vino la policía”  

  

Uno de los problemas del servicio es que no hay una concienciación social de lo importante que es el servicio, ni a que va dirigido, ni las necesidades que se deben cubrir…  

 

Montse: Es que hay mucha gente confundida. Nosotras no somos limpiadoras, que no hay nada de malo en ser limpiadora, pero no lo somos y te fastidia mucho que entres por la puerta del domicilio y te diga “aquí está mi limpiadora”-  

 

Jessi: El problema es que Servicios Sociales no deja claro que quien va a ir a su casa es una auxiliar y no una limpiadora. Son los servicios sociales los que deben decir que va a venir una auxiliar y te va a ayudar en lo doméstico, pero es un apoyo, no es una persona que viene a limpiarte la casa. Es un apoyo para las tareas que el usuario no pueda. Hay casas en las que se abusa porque está la familia entera y pretende que le planches la ropa de toda la familia y que hagas de comer para toda la familia, que limpies la casa entera.  

 

Montse: O nos hemos juntado el 25 de diciembre y te toca hacer el servicio el 26 y te encuentras con el fregado hasta arriba y tienes que hacerlo sí o sí, cuando mi tarea es bañar al usuario.  

 

Mili Álvarez: Usuarios que han tenido a los nietos el fin de semana y tú, el lunes te encuentras con el fregado, los potitos, los pañales y todo para que tu tires la basura.  

 

Rosi: No está bien explicado. Deben explicar el servicio al usuario y a nosotros porque lo que hacen es que te dan el cuadrante y adiós muy buenas. Tendrían que explicarnos cual es nuestra misión.  

 

Jessi: Y también recordar a los usuarios que somos auxiliares y no esa desconexión tan grande que hay entre la coordinación y los usuarios. Hay que tener más comunicación y más llamadas de teléfono por ejemplo “hola te llamo para decirte que la compañera tal está de vacaciones y la va a sustituir otra compañera”  

  

Montse: Eso es bueno tanto para el usuario como para nosotras. Imagínate que yo le digo al usuario que me he cogido asuntos propios y no le van a mandar a nadie porque dice mi empresa que no tiene personal, eso no está controlado.  

 

Jessi: Es que date cuenta que entramos en sus casas y perfectamente los puedes engañar porque tú te pones un uniforme blanco y dices pues vengo a hacerte el servicio y te puedes aprovechar del usuario porque como a ese usuario nadie le ha dicho que la compañera tal está de vacaciones…  

  

Otra de las denuncias que habéis hecho es que la empresa no os da la formación que necesitáis.  

 

Montse: No nos da formación, tenemos denunciada a la empresa.  

 

Jessi: Tenemos la resolución de la inspección de trabajo ganada y siguen sin aplicarse.  

  

Nos gustaría que nos contarais cómo ha sido el encierro, como tomasteis la decisión y cómo habéis vivido estos 29 días, además sin faltar un día a vuestro trabajo.  

 

Jessi: Vas viendo que la manifestación no es suficiente, la huelga mantenerla nos puede suponer mucho dinero, entonces decidimos hacer algo que nos sirva pero que no nos suponga perder el sueldo porque no nos lo podemos permitir. Lo hablamos en asamblea y se votó a favor llevar a cabo un encierro.  

 

El viernes antes de encerrarnos hablé con el Alcalde y le avisé que nos íbamos a encerrar, que habíamos llegado ya a un límite y que no aguantábamos más, que nos había dado muchas idas y venidas y que ya no lo aguantamos más y que el lunes 13 nos encerramos. Nos dijo que eso cómo iba a ser que estábamos locas que eso no podía ser, os puede echar la policía, tenemos que hablarlo y organizarlo y le dije que ya lo teníamos todo organizado. Y el lunes, 13 a las 13:00 estábamos todas las trabajadoras que pudimos con las hamacas, nuestras mesas, los colchones, los bocadillos… 

 

Montse: Y los cuadrantes hechos que ya nos habíamos encargado parte del comité de organizar los turnos en el Ayuntamiento.  

 

Jessi: Lo hicimos de forma que se quedaba el turno de la noche y a las 6 de la mañana se iban a su casa y venía otro turno para que las compañeras de la noche pudieran asearse y prepararse para ir a trabajar. A las 11:00 de la mañana se iba el siguiente turno que estaba desde las 6:00 a las 8:00 y llegaba otro turno que ya estaba toda la mañana hasta el mediodía, hasta las 13:00 o 13:30. Llegaban otras compañeras, las que tenían que trabajar se iban a trabajar, venía otro turno por la tarde y luego volvía el de la noche. Ha habido compañeras que han pasado sus vacaciones allí, sus días de asuntos propios, todo. La que tenía un hueco, aunque fuera de media hora, pasaba y se sentaba un ratito. También había usuarios que venían allí, cogían una hamaquita y se sentaban y han pasado con nosotras los 29 días con nosotros.   

