Una moronense de 53 años se rompe el tobillo por un socavón en un acerado y su Alcalde se escuda en que pudo esquivarlo para no indemnizarla

Escrito por  Redacción Morón Miércoles, 17 Abril 2019 09:46
Valora este artículo
(2 votos)
Imagen de la Calle Lara Imagen de la Calle Lara
  • Juan Manuel Rodríguez, Alcalde de Morón, a propuesta de Ignacio Cala, se acoge a que "la deficiencia es lo suficientemente visible para haber sido esquivada y así haberse evitado el accidente”.

 

Según ha podido saber la redacción de lavozdemoron.es tras acceder a varios decretos, una vecina de Morón, cuyas iniciales corresponden a M.R.S.L., continúa reclamando al Ayuntamiento de Morón una cantidad cercana a los 5.000 euros tras estar casi dos meses de baja después de sufrir una caída en un acerado en mal estado.

 

El accidente ocurrió  en mayo de 2018  cuando esta mujer se encontraba caminando por la Calle Lara y tropezó a causa de un hundimiento en la acera cayendo a la vía pública y fracturándose el tobillo.

 

A M.R.S.L , de 53 años,  le tuvieron que dar varios puntos de sutura y estuvo 49 días de baja por la rotura del tobillo. Ha vuelto a exponer al Ayuntamiento de Morón -que  desestimó en enero su primera reclamación-  que la caída fue fruto de un socavón en el acerado. En su reclamación cuenta con tres testigos de lo ocurrido.

 

 

Asimismo solicita que sea reparada dicha deficiencia en el acerado para evitar que más personas sufran el mismo accidente y ser indemnizada por dicho motivo.

 

EL ALCALDE SE ACOJE A QUE LA DEFICIENCIA ES “SUFICIENTEMENTE VISIBLE  PARA HABER SIDO ESQUIVADA”

 

Según podemos leer en la reclamación de M.R.S.L recogida en varios decretos de los meses enero y marzo,  si bien el Consistorio “en ningún momento se ha negado, ni puesto en entredicho, tanto el hecho de la caida y las lesiones que esta produjo, como que el motivo de la caída fuese otro diferente a la deficiencia que presenta la acera”, continúa sin aceptar la reclamación basándose en las observaciones de uno de los Técnicos Municipales que  “observa la existencia de un hundimiento en el acerado” pero añade que “esta deficiencia se encuentra en un borde de la acera y se da la circunstancia de que el acerado tiene una anchura aproximada de 1,60 metros y la deficiencia es lo suficientemente visible para haber sido esquivada y así haberse evitado el accidente”.

 

Aceptando estos argumentos, y a propuesta de Ignacio Cala, Delegado de Urbanismo, el Alcalde de Morón desestimaba de nuevo en marzo y a través de decreto la reclamación interpuesta en materia de Responsabilidad Patrimonial.

 

 

Lo cierto y verdad es que son habituales este tipo de reclamaciones al Ayuntamiento de Morón y siempre se actúa de la misma manera: desde el Consistorio primero se culpa a la víctima del accidente y cuando esta recurre a los juzgados la mayoría de veces hay indemnizarla (incluyendo intereses de demora) porque se pierde el juicio.

 

Y es que los acerados de Morón, un pueblo en ruina económica donde sus dirigentes actúan como si nadásemos en la abundancia,  no hay acerado que no presente deficiencias en forma de socavones o pronunciadas pendientes. Si ya es un verdadero “Via crucis” para el peatón, imaginen para aquel tenga algún tipo de discapacidad.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 17 Abril 2019 12:01