Carmen, viuda de uno de los fallecidos en la Residencia Mediterráneo de Morón pide justicia: “estuvo 5 días sin oxígeno ni comida y no lo llevaron al Hospital”

Escrito por  Redacción Morón Viernes, 19 Noviembre 2021 08:11
Valora este artículo
(2 votos)

_Se llama Carmen Pérez Carmona, viuda desde el pasado 29 de septiembre de 2020 de Francisco Martínez Pérez, uno de los residentes de la Residencia Mediterráneo que perdió la vida por Covid en la segunda oleada del año pasado.  Al menos 18 abuelos y abuelas fallecieron  en lo que fue un auténtico drama humanitario sin parangón en la historia de nuestra ciudad que debería exigir una clara asunción y reconocimiento de responsabilidades por parte de sus gerentes.

 

En esas está Carmen. Esta vecina de Morón está llevando a cabo una cruzada contra el silencio y el olvido, llegando a llevar el caso de su marido a Fiscalía, siendo esta la primera denuncia de este tipo que se plantea contra una Residencia de Morón. Carmen no se queda ahí y con la voluntad de reunir apoyos y para que su caso sea conocido por todo su pueblo, tuvo ayer la oportunidad de intervenir en el pleno del Ayuntamiento,  donde pudo exponer su caso.

 

 

Esta redacción le ha entrevistado y ha podido conocer de primera mano que el único interés de esta vecina es aclarar en qué circunstancias murió su marido y porqué a su esposo no lo derivaron al Hospital cuando empezó a empeorar, dejándolo cinco días en muy mal estado. “Lo primero que hace todo el mundo cuando tiene un familiar enfermo es llevarlo al Hospital, ¿por qué lo dejaron ahí tantos días enfermo, sin nadie verlo?, porque hay muy poquitos informes del médico…”, nos comenta Carmen.

 

Deja claro desde el primer momento que ella “contra de los trabajadores no voy a decir nada”. “Yo soy trabajadora, mi marido también lo era y mis hijos, yo solo quiero que haya justicia”.

 

 

De seguido nos comenta que ella estuvo 9 de años cuidando de su marido, que sufría de Alzheimer. “Con todo mi gusto, era mi niño, pero me lastimé el hueso del esternón y lo metí 5 meses en la Residencia Mediterráneo, algo que me pesa mucho, porque fue separarme de él”.

 

Carmen no deja de pensar como murió su marido. La falta de transparencia y la nula  información que desde la dirección de la Residencia Mediterráneo se le ha ofrecido tan solo le permite imaginar cómo fueron los últimos cinco días de Francisco.   “Yo creo que el pueblo de Morón no debe ser ciego y sordo, hay que saber que son personas y mi marido no estaba para morirse, si lo hubieran llevado de primera hora al Hospital a que le hubieran dado asistencia…,   por lo menos no estaría yo con esta locura que tengo en la cabeza de tanto pensarlo. “Estuvo 5 días sin oxígeno y comida, y lo sacaron de madrugada mintiéndonos,  yo llamaba y no me atendían”.

 

 

Pensar que si su marido hubiera permanecido con ella seguiría con vida y que estuvo cinco días muriéndose la está martirizando. “Tengo los informes de Valme y mi marido entró con una deshidratación grandísima, le faltaban cinco litros de líquido en el cuerpo, si a mi marido a primera hora lo llevan a un Hospital no hubiera habido tantos muertos”.

 

Carmen no muestra rencor ni resentimiento, pero ni muchos menos resignación. Lo que quiere es justicia y conocer que pasó en realidad y por qué sucedió de esa manera. Porque cree que todas las vidas valen y se merecen ser tratadas con la misma dignidad. Y es por ello que también pide apoyo “a otros familiares que también perdieron a sus seres queridos en las mismas circunstancias y, sobre todo, que se le escuche y no le den de lado en los sitios, que yo lo que quiero es esclarecer qué pasó en la Residencia”.

 

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 19 Noviembre 2021 11:02