Lipotimias y bajadas de tensión diarias entre el alumnado de un colegio de Morón obligado a permanecer en cuadrículas sin sombra en el recreo

Escrito por  Redacción Morón Jueves, 20 Mayo 2021 11:00
Valora este artículo
(4 votos)

_El equipo de gobierno se comprometió en diciembre a realizar una actuación inmediata que diera algo de sombra, promesa que ha incumplido y que, vistas las consecuencias,  tiene a los padres y madres del centro indignados y en pie de guerra. Las medidas anti-Covid y los grupos burbuja acentúan más la problemática.  

 

 

Desde la misma zona donde cientos de niños pasan su recreo al sol ligero, obligados a permanecer en unas cuadrículas pintadas en el albero -por eso de los grupos estables devenidos del COVID- donde no hay gota de sombra,  la AMPA Blás Infante (CEIP Reina Sofía) nos trasladaba ayer tarde su preocupación ante las altas temperaturas  en los exteriores del colegio y las consecuencias que esta circunstancia estaba teniendo sobre el alumnado.

 

Y es que este AMPA lleva varios años solicitando una solución que dé sombra a este patio y este año, concretamente el pasado 15 de diciembre en una reunión en la casa consistorial,   el propio Alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez, junto a la Delegada de Educación, Nuria Martínez, se comprometieron en acometer de inmediato las actuaciones necesarias. Las promesas se las llevó el viento y a pocos días de la llegada de junio el equipo de gobierno incumple –una vez más- su palabra y ahora emplaza a los padres al próximo curso.

 

Como bien explicó ayer Rocío Herrera, una de las madres del AMPA de este centro,  en la reunión con el Alcalde llevaron los deberes hechos y presentaron unos cuantos presupuestos –rondaban de 7.000 euros-  para la instalación de diferentes sistemas de pérgolas. Eso no quita, lo dejan claro,  que después el Ayuntamiento opte por el sistema que quiera. Se conforman con cualquier otra estructura que elijan los técnicos del Ayuntamiento con tal de que proteja del sol.

 

 

Va a finalizar el curso y las lipotimias en el colegio se suceden.  Y es que esta actuación, que ya de por sí es necesaria en condiciones normales, se hace imprescindible en estos momentos de pandemia. Para quién no lo sepa, el patio más amplio del Reina Sofía está dividido en cuadrículas donde los alumnos y alumnas deben permanecer sin salir de ellas en cumplimiento de las medidas anti-COVID impuestas por las autoridades sanitarias. Si ya de por si nos podemos imaginar que esta situación, en condiciones ambientales “normales”  es complicada para los niños y niñas, se hace insoportable cuando llega esta época del año  donde el sol aprieta con justicia. Por eso no es de extrañar que después del recreo en el colegio se estén sucediendo los casos de lipotimias, dolores de cabeza o bajadas de tensión, tal y como nos comentaba ayer Rocío.

 

En este sentido, dos alumnas del cole también quisieron darnos sus testimonia en primera persona y nos explicaron cómo la calor se hace insoportable en un recreo sin sombra. Cómo será la cosa que reconocen llevar botellas de agua congelada para poder enfriarse un poco las cabezas y poder soportar la media hora de recreo.

 

Las padres y madres se siente engañados y no es para menos. Han comenzado una campaña de firmas y están denunciando este caso en redes sociales con vídeos y fotos. El Ayuntamiento de Morón es el responsable de las instalaciones, mantenimiento y mejora de los colegios de su municipio y no es de recibo que para que se lleve a cabo una actuación de esta naturaleza, que ha sido comprometida por el propio Alcalde y la Delegada de Educación y que además no comporta una  gran inversión, los padres tengan que llevar a cabo todo este tipo de movilizaciones. Repetimos que a esto no hay derecho.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Jueves, 20 Mayo 2021 11:24