Vomitivo: un concejal del PP de Morón recita un auto judicial fascista que justifica el fusilamiento de las 13 Rosas republicanas (+Vídeo)

Escrito por  Redacción Morón Jueves, 26 Diciembre 2019 09:58
Valora este artículo
(4 votos)
German Vega, segundo por la derecha, antes de recitar un auto nazi. German Vega, segundo por la derecha, antes de recitar un auto nazi.
  • German Vega, tras basarse en una sentencia franquista, asegura haber dado “una clase de Historia objetiva”  dando veracidad a la versión nazi de la Historia utilizada para asesinar, torturar o  recluir en campos de concentración  a cientos de miles de españoles (la mayoría de ellos republicanos)  por toda Europa.

 

  • El concejal del PP de Morón, recitó en el pleno municipal parte del auto franquista en el se justifica el fusilamiento de las 13 rosas, asesinadas una vez acabada la guerra por “adhesión a la rebelión” y por rojas. Una vez leído el auto fascista, y tras ser repudiado  por los demás portavoces del pleno, Germán (del gentilicio alemán)  acabó asegurando que había dado “una clase de Historia objetiva”, objetivamente nazi, nos permitimos apostillar.  

 

El pasado jueves 19 de diciembre el pleno municipal de Morón  trató la moción presentada por el grupo municipal de Adelante Morón (Podemos e Izquierda Unida) en la que condenaba las palabras infamantes que un parlamentario del partido ultraderechista Vox realizó contra las 13 Rosas en una entrevista en TVE, manifestando que estas mujeres “torturaban, asesinaban y violaban vilmente".  

 

 

La necesidad de reparar la memoria de las trece rosas y condenar cualquier ataque a las víctimas de la represión franquista o a la ciudadanía que, en ejercicio de sus libertades, asiste o participa en actos de verdad, justicia y reparación de la memoria democrática, se hace cada día más patente, más aun después de escuchar la vomitivas y despreciables palabras del concejal del PP, Germán Vega, que intentó dotar de veracidad histórica el auto judicial franquista que condenó a las 13 Rosas a muerte,  en el que se justificaba el fusilamiento de estas mujeres (y otros 43 muchachos) por razones ideológicas, por adhesión a la rebelión,  por ser rojas. La voluntad de aquellos franquistas –como los de hoy- es convertir a las víctimas en verdugos para que, como entonces, pasen así, de defender la legalidad republicana contra quienes se rebelaron contra ella con un golpe de Estado, a ser consideradas por los rebeldes como responsables del delito que ellos habían cometido. El mundo al revés.

 

Y ese sentido tuvo la intervención del concejal del PP quién comenzó  puntualizando lo siguiente: “las 13 Rosas,  como dato,  eran pertenecientes a una ramificación del frente popular, en realidad comunista, afines al régimen totalitario stalinista, régimen causante de 100.000 millones de personas en todo el mundo, y que a día de hoy aún sigue vigente, por desgracia”.

 

 

Para Vega, el hecho histórico fue el siguiente: “las 13 Rosas fueron ejecutadas por el motivo de destruir la esperanza de reorganización del régimen totalitario comunista, en aquel momento declarado en rebeldía, hecho que queda demostrado tras el atentado cometido en la carretera de Extremadura al comandante Isaac Gabaldón, a su hija Pilar de 17 años y al conductor de 23 años, hecho que se le atribuyó a las 13 Rosas. Así venía explicado en su nota oficial, la cual resumo: todo esfuerzo contra este país puesto en pie a través de horribles sacrificios, todo esfuerzo encaminados en perpetuar los hábitos de la criminalidad política apenas se haya producido quedará inexorablemente aplastado, cada vez que se produzca un hecho semejante al de la Carretera de Extremadura, la decisión de la Justicia será tan implacable como en esta ocasión, nadie podrá volvernos a la tragedia y al espanto que exigieron una guerra”.

 

“Típicamente la izquierda ha cultivado una tremenda sentimentalidad personalista en torno a este caso pero con la inadmisible trampa habitual, ha presentado a las víctimas, no como stalinistas, sino campeonas de la libertad”.

 

 

El discurso de concejal del PP, tras anunciar que no defendería a “personas que han defendido, incluso asesinado en nombre del régimen totalitario comunista” fue reprendido por franquista por los demás portavoces del pleno. Pero este, lejos de retractarse dijo “he dado una clase de Historia objetiva, sé que no os gusta, pero esta es la Historia”.

 

Para cerrar la moción, la portavoz de Adelante Morón, Susana López, proponente de la misma, aprovechó  para recordar como “esta intervención del PP es consecuencia de la Transición que tuvimos,   ya que  en ninguna institución de Alemania se basan argumentos en sentencias que hicieron los nazis, que no son sentencias objetivas ni que puedan existir en una democracia”.

 

 

El debate completo del punto en el siguiente vídeo:

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 27 Diciembre 2019 09:21