Entrevista con Ana María Barrios, alcaldesa de Arahal

Escrito por  Redacción Entrevistas Viernes, 18 Noviembre 2022 17:45
Valora este artículo
(0 votos)

_Ana María Barrios Sánchez es la nueva alcaldesa de Arahal, elegida hace cuatro meses (en el pleno del 7 de julio pasado) Tiene 42 años y es la primera mujer que accede a la Alcaldía de Arahal en toda la historia del municipio.

 

Ha sido contable en la empresa familiar y, posteriormente dirigió un negocio propio, “El detalle de Ana”, dedicado a la confección de tocados y arreglos florales de forma artesanal. 

 

Ana Barrios tenía también experiencia en organizar eventos tales como la Feria Alimentaria “Sabor a campiña” o “Arahal se viste de gala”

 

Desde 2015, que salió elegida concejala por Izquierda Unida, ha desempeñado varias delegaciones en el equipo de gobierno tales como Comercio, Turismo o Desarrollo. Antes de su nueva responsabilidad, se desempeñaba, en el ayuntamiento arahalense, como delegada de Hacienda, Desarrollo Local y Vivienda.

 

Ha sido sustituida en la delegación de Hacienda por Juan Carlos Recacha, delegado de Juventud hasta el momento. El puesto de concejal, dejado vacante por Miguel Ángel Márquez, ha sido cubierto por Neiva Sánchez. 

 

Ana tiene la difícil papeleta de sustituir a un alcalde muy querido por el pueblo. En el pleno antes citado, la portavoz del PSOE, concejal de la oposición en Arahal, María Ángeles Ojeda, le pidió a la nueva alcaldesa que siguiera haciendo política desde el respeto y la educación.

 

Esta entrevista hace patente que el magisterio de Miguel Ángel Márquez ha calado hondo en Ana Barrios. Su mirada franca y directa, mientras la entrevistamos, nos convenció de la sinceridad total de sus respuestas.

 

El respeto y la educación en política, bienes tan importantes y a la vez tan escasos, al menos a nivel nacional, están garantizados en Arahal. Esa es la conclusión más importante que sacamos del diálogo con Ana María Barrios Sánchez, primera mujer alcalde de Arahal. 

 

Ana, en primer lugar, ¿nos podrías hacer un pequeño resumen de tu biografía personal y política?

 

Llevo siete años en el Ayuntamiento como concejala. Me presenté por primera vez en 2015. El amigo José Antonio Cabrera me invitó a incorporarme a la lista de Izquierda Unida como independiente. Poco a poco me fue cautivando esta organización, con la que estoy totalmente comprometida hoy. 

 

Fue, como ya he dicho, en 2015 cuando me plantearon, por mi trayectoria profesional, que si estaba interesada en presentarme a las elecciones municipales con un objetivo concreto: encargarme de las cuentas municipales, cometido que he estado ejerciendo durante los últimos siete años como delegada de Hacienda, entre otras tareas, pero digamos que la delegación más importante ha sido esa.

 

Soy natural de Arahal, aunque viví, en una etapa de mi vida, en Marchena. Arahal tenía muy pocos servicios para las madres trabajadoras, prácticamente ninguno. No había servicio de guardería y eso hizo que mi madre, madre de tres niñas, al sacar su plaza en Marchena, como directora de lo que antes se llamaba el Club de Pensionistas, tuviera que mudarse a la vecina localidad.

 

Durante siete años permanecimos allí hasta que pudimos volver a nuestro pueblo natal que, la verdad, echábamos bastante en falta, aunque el día que hubiera fiesta ya estábamos aquí.

 

Estoy casada y tengo dos hijos. El mayor, que se estrena este año en la Facultad, un futuro ingeniero informático y otro niño, Jesús, está estudiando la ESO todavía.

 

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes sustituir a un alcalde como Miguel Ángel Márquez?

 

Empecemos por las ventajas.

 

Miguel Ángel ha sido y es un ejemplo tremendamente positivo para mí.  He aprendido mucho durante el tiempo que he estado acompañándolo en política, y más atrás, durante todo el tiempo que él ha estado de alcalde.

 

Es una persona que ha conseguido cambiar la educación de un pueblo y así lo siento y así lo he vivido en el Ayuntamiento.  

Antes de él todo era escándalo y más escándalo en Arahal. Pero no estoy hablando de escándalos políticos solamente, sino de escándalos de todo tipo.

 

Y llega Miguel Ángel y crea una educación, un respeto, que ha conseguido inculcar al municipio y ha hecho que, a personas como yo, nos importe la política y nos interese lo que les pase a nuestros vecinos.

