Eliminando barreras artificiales para los peces del río Guadaíra

Escrito por  Redacción Morón Miércoles, 20 Mayo 2020 10:11
Valora este artículo
(1 Voto)

_La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) promueve un proyecto diseñado para que el río Guadaíra recupere su "continuidad longitudinal" en favor de los peces que lo habitan.

 

 

El proyecto en cuestión, según el informe de impacto ambiental del mismo, está bautizado como "Recuperación de la continuidad longitudinal de paso para la ictiofauna en el río Guadaíra" y se encuadra en la Estrategia Andaluza de Restauración de Ríos, que en consonancia con la estrategia nacional en la materia está destinada a mejorar el ecosistema fluvial para las especies de fauna ictícola autóctona.

 

Para ello, la actuación pretende restituir la continuidad longitudinal del cauce fluvial con actuaciones concretas en diversas "barreras" que obstaculizan el cauce del río, en el tramo comprendido desde su nacimiento hasta la localidad de Alcalá de Guadaíra, atravesando los municipios de Morón de la Frontera, El Arahal, Carmona, Mairena del Alcor y Alcalá, y en el ámbito de los acuiferos Arahal-Coronil-MorónPuebla de Cazalla y Sevilla-Carmona.

 

"Ambas masas muestran riesgo de no alcanzar el buen estado químico derivado de la superación de los niveles de sustancias con NCA (Nitratos) y sustancias presentes de forma natural (Cloruros). La calidad general de las aguas presenta un deterioro significativo de los usos del agua y un riesgo ambiental significativo por contaminantes a través de las masas de agua subterránea. El estado químico es, por tanto, malo", avisan los autores del informe de evaluación ambiental.

 

"PÉRDIDA DE LA RIQUEZA AUTÓCTONA"

 

En dicho documento se detalla además que el Grupo de Investigación Aphanius, del Departamento de Zoología de la Universidad de Córdoba, ha recordado que un estudio acometido en 2014 por dichos investigadores respecto a la ictiofauna del Guadaíra "refleja una pérdida de riqueza autóctona, por ejemplo del cacho (Squalius pyrenaicus) o de la pardilla (Iberochondrostoma lemmingii); o que recientes muestreos revelan la presencia de alburno (Alburnus alburnus) en zonas aledañas a la desembocadura del río, especie especialmente peligrosa para los pequeños ciprínidos autóctonos como el calandino (Squalius alburnoides) debido a hibridación y desplazamiento por uso del mismo nicho ecológico".

 

Además, en dicho informe se avisaba de que "la desaparición de estas especies, sobre todo las sedentarias (cacho y pardilla) no se debe a la presencia de barreras, sino al incremento de la carga orgánica, compuestos tóxicos y sólidos en suspensión" en el agua.

 

 

Los trabajos del proyecto, en cualquier caso, "irán enfocados a la demolición de infraestructuras existentes inservibles u obsoletas que obstaculizan el río Guadaíra, la adecuación de vados y obras de paso existentes, y la creación de infraestructuras o escalas de peces que mejoren la permeabilidad a la ictiofauna de las barreras que no puedan ser demolidas porque tienen un uso legal, como estaciones de aforo, vados y azudes", según se precisa en el documento.

 

 

Concretamente, el proyecto contempla nueve actuaciones que incluyen por ejemplo la demolición de los vados inundables Cortijo Balbuán, el Morillo, Paraje Las Lomas o de la Venta de Esparteros, para su sustitución por otros nuevos, la demolición también del vado inundable de la carretera antigua C339 o "construir una escala de peces en el azud del Molino de San Pedro, para compatibilizar su existencia con el movimiento de la ictiofauna, del tipo estanques sucesivos con vertederos laterales y orificio sumergido".

Modificado por última vez en Miércoles, 20 Mayo 2020 11:20