Trabajar con miedo: la dura realidad diaria de muchos vecinos de Morón

Escrito por  Redacción Morón Martes, 24 Marzo 2020 09:04
Valora este artículo
(1 Voto)

_Mientras que una buena parte del pueblo de Morón sigue confinado en sus casas, con especial mención a los miles de niños y niñas que llevan 11 días sin salir, otros tantos vecinos son obligados a acudir diariamente a sus puestos de trabajo dado que el gobierno central, dentro de las medidas decretadas para hacer frente a la crisis del coronavirus,  no obliga aún a la paralización total (exceptuando la industria y servicios de primera necesidad) de nuestro tejido productivo.

 

 

Y decimos obligados porque una buena parte de nuestros vecinos y vecinas, que preferirían estar acompañando a sus familias en estos difíciles momentos que nos ha tocado vivir, van a trabajar al tajo con miedo a contagiarse, y lo que es peor, con miedo a transmitir el virus a su familia una vez vuelven a casa.

 

Es cierto que en la mayoría de fábricas, oficinas, tiendas o supermercados de Morón,  se están llevando a cabo, poco a poco, los distintos protocolos dictados por las autoridades sanitarias, pero estas medidas no impiden, como estamos comprobando en otras zonas de España, poder coger el virus.

 

 

No tienen más remedio que ir a trabajar. Así de simple. La otra opción es el despido. Y es por eso por lo que muchos exigen (tanto a los empresarios como al Gobierno) el cierre inmediato de aquellas empresas que no produzcan productos de primera necesidad, y quieren dejar claro a un sector de la sociedad, que comienza a criticar el trasiego de personas según a qué horas, o la circulación de vehículos por las calles, que muchos de ellos no están yendo a trabajar por gusto y que, además, lo hacen con miedo. 

 

Modificado por última vez en Martes, 24 Marzo 2020 11:07