 

Me considero muy afortunada por haber estado siete años acompañándolo en esa trayectoria y deseo que me siga acompañando ahora, desde fuera.  No tengo intención ninguna de separarme de él, todo lo contrario, es un compañero en esta lucha que va a estar siempre ahí para lo que lo necesitemos y eso es algo que tengo que bien claro

 

Inconvenientes, a día de hoy, no he encontrado, sinceramente. Porque ha sido tal el cariño que le ha tenido y le tiene el pueblo que también ha entendido que ya era hora de que se retirara, que volviera a su vida.

 

El pueblo, eso lo ha respetado porque él ha inculcado que en la política se viene por un tiempo limitado y que se viene a darlo todo y que después uno se va otra vez a su puesto de trabajo y ha vuelto a demostrar, con su ejemplaridad, qué es así.

 

El pueblo le ha agradecido el esfuerzo que ha hecho durante su tiempo de dedicación a la tarea pública, primero como concejal y luego, los últimos doce años, como alcalde.

 

El pueblo ha entendido perfectamente el relevo. Lo ha asimilado muy bien.
Nos ha sorprendido muy gratamente lo bien que ha reaccionado el pueblo.

 

¿Qué cambios has notado al acceder a la alcaldía en la consideración del pueblo en general, y de los demás concejales, en particular, con respecto a tu persona?

 

Los vecinos y vecinas de Arahal me han recibido muy bien, me han recibido con mucho cariño, el cual agradezco en el alma. Se han dado cuenta de esa inmejorable relación que teníamos como equipo de gobierno capitaneados por Miguel Ángel. Nosotros no vemos la acción de gobierno como el resultado de personas individuales, sino que la vemos como una tarea colectiva, como el cometido de un grupo de personas que llevamos a cabo el proyecto con el que nos presentamos a las elecciones municipales para mejorar Arahal.

 

¿Qué es lo que has percibido al respecto durante este breve tiempo al frente de la Alcaldía?

 

La verdad es que no esperaba mucho cambio. Pero la realidad es que si lo ha habido. En la calle ha sido brutal. Encuentro mucho reconocimiento directamente de mis vecinos.

 

La gente me conoce. Mi familia también es muy conocida en la localidad; es una familia de trabajadores de toda la vida.  

 

No esperaba que prácticamente no pudiera andar por la calle sin tener que pararme a cada instante con los vecinos y vecinas. Me paran, sobre todo para darme muestras de cariño y animarme en la tarea.

 

Es algo que, sinceramente, me ha sorprendido mucho, y que resulta muy agradable Dentro del equipo de gobierno también he notado el cambio. Yo tenía un papel antes en el equipo de gobierno que era como de mediadora, primero me consultaban, veían las cosas conmigo, después íbamos a verlas con Miguel Ángel a ver qué solución era la que podíamos ver entre todos.

 

El que los compañeros y compañeras vengan ahora directamente y que las soluciones las tengamos que buscar, sin ese consultar más arriba, sí que ha sido un cambio muy sustancial.

 

¿Ese tener que decidir en última instancia es lo que puede dar un poco de vértigo, no?

 

No voy a decir miedo. Pero si respeto. La palabra miedo no me gusta. No considero que valga para nada el miedo; lo único que hace es paralizar.

 

Ya no hay la puerta donde llamar. Yo me sentía muy arropada con Miguel Ángel y ahora, pues bueno, se ve un poco más lo que él me decía acerca de la soledad de la Alcaldía.

 

Al final tú eres la que tienes que tomar la última decisión sobre algunos asuntos, pero bueno, yo considero que él me ha enseñado muy bien, y yo me he tomado esto como un reto de grupo. No considero que toda la responsabilidad esté en mí y que, bueno, la verdad es que es una responsabilidad compartida con el equipo de gobierno también. No, no me he sentido desasistida. Las decisiones que tomamos son debatidas como la hemos debatido siempre y eso la verdad que me llena de ganas de seguir trabajando.

 

¿Con qué estado de ánimo afrontas esta nueva responsabilidad?


Con la ilusión de acabar el proyecto que nos comprometimos en 2019. Es importante para mí. Yo soy una persona constante en el trabajo y me gusta terminar las cosas con las que me comprometo.

 

No soy de las que inician un montón de cosas y las deja a medias. Hasta que no termino una tarea no quedo tranquila. Mi cabeza no me deja. Hasta que no las termino, no.

 

Estos cuatro años últimos no han sido para nada fáciles. Nada que ver con el mandato anterior. La pandemia ha hecho estragos.

 

Pero yo doy las gracias porque me ha hecho ver otra parte, otra faceta, más emocional de la vida, más profunda.  Me ha hecho contemplar muchas cuestiones a un nivel, digamos, más espiritual y darme cuenta de la gran importancia de los sentimientos al relacionarme con las personas.

 

Me he dado cuenta de la necesidad, tan grande, que