Editorial. Empresas y empresarios

Escrito por  Editorial Morón Miércoles, 04 Noviembre 2020 08:42
Valora este artículo
(5 votos)

_Hablar de empresas y de empresarios puede llevarnos todo el tiempo del que podamos disponer. El asunto es inabarcable. Por lo que me voy a limitar a algunas consideraciones simples y generales que espero sean de interés para nuestros los lectores.

 

 

En primer lugar empezaremos con una afirmación que puede ser controvertida: la vida económica de cualquier país necesita de empresas pero no necesariamente de empresarios.

 

Aquí tenemos que hacer un inciso para precisar que no es lo mismo un empresario que un gestor. A los empresarios/as se les considera, normalmente, como el propietario o los propietarios de las empresas, mientras que los gestores son gentes asalariadas, algunos con extraordinarios salarios pero asalariados al fin.

 

 

Los gestores si son imprescindibles, lo mismo que los trabajadores. No puede existir ninguna empresa sin persona o personas que la gestionen. Tampoco sin trabajadores. Pero existen, han existido y existirán empresas sin empresarios.

 

En todo el mundo existen empresas del Estado que, por definición, no son propiedad privada de ningún empresario. En España, antes de que  Felipe y Aznar empezarán a saquear (perdón, a privatizar) lo común, teníamos empresas como Telefónica, Repsol, Argentaria, Endesa, Gas Natural, …que no tenían ningún empresario al frente. Luego, pueden existir empresas, hasta en un sistema capitalista de producción, sin empresario.

 

Lo que es totalmente imposible es que existan empresas sin trabajadores. Así que los trabajadores son imprescindibles pero los empresarios no. Eso es lo primero que queríamos  dejar sentado.

 

Por otra parte, partiendo de la evidencia que toda empresa capitalista tiene como principal objetivo obtener los mayores beneficios posibles, los distintos tipos de empresas y empresarios que se pueden dar forman una amplia gama.

 

 

Desde los empresarios/as  que cumplen todas las leyes laborales a que están obligados, se comportan legalmente también con la hacienda pública y tratan con corrección personal a las clases trabajadoras a aquellos que son unos verdaderos “gánsters”.

 

En la cúpula gansteril se encuentran todos aquellos empresarios-emprendedores que se dedican a la economía criminal: producción y distribución de drogas, venta ilegal de armas, trata de seres humanos, prostitución…Más de dos billones de euros se lavan cada año provenientes de este tipo de economía de los cuales sólo se logran detectar el 0,2% (¿por qué será?).

 

Bajando en orden descendente están aquellos empresarios que no pagan la seguridad social de sus empleados, los que no les pagan las horas extras, los que los contratan por cuatro horas cuando en realidad trabajan ocho,…

 

 

Nosotros, los que hacemos este periódico no estamos en contra de los empresarios (aunque alguna autoridad local, fifty-fifty mentirosa e imbécil, lo vaya repitiendo por ahí) aunque aspiramos a una sociedad donde no sean necesarios. Sólo en contra de aquellos que se saltan las leyes a la torera perjudicando a sus trabajadores y a la población en general.

 

Porque, en contra de lo que con tanta estupidez como cotidianamente se repite, nosotros no pensamos que todos los empresarios sean iguales.

 

Algunos son más iguales que otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 04 Noviembre 2020 10:18