Instituciones Penitenciarias nombra nuevo director para la cárcel de Morón de la Frontera

Escrito por  Agencias Morón Viernes, 18 Diciembre 2020 01:12
Valora este artículo
(2 votos)

_Eduardo Miñagorri, licenciado en Derecho, es funcionario de prisiones desde hace 26 años y hasta ahora estaba al frente de la Subdirección de Régimen en la prisión de Puerto II

 

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (IIPP) ha nombrado a Eduardo Miñagorri nuevo responsable de la prisión Sevilla II de Morón de la Frontera, tras la salida de su anterior director, Rafael Durban.

 

 

Miñagorri, sevillano de nacimiento, de 51 años de edad, es licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla. Ingresó en la Administración Pública en el Cuerpo de Ayudantes de IIPP en 1994, desarrollando diversos puestos de trabajo propios del cuerpo en las áreas de Vigilancia, Tratamiento y Régimen, detalla en un comunicado. 

 

En 2003 accede al Cuerpo Especial de IIPP. En su trayectoria en puestos directivos fue subdirector de Seguridad en el Centro Penitenciario de Algeciras (Cádiz) y administrador de ese mismo centro. En el año 2011, accede a la Dirección de Programas en el Centro Penitenciario Puerto II y en el CIS Alfredo Súar Muro en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera.

 

En el año 2018 aprueba las oposiciones al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias, al que pertenece en la actualidad en laespecialidad de Jurista. Hasta su nombramiento como director del CentroPenitenciario Sevilla II, ha ejercido la subdirección de Régimen en la prisión de Puerto II.

 

Además, Miñagorri ha cursado la Formación de Formadores para Instituciones Penitenciarias, Formación de Grupos de Control y Seguimiento de Internos y otros cursos relacionados con la institución.

 

 

 CAMBIOS EN POCAS SEMANAS

 

El nombramiento de Miñagorri se produce semanas después del cese de Durbán a finales de noviembre, puesto en el que llevaba nueve años. Desde el Ministerio se explicaba esta decisión en el marco de un proceso de reorganización y optimización profesional puesto en marcha con la llegada del actual secretario de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González, pero casualmente ese cambio en la dirección de la prisión llegaba después de la inspección realizada en la cárcel por responsables del departamento de Fernando Grande-Marlaska tras quejas de varios presos.

 

«No hay nada personal» en esta decisión, subrayaban desde Interior, sino que «antes o después» llegaría su destitución porque son puestos «duros y desgasta» mucho, especialmente Morón de la Frontera.

 

 

Sin embargo, este periódico pudo conocer que esta decisión llegaba pocas semanas después de que dos inspectores del Ministerio del Interior visitaran la cárcel para solicitar grabaciones de días y zonas concretas. El motivo era un informe recibido tras la visita de dos miembros del Comité Europeo para la prevención de la Tortura, dependiente del Consejo de Europa, en Sevilla II a raíz de las quejas recibidas por varios presos por las condiciones de vida entre rejas.

 

A este cese de Durbán le siguió la semana pasada la dimisión de tres subdirectores y el administrador, quienes solicitaron a la Secretaría Ggeneral de Instituciones Penitenciarias su salida en solidaridad con la destitución del ya exdirector. El paso adelante que dieron estos funcionarios es meramente simbólico, pues fueron nombrados en su día por un responsable y será la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias la que tenga la última palara en el asunto.

 

PRESOS MUERTOS

 

Además, esto coincidió con el fallecimiento el pasado sábado de un preso en su celda a causa de una sobredosis de sustancias psicotrópicas. Morón, con 47 internos, es la prisión de España donde más presos perdieron la vida entre enero de 2015 y diciembre de 2019, con 47 fallecidos, según los datos aportados por el Gobierno central. Siendo Andalucía la comunidad que registró más fallecidos entre rejas en este periodo.

 

La población reclusa de Morón, según han subrayado a este periódico fuentes penitenciarias, es de las más conflictiva y peligrosa, acogiendo entre sus celdas «a lo peor»: terroristas de ETA, yihadistas, miembros de bandas criminales organizadas o el presunto asesino de Laura Luelmo, Bernardo Montoya.

 

Esto genera un ambiente difícil de gobernar, dando lugar a agresiones a funcionarios y entre presos, a casos de sobredosis y suicidios.

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 18 Diciembre 2020 01:44