Aprobada la moción de IU y Podemos Morón por una auditoria de la gestión del brote de Covid-19 en la Mediterráneo (+Vídeo)

Escrito por  Redacción Morón Viernes, 23 Octubre 2020 08:54
Valora este artículo
(2 votos)

_La propuesta, aprobada por los votos favorables de Unidas Podemos, PSOE y AMA, y la abstención de PP, acuerda solicitar una auditoría de la gestión del brote de Covid-19 por parte de la dirección de la Residencia, mejorar en la intervención pública cuando no se pueda garantizar la seguridad y la atención plena a residente, e instar a la implantación de un modelo de residencias 100% público y de calidad.

 

 

El grupo municipal formado por Podemos e Izquierda Unida, a través de una de sus concejales, Susana López, denunció en el pleno ordinario de octubre  como la empresa privada  no hizo funcionar el protocolo anticovid y la falta de personal obligó a las trabajadoras a soportar jornadas interminables, descansos insuficientes y un alto nivel de estrés, incompatible con el desempeño del trabajo, y  sin conocer si eran positivas o no. 

 

 

La situación de horror que se ha vivido en la Residencia Geriátrica Mediterráneo, donde ya están confirmados más de 60 casos positivos de coronavirus de los 14  han fallecidos ha llevado al grupo municipal de Adelante Morón (Izquierda Unida y Podemos) a proponer al pleno municipal instar a la Junta de Andalucía  a que realice una auditoría sobre la gestión que la empresa privada ha hecho durante la crisis sanitaria en la Residencia Geriátrica Mediterráneo.

 

“Desde que conocimos los primeros resultados positivos, ya augurábamos que, en los días sucesivos, el contagio se iba a extender rápida y masivamemte entre residentes y trabajadores: el protocolo no funcionó desde el primer momento, había falta de personal, las trabajadoras estuvieron trabajando días completos sin conocer si eran positivas o no, etc.”, explican desde Adelante en la exposición de motivos de la moción.   

 

 

En la moción se asegura que “tanto la residencia como la Junta tuvieron grandes dificultades para sustituir por completo al personal contagiado, lo cual provocó una situación límite con jornadas interminables, descansos insuficientes y un alto nivel de estrés, incompatible con el desempeño del trabajo. Una situación que sólo se ha visto controlada con la reincorporación de personal de baja y la intervención pública”.

 

Según Adelante todo ello ha ocurrido “con una dirección ausente desde el inicio de la pandemia, teletrabajando hasta que se ha visto obligada a asistir físicamente a la residencia, obligados por la falta de personal”, por no hablar de “la falta de transparencia y la mala gestión de la información ha supuesto una enorme angustia e incertidumbre a las familias de los residentes, que en muchos casos han conocido el nivel de propagación del virus en la residencia por la prensa”.

 

Este caso “no es más que un caso concreto de todos los que se han vivido en este país”, añaden desde este grupo municipal, para el cual “el modelo de privatización y mercantilización de los cuidados a las personas mayores se ha evidenciado fracasado, algo que ya veníamos denunciando antes de que llegara la emergencia sanitaria”.

 

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 23 Octubre 2020 09:47