La unidad canina de la cárcel de Morón y la Policía evitan la entrada de droga en el centro penitenciario

Escrito por  Redacción Morón Viernes, 19 Noviembre 2021 08:11
Valora este artículo
(1 Voto)

_La unidad canina de la cárcel de Sevilla-II y la Policía Nacional intensifican los controles para evitar la entrada de droga en este centro penitenciario, en el que afortunadamente no se ha producido ningún fallecimiento por sobredosis en lo que va de año. Precisamente esta unidad interceptó en la tarde de ayer a un familiar de un interno que pretendía introducir estupefacientes en la prisión aprovechando una comunicación con el mismo.

 

 

Desde que la incidencia acumulada en la provincia de Sevilla ha permitido que los internos vuelvan a retomar las comunicaciones vis a vis con sus familiares más íntimos, la Subdirección de Seguridad del Centro Penitenciario está poniendo todo su empeño en evitar que a través de estas comunicaciones se pueda introducir droga en el centro penitenciario. “El riesgo es especialmente grave en estos momentos, dado que durante el confinamiento, los internos que habitualmente consumen sustancias estupefacientes, han tenido que estar forzosamente abstinentes, lo que ha hecho que su nivel de tolerancia baje considerablemente; si al retomar el consumo, se vuelven a usar las dosis anteriores al período de abstinencia, el riesgo de sobredosis es muy alto, y puede suponer un grave riesgo para la vida”, afirman desde el centro penitenciario.

 

Por esta razón, los responsables del centro y la comisaría de la Policía Nacional de Morón de la Frontera, organizan dispositivos conjuntos a la entrada del centro penitenciario, en los que interviene la Unidad Canina del propio centro, por lo que en varias ocasiones se han podido interceptar diversas cantidades de drogas que los familiares de los internos pretendían introducir en el centro penitenciario.

 

 

Al ser un dispositivo coordinado con efectivos de la Policía Nacional, los responsables son trasladados a la Comisaría de Policía y se inicia el correspondiente procedimiento judicial para determinar la eventual responsabilidad penal en la que hubieran podido incurrir, “además del efecto disuasorio que el propio dispositivo policial provoca en otros familiares, que les hace desistir de intentar meter droga para sus familiares internos”, destacan desde el propio centro.

 

Desde la prisión de Morón han subrayado la actitud de colaboración que en todo momento han encontrado en los responsables de la Policía Nacional de Morón, destacando que gracias a esta actitud colaborativa se están salvando vidas de internos evitando las temidas sobredosis. Estando próximos a terminar el año, el departamento de seguridad del centro penitenciario está altamente satisfecho “al no haber fallecido ningún interno por sobredosis en todo el año” gracias a actuaciones como estas, y otro tipo de actuaciones con las que la Subdirección de Seguridad ha perseguido el mencionado objetivo.

 

 

La Unidad Canina del centro penitenciario de Morón está compuesta por dos funcionarios de Instituciones Penitenciarias que han recibido formación específica, y dos perros que también reciben formación para detectar sustancias estupefacientes.

 

Modificado por última vez en Viernes, 19 Noviembre 2021 10:16