Un coche se empotra contra un edifico municipal de Morón, careciendo de ITV y su dueño se niega al parte amistoso

Escrito por  Redacción Morón Miércoles, 12 Febrero 2020 09:11
Valora este artículo
(1 Voto)

_Un vecino de Morón, que aseguró a la Policía desconocer como su coche se empotró contra el muro trasero del Polideportivo y que se negó a redactar parte amistoso, tendrá que pagar el arreglo del muro.  

 

 

Al mediodía de un jueves del pasado agosto, cuando el termómetro marcaba 38 grados centígrados y el reloj las 14.15 horas, uno de los Guardas Mantenedores del Polideportivo de la Alameda de Morón alertó a su superior de que un Peugeot se había  empotrado con el muro de las instalaciones deportivas.

 

Tras el incidente, su dueño se negaba a facilitar los datos del seguro para dar el oportuno parte. El vehículo había derribado cuatro metros cuadrados del muro que coincide con las traseras de las instalaciones. Cuando la Policía Local de Morón tienen conocimiento de lo ocurrido se trasladan al lugar y comprueban que el vehículo ya había sido aparcado en la Calle Doñana,  presentando diferentes daños que evidenciaban el golpe (abolladuras, varios arañazos en el capó,  descuelgue y  rotura en el paragolpes delantero).

 

Entonces comprobaron que el coche, que aún en la base de datos de la DGT estaba a nombre de la exmujer del dueño, tenía la ITV caducada aunque, al menos, contaba con el seguro obligatorio. La Policía Local se trasladó al domicilio (cercano al siniestro)  del actual propietario que aseguró que él no lo había conducido.  Dijo que el vehículo se lo había encontrado empotrado esa tarde sobre la parte trasera del Polideportivo desconociendo el motivo por el cual había llegado hasta allí y que posteriormente lo habia retirado del lugar y lo estacionó  frente a su domicilio. El dueño también se negó a hacer ningún tipo de parte asegurando que el muro ya se encontraba en mal estado y lo estaban derribando los operarios del Ayuntamiento. Finalmente añadió que,  aunque su vehículo hubiera provocado los daños,  no estaba dispuesto a arreglarlo.

 

 

Los daños ocasionados por el vehículo hizo actuar también a los Bomberos, que  tuvieron que proceder a derribar los restos de bloques y bovedillas que quedaban sueltas y acordonar la zona.

 

 

Fuera como fuera que hubiera llegado ese coche a empotrarse contra un muro de bloques,  teniendo en cuenta que por suerte no hubo que lamentar lesiones personales, y que el dueño del coche no ha presentado ninguna alegación contra un expediente iniciado en su contra para reparar el daño ocasionado, el Ayuntamiento de Morón  aprobaba el pasado 29 de enero, a través de un decreto, liquidar con el propietario del Peugeot 406 la cantidad de 422,92 euros, que es lo cuesta reparar el muro.

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 12 Febrero 2020 13:22