  

Habéis recibido un gran apoyo por parte del pueblo, ¿cuántas firmas de apoyo habéis recogido?  

 

Montse: Hemos recogido 4.000 firmas.  

Rosi: Nos decían: “mucho ánimo, no dejarlo”.   

Mercedes: Yo he visto que esta vez, el pueblo es como que se ha enterado mejor. Se han parado más a preguntar por qué estábamos luchando.   

  

Era una cuestión complicada de entender fuera del que conoce cómo funciona el servicio pero el ánimo de la gente era apoyar.  

 

Jessi: Porque la gente no entiende que tú te encierres en un ayuntamiento para pedir derechos porque no estamos acostumbrados. Se ve como que si vas a una huelga es porque no cobras, pero no, hay muchos más derechos que nos están quitando, que nos perjudica a la hora del sueldo porque el hecho de que no te den tu formación o no te paguen los desplazamientos, no te den tus horas de trabajo que te pertenecen… esto te está quitando derechos.  

  

Y también teníais una hucha de resistencia en la que la gente ha podido colaborar  

 

Montse: Sí, la gente ha colaborado mucho con nosotras, se ha volcado.  

 

Rossana: Y ya no sólo es el dinero, es que se acercaban y nos traían botellas de agua o paquetes de patatas o nos decían ¿qué os hace falta?  Cuando estás ahí tantos días, con la calor y te viene alguien aunque sea con una botella de agua, no sabes cómo se agradece.  

 

Montse: Esto lo que ha hecho también es que habíamos muchas que no nos conocíamos y ha hecho que ahora seamos una piña porque es un servicio en el que trabajas sola, quitando servicios en los que a un usuario se le tenga que atender entre dos o que dos usuarios sean vecinos y con esto ahora pues nos hemos conocido y estamos más unidas.   

  

Y yo creo que también la gente no es consciente de que a vosotras os afecta directamente, pero vosotras estáis luchando por la mejora de un servicio que es derecho de toda la sociedad porque el servicio de dependencia es un derecho de todos, por lo tanto no sólo os repercute a vosotras como trabajadoras…  

 

Jessi: Claro es que también estamos luchando por los usuarios y los familiares porque si nosotros tenemos mejores condiciones, ellos también van a tener mejores condicione; porque un servicio que es público siempre va a tener mejores condiciones que un servicio privado en cuanto a que: no te cogen el teléfono, no te contestan; pues eso desde lo público no pasa, o al menos no debe pasar. Si ahora es que no hay ni una oficina a la que los usuarios o las familias puedan ir a quejarse.   

  

En el pleno se aprobó la creación de una empresa pública para que a partir de noviembre gestionara el servicio, es un paso importante pero no definitivo. Siguen las comisiones con el equipo de gobierno ¿cuáles son los siguientes pasos?  

 

Jessi: Ahora mismo estamos negociando, se están dando pasos para crear la empresa, que personas se necesitan para poder llevarla, todo eso lo vimos en la última reunión que tuvimos. Y la creación de la empresa en paralelo con la búsqueda de ese personal para no alargarlo todo tanto en el tiempo, que el 30 de noviembre la empresa se vaya y esté todo preparado, que nos subroguen y poco a poco se vayan arreglando los cuadrantes.  

  

Pero el equipo de gobierno ha pedido al ministerio de hacienda el visto bueno para la creación de la empresa pública por la situación económica del Ayuntamiento. Si esta vía se atascara y el equipo de gobierno diera marcha atrás en la creación de la empresa pública, vosotras…  

 

Montse: Nos volveríamos a encerrar.  

Rosi: Yo creo que no lo pensaríamos.  

Montse: No, no. Directamente nos volvemos a encerrar otra vez. ¿Que viene el invierno?, pues echamos mantas.   

Jessi: Miedo ya ninguno. Hemos dado un paso adelante y no nos vamos a echar atrás. Atrás ni para coger impulso   

  

A la vez que vosotras estabais con vuestro encierro en el Ayuntamiento, las trabajadoras de San Fernando y Puerto Real también tienen su encierro, en este caso no por la remunicipalización sino por la jornada completa de 35 horas.   

 

Montse: Lo de San Fernando es muy fuerte. Las pobres están fuera (del ayuntamiento), les han dicho que dentro no pueden estar, están en la puerta del Ayuntamiento.   

 

Rosana: Es que ni para ir al baño pueden entrar en el Ayuntamiento   

 

Jessi: La alcaldesa (PSOE) ni las recibe.  

  

¿Qué os ha motivado a ir a San Fernando?  

