La guardería Las Ranitas de Morón desmiente los rumores de cierre tras el positivo de una de sus alumnas

Escrito por  Redacción Morón Miércoles, 09 Septiembre 2020 12:58
Valora este artículo
(5 votos)

_La alumna en cuestión habría contraído el virus fuera de la guardería, en el ámbito familiar,  y gracias a los propios protocolos del centro  y a la responsabilidad de su madre no se ha tenido que cerrar el centro ya que solo tuvo contacto con dos compañeros, ambos actualmente en cuarentena, en buen estado  y a la espera de los resultados de las pruebas PCR.

 

 

Así las cosas, el Centro Infantil Las Ranitas, sito en la Calle Utrera de Morón, sigue abierto y funcionando con normalidad –a excepción de la clase de uno a dos años- tras haber seguido a rajatabla todas las medidas indicadas por las autoridades sanitarias. Desde la dirección nos trasladan que las trabajadoras se encuentran “agotadas psicológicamente” dada  la presión que están teniendo que soportar por la rumorología que se ha generado y su repercusión social,  que está llegando a afectar a sus propias familias.

 

LA GUARDERÍA SIGUE ABIERTA

 

El Centro Infantil La Ranita sigue abierto tras tomarse todas las medidas protocolarias establecidas por las autoridades sanitarias tras el positivo en una prueba PCR de una de sus alumnas que habría contraído el virus en el ámbito familiar, concretamente a través de su madre.

 

Precisamente,  el periodo de adaptación con horarios diferenciados entre edades para que las clases no se cruzaran, junto a la precaución de la madre de la niña que al sentirse con algún síntoma ya no llevó a su hija al centro, ha evitado que el cierre del Centro Infantil . Solo dos compañeros de la pequeña que tuvieron un contacto estrecho con ella están guardando cuarentena  esperando a que se les realice unas pruebas PCR.

 

 

Desde la Dirección del Centro nos aclaran que en la clase de uno a dos años, el 1 de septiembre (único día que asistió la pequeña a la guardería) solo tenían a tres pequeños porque “muchos padres prefieren incorporar a sus hijos después de Feria”. La pequeña solo estuvo el primer día una hora y media, tiempo utilizado para darle la  bienvenida por parte de las educadoras que estuvieron en todo momento protegidas con todas las medidas impuestas por sanidad (mascarillas, lavado de manos frecuente con alcohol, etc..). Esta clase no se cruzó en ningún momento con la de mayores, aclaran desde el centro. La dirección nos asegura que “si hubieran tenido contacto con más niños no tendríamos ningún problema con que el centro se cerrara porque lo primero es la salud de los niños y niñas”.  

 

 

La madre de la niña, que tuvo sintomatología asociada al COVID-19,  decidió por responsabilidad no llevarla los días siguientes al inicio del curso. Cuando se supo que ambas eran positivo en COVID-19 la dirección de Las Ranitas, en aplicación al protocolo se pusieron en contacto con epidemiología, con el Centro Salud de San Francisco y con la enfermera asignada a los centros de la localidad, y desde entonces han seguido todas sus indicaciones.

 

Esperan que en breve la pequeña se  recupere y junto a sus compañeros retomen la actividad de la Guardería. Mientras tanto piden acabar con los bulos y desinformaciones, en algunos casos mal intencionadas, sobre lo ocurrido. Les han llegado audios por WhatsApp, comentarios en redes sociales y otros rumores que han provocado mucho malestar y desasosiego entre las trabajadoras y sus familias.

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 09 Septiembre 2020 14:58