Un preso propina un puñetazo a un funcionario y muerde en el dedo a otro en la cárcel de Morón

Escrito por  Redacción Morón Lunes, 10 Enero 2022 08:45
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Dos funcionarios del centro penitenciario Sevilla II en Morón de la Frontera resultaron heridos el pasado jueves, Día de Reyes, un incidente protagonizados por el interno S. M. A., autor ya de otros hechos similares con anterioridad, y que ha sido denunciado por profesionales a la asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM), que ha alertado a través de un comunicado de la situación que se vive en este centro penitenciario.

 

 

Según el relato de los hechos, todo comenzó el pasado 6 de enero sobre las 17:30 horas cuando los funcionarios de servicio localizaron una gran humareda en el interior de una celda en el módulo de aislamiento cuyo preso había prendido fuego a una manta, provocándole el humo el principio de asfixia. Tras correr a socorrerlo y evitar tal extremo, el reo, en una actitud muy agresiva, la tomó contra los propios trabajadores que le habían salvado la vida minutos antes al negarse a ser atendido por la médica de guardia, alegando, según sostienen desde TAMPM, que no iba a ser visto por ninguna mujer y amenazando a los funcionarios con frases del tipo "de ésta no vais a salir bien parados".

 

Tal fue la agresividad del preso que, en medio de este incidente, acabó propinándole un puñetazo a uno de los funcionarios y un y mordiéndole la mano a otro, desgarrándole la piel del dedo meñique de la mano derecha. "Poco para lo que hubiera podido ser si no hubiese llevado puestos los guantes reglamentarios", según alertan desde la asociación que indican que el mismo necesitó asistencia médica y está a la espera de las preceptivas pruebas para descartar riesgos biológicos.

 

 

Ante estos hechos, prosigue la denuncia de TAMPM, fue necesario avisar a otros compañeros de servicio en otros módulos para poder reducir al interno, "usando la fuerza mínima indispensable".

 

Desde la asociación se insiste en la "absoluta dejadez" a la que, aseguran, somete la Administración penitenciaria a sus empleados. "Aparte de la nula preparación y de medios materiales para resolver este tipo de situaciones, el problema de la escasez de personal es cada vez mas sangrante. Plantillas cada vez más envejecidas, lo que provoca una lógica subida en el numero de bajas, y reducidas al no reponerse las jubilaciones que se van produciendo y todo ello agravado por la expansión de la pandemia de Covid con lo que ello conlleva", denuncia.

 

 

En esta línea, piden que se cumplan "las infinitas promesas" y pasen a ser considerados agentes de la autoridad "para que casos como éste no queden casi impunes". "Es más, es posible que la Dirección General, como ha ocurrido otras veces, no considere este hecho como una agresión. Tienen su propia y falsa estadística a la que llaman PEAFA , una estafa, en el que sólo se incluyen agresiones físicas y evaluables, y cuyo protocolo sólo se inicia de oficio. Es decir, es el propio funcionario, que en ocasiones acaba en el hospital, el que debe solicitar la apertura del expediente o, de otra manera, no se refleja como agresión", concluye el comunicado.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 10 Enero 2022 09:04