 

Jessi: Hacerles sentir que por lo menos no están solas, que tienen nuestro apoyo y hacerles ver que esto está mal en todo los sentidos. Ellas no plantean la municipalización pero sí quieren meter en el pliego de condiciones para que la empresa que venga tenga la jornada completa de 35 horas. Ya se ha aprobado en las cláusulas sociales que se pueden contemplar mejoras. Ahora ya el ayuntamiento debe dar los pasos y meterlo en el pliego.   

 

 ¿Qué es lo que pasa? Que si tú metes en el pliego la jornada completa a 35 horas ninguna empresa va aceptar eso. ¿Qué empresa te va a pagar jornada completa a 35 horas? ninguna, entonces el servicio se le va a quedar desierto y va a tener que asumirlo el ayuntamiento entonces por eso la alcaldesa no las recibe. Llevan ya 55 días.  

 

Nos queda por ver Puerto Real, tienen también el servicio privatizado y están luchando por la jornada completa a 35 horas. Se encerraron el mismo día que nosotras.   

 

Montse: Nosotras hemos sido pioneras   

  

Ahí hay un movimiento de solidaridad muy importante…  

 

Jessi: Sí además escuchamos rumores de otros sitios en los que también están pensando hacer un encierro por la remunicipalización del servicio, que ya luego se llevará a cabo o no, pero nos llegan esas noticias.  

  

Para vosotras tomar la decisión de encerraros en el Ayuntamiento fue muy importante la experiencia previa que tuvisteis cuando os debieron las nóminas, que veis que un método de lucha que os funciona y el hecho de que vosotras vayáis a otros municipios y le contéis a las plantillas “nosotras nos hemos encerrado dos veces y hemos ganado” es muy importante y podéis ser un ejemplo  

 

Jessi: Es verdad que cuando hablamos de esto y comenzamos a plantearlo podíamos llegar a pensar que era una locura, pensaba que a lo mejor el día 13 íbamos a estar sólo las del comité, pero hay que ir “palante”.   

  

Era arriesgado porque del Ayuntamiento te vas con una victoria o una derrota  

 

Rosi: Pues sí, pues igual que ahora la plantilla está muy animada pues podría haber salido mal y que el resto de compañeras no quisieran luchar, pero por ahora ha salido bien.  

  

Creo que es una situación que se cae por su propio peso, creo que igual que hace 30 años nadie pensaba que pudiera haber un servicio público y gratuito que se dedicara a atender a las personas dependientes en su domicilio, dentro de unos años sería impensable que este servicio esté en manos de empresas privadas, que este servicio debe de estar dentro del SAS o gestionado por un ente público andaluz.  

 

Rosana: Es que es donde tiene que estar ¿cómo un servicio que es de la Junta de Andalucía, que lo pagamos todos, cómo está privatizado?  

 

Jessi: Yo pienso que si todos los pueblos de todos lados nos pusiéramos de acuerdo e hiciéramos una lucha común, yo creo que ganaríamos que la Junta de Andalucía se planteara que el servicio fuera público a nivel de toda Andalucía.    

 

Montse: Yo creo que, de aquí a un tiempo, se conseguirá.  

 

Rosi: Y que nos vean como un servicio esencial, que es lo que no se ve.   

 

Jessi: Cuando recibes las felicitaciones de los diferentes pueblos, de La Puebla, Arahal, Cantillana, dices: mira pues estamos haciendo algo bueno. Nos dicen “sois unas campeonas”, “lo habéis conseguido”, “ojalá aquí nos pudiéramos unir así” …  

 

Rosi: Te da un subidón  

 

Montse: Nos lo hemos tatuado   

 

Jessi: Yo creo que los alcaldes o los que gobiernan ¿no se plantean que un día les va a tocar a ellos? Y ellos querrán estar en unas condiciones óptimas. Es un servicio esencial y el servicio debe ser público y se deben garantizar unas condiciones a los usuarios que el servicio está para evitar que vayan a una residencia  

  

La plantilla del Servicio de Ayuda a Domicilio de Morón ha demostrado valentía a la hora de tomar la decisión de hacer este encierro en el Ayuntamiento. De ese encierro solo podían salir con una victoria o con una derrota, no cabían las medias tintas. Hoy, gracias a la lucha de esta plantilla, que se dedica al cuidado de las personas dependientes de Morón, estamos más cerca de que el pueblo de Morón, las personas dependientes y sus familias, contemos con un servicio 100% público, gratuito, donde no se anteponga el beneficio económico de una empresa privada multinacional con beneficios multimillonarios a la atención de la población más vulnerable.   

 

El objetivo no está conseguido completamente, aún quedan varios meses de negociación con el Ayuntamiento de Morón pero estas trabajadoras y estos trabajadores han demostrado determinación de sobra para no bajar los brazos ante cualquier revés y sin duda continuarán la lucha hasta el final.   

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Domingo, 21 Agosto 2022 22:00