La vecería, la sequía y las olas de calor presagian una caída del 50% en la cosecha de aceitunas

Escrito por  Redacción Morón Martes, 02 Agosto 2022 20:13
Valora este artículo
(1 Voto)

_En cuanto a las estimaciones de producción del verdeo por comarcas, y a falta todavía del primer aforo, se estima que la Campiña de Sevilla y la comarca de Estepa cuenten con una cosecha de aceituna de mesa «baja».

 

 

A falta de un mes para dar cerrojazo a esta campaña, las miras están ya puestas en el próximo verdeo que se iniciará a partir de septiembre. La campaña 2022-2023 se iniciará «con los stocks más elevados de la historia», ya que «se prevé un enlace de campaña de 404.000 toneladas de aceitunas, superior incluso a las primeras estimaciones de la futura cosecha verdeable, que se augura que esté por debajo de las 400.000 toneladas», apunta el responsable sectorial de Asaja Sevilla, José Pedro Guzmán.

 

 

Y es que la vecería del olivar, sumado a la sequía y la subida del termómetro, con hasta tres olas de calor donde se han superado temperaturas de 40º, han afectado a la carga del olivo, por lo que se prevé «una producción entorno al 45-50% menor a la campaña actual», subraya el técnico.

 

Aunque aún falta un mes para que se inicie la cogida de la aceituna y es imposible predecir en qué estado llegará el fruto del olivo a fecha de 1 de septiembre, «por lo pronto, la aceituna está aguantando bien, ya que el árbol está respondiendo a estas condiciones extremas por la poca carga de aceitunas que tiene»

 

DISPONIBILIDADES SUFICIENTES PARA ABASTECER EL MERCADO

 

No obstante, una cosecha que se presupone que será bastante corta, con un enlace de campaña generoso, suman «unas disponibilidades totales suficientes para poder abastecer el mercado, por lo que se augura una estimación de comercialización equilibrada», recalca José Pedro Guzmán.

 

 

La provincia de Sevilla es la primera productora de aceituna de mesa nacional y copa casi en exclusiva el cultivo de las variedades manzanilla y gordal. Respecto a estas dos variedades se estima una reducción de cosecha del 50% respecto a la campaña 2021-2022.

 

Hay que tener en cuenta que se trata de variedades que se recogen de manera manual y que, al tener tan poca carga estos olivos, los costes productivos se incrementarán. Eso, unido a la falta de mano de obra, «podría desembocar en que parte de la cosecha no se llegue a recolectar siquiera».

 

 

Respecto a la variedad de aceituna hojiblanca, cuyo cultivo se extiende por las provincias de Sevilla, Córdoba y Málaga, y que se caracteriza por su doble aptitud (es decir, que también se puede desviar para almazara), se estima que «será clave en la campaña ante la menor producción de manzanillas y gordales, por lo que los industriales tirarán de hojiblanca para cubrir sus necesidades, lo que, a su vez, le augura un buen precio en verde, al mismo nivel o incluso cotizando por encima del aceite de oliva, cuyo precio en origen es también bastante aceptable», señala el técnico de Asaja Sevilla.

 

En cuanto a las estimaciones de producción del verdeo por comarcas, y a falta todavía del primer aforo, se estima que la Campiña de Sevilla y la comarca de Estepa cuenten con una cosecha de aceituna de mesa «baja». En Los Alcores, a la vista de la situación del olivar, se estima que habrá una «producción media». Y en mejor situación se encuentra el Aljarafe sevillano, ya que la carga de los olivos augura que habrá una «cosecha media-alta».

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Agosto 2022 05:25