El Alcalde de Morón hace partícipe a todos los partidos de la incompetencia y sometimiento del PSOE: "todos hemos fallado un poco" a la plantilla de la base

Escrito por  Redacción Morón Lunes, 04 Julio 2022 08:18
Valora este artículo
(1 Voto)

_PP y PSOE, que no pasan de perrito faldero yanqui y aceptan sin rechistar las órdenes norteamericana,  se erigen ahora como defensores de los trabajadores de la Base, que enfrentan estos días su cuarto ERE en diez años. ¿Y qué partidos han sido los responsables de la política exterior y los tratados con EEUU y sus bases durante esos cuatro ERE?, pues precisamente PP y PSOE.

 

 

El pleno de la Diputación de Sevilla, celebrado este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado por unanimidad una moción del PP que muestra la oposición de la institución al expediente de regulación de empleo (ERE) promovido por KBR, la sociedad adjudicataria del contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para los servicios de ingeniería civil, apoyo logístico, salud e higiene industrial de la base aérea de Morón de la Frontera, cuyo uso comparten España y Estados Unidos, para despedir a 54 trabajadores españoles.

 

La moción reclama además al Gobierno central y al resto de administraciones que medien con la citada empresa para que si finalmente acomete los despidos, atienda las reivindicaciones de la plantilla respecto a los términos y condiciones de la extinción de los puestos de trabajo y que configuren "un plan económico y de empleo específico" para la comarca de Morón.

 

Al respecto, la portavoz del PP, María Eugenia Moreno, ha rememorado que desde el primer ERE de 2010, la plantilla española de la base de Morón acumula "más de 300 despidos", precisando que desde que KBR se hizo con el contrato de gestión de los servicios de ingeniería civil y apoyo logístico de la base, ha "amortizado" 24 puestos de trabajo y ahora plantea 54 nuevos despidos, cuando "no falta trabajo" en el recinto castrense. Por eso, ha apelado al Gobierno central para que tome medidas.

 

Manuel Benjumea, diputado de Cs, ha manifestado que ante esta situación la Diputación debe "estar del lado de los trabajadores"; mientras Antonio Valladares (IU) ha rememorado la "reivindicación histórica" de la plantilla de la base de Morón de contar con la catalogación de "personal laboral" del Ministerio de Defensa, al igual que los trabajadores de la base aeronaval de Rota (Cádiz), cuyo uso comparten también España y Estados Unidos.

 

Valladares ha recordado que su grupo no apoya la presencia militar estadounidense en España, pero siempre se posiciona "en defensa de los trabajadores", rememorando que cuando el PSOE ejercía la oposición reclamaba medidas al entonces gobierno central del popular Maríano Rajoy ante los despidos en la base de Morón, por lo que ha pedido "coherencia" a los socialistas.

 

Por el PSOE, el alcalde de Morón y diputado provincial, Juan Manuel Rodríguez, ha avisado de que "todos" los partidos han "fallado un poco" a la plantilla de la base, explicando que el quid de la cuestión es la pérdida de empleo en terreno español "por decisiones de un gobierno extranjero". Así, ha mostrado la "solidaridad" del PSOE con la plantilla, considerando que la decisión de Estados Unidos de desplegar dos nuevos destructores en Rota para reforzar el escudo antimisiles de la OTAN debe conllevar también mejoras para la plantilla de la base de Morón.

 

 

TERCERA REUNIÓN DEL ERE

 

La aprobación de la moción ha coincidido con la celebración de la tercera reunión entre el comité de empresa y la dirección de KBR, en el marco del periodo de consultas del citado ERE.

 

En dicha negociación, el comité de empresa reclama reducir el número de despidos porque "hay suficiente carga de trabajo"; eludir los "despidos traumáticos" mediante la aceptación de "voluntarios" dispuestos a ser incluidos en el ERE; mejoras en el plan social y que las indemnizaciones se eleven a las máximas por despido improcedente, es decir 45 días por año de servicio hasta la reforma laboral de 2011 y de 33 días a partir de entonces.

 

A tal efecto, recordemos que el pasado otoño, Estados Unidos trasladaba a Italia el contingente militar de reacción rápida en África que hasta entonces operaba en la base aérea de Morón, que fruto de una enmienda al tratado bilateral de defensa entre Estados Unidos y España, había sido habilitada como base permanente de la fuerza militar norteamericana de despliegue rápido en África.

 

LA PRESENCIA ESTADOUNIDENSE

 

 

En dicha enmienda, además, ambos países acordaron ampliar a un total de 36 aeronaves, 2.200 militares y 500 profesionales civiles el techo de presencia de Estados Unidos en dicha base.

 

Cuando Estados Unidos optó por desplazar desde la base de Morón a Italia su contingente de reacción rápida en África, el presidente del comité de empresa, José Armando Rodríguez Ardila (UGT), defendía que tal traslado no tendría "por qué tener impacto" en la plantilla española de la base, razonando que si la llegada de los efectivos de la fuerza de reacción rápida en África allá por 2013 no se tradujo en la contratación de más personal civil para hacer frente a la situación, ahora "no tiene por qué haber" consecuencias negativas en materia de empleo.

 

En ese marco, recordaba que el incremento de la presencia estadounidense en esta base cuyos servicios civiles gestionan empresas seleccionadas por las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa y África, había ido acompañado de una reducción paulatina del personal español adscrito a tales servicios de ingeniería civil, apoyo logístico, salud, ambulancia, higiene industrial o servicios postales.

 

LA PLANTILLA ESPAÑOLA

 

El comité de empresa de los mencionados servicios civiles, en ese sentido, lleva años denunciando insistentemente una supuesta estrategia predeterminada de sustitución del personal español por profesionales estadounidenses o directamente militares de dicho país.

 

 

No sobra recordar tampoco que KBR formaba parte de la sociedad Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), adjudicataria entre 2010 y 2015 de este mismo contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la base de Morón.

 

Y es que durante sus años de gestión de los servicios civiles de la base de Morón de la Frontera, cuya superficie corresponde al término municipal de Arahal, VBR acometió hasta tres expedientes de regulación de empleo desprendiéndose de un total de 240 trabajadores, en su inmensa mayoría españoles, durante un periodo marcado por cierto por el crecimiento de la presencia militar estadounidense en la base.

 

Por eso, el presidente del comité de empresa de los servicios civiles de la base de Morón recordaba recientemente que la plantilla lleva ya unos "diez años" reclamando una modificación del tratado bilateral de defensa entre Estados Unidos y España que regula el funcionamiento de dicha instalación militar, al objeto de que sean incorporadas mejoras laborales para los empleados civiles y garantías en materia de mantenimiento del empleo.

 

A tal efecto, rememoraba que con motivo de la concentración celebrada por la plantilla a mediados del pasado mes de noviembre ante la propia base, el PSOE, el PP y Unidas Podemos "se comprometieron a iniciar gestiones" para "salvaguardar el empleo" en el recinto, echando los trabajadores "en falta" la materialización de dicha promesa.

Modificado por última vez en Lunes, 04 Julio 2022 08:34