Quejas de pacientes en Morón enfermos con síntomas COVID ante la negativa de los médicos a hacerles PCR o antígenos

Escrito por  Redacción Morón Martes, 11 Enero 2022 09:13
Valora este artículo
(1 Voto)

 

La Junta de Andalucía ha mandado órdenes a los profesionales sanitarios para nieguen la realización de test pacientes que no tengan síntomas graves o que no sean mayores de 70. Así las cosas, a las personas con síntomas COVID como dolor de cabeza, fiebre, vómitos o diarrea, se les niega los test, lo que está provocando que los pacientes tengan que autodiagnocticarse y autoconfinarse dado que tampoco se está llevando a cabo rastreo ni seguimiento en la mayoría de casos.

 

 

“Hoy 10 de enero de 2022 traje a urgencias a mi hijo menor de edad con dolor de cabeza, vómitos y diarrea, lo meten en sala de aislamiento donde no estiman hacerle PCR y me piden que le haga yo la prueba de antígenos en casa. La prueba de antígenos no es fiable (sale negativa), mi hijo llega a casa con 38º de fiebre. Es totalmente indignante porque no sabemos si mi hijo presenta un cuadro gripal o tiene COVID.”, escribía ayer una madre de un enfermo  en una reclamación puesta en las urgencias de Morón.  

 

 

Además, nos asegura esta vecina, le costó lo suyo que le facilitaran una hoja de reclamaciones ya que el “profesional” que le atendió se negó a darle la reclamación sin que antes lo autorizara el responsable médico de urgencias. Por cierto, no hay que olvidar que son los propios médicos los que tienen la última palabra a la hora de decidir si hacer o no el test al paciente por lo que nos encontramos en un mismo centro sanitario con profesionales que sí manden a sus pacientes una prueba y con otros que no.

 

 

El coste del PCR, la no asegurada fiabilidad del test, y el nulo control y seguimientos de la mayoría de casos está provocando que muchos positivos por COVID no  estén guardando la cuarentena marcada ya sea porque el test haya fallado, por desinformación, o por pura irresponsabilidad ante el descontrol reinante.    

 

Parecería que las autoridades sanitarias, ante el colapso de la atención primaria y los últimos recortes (despidieron en noviembre a 8.000 trabajadores del SAS)   han decidido tirar por la calle de en medio y tratar este virus como una gripe, lo que está provocando el desconcierto y la indignación ciudadana.

 

 

Alea jacta est.

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Martes, 11 Enero 2022 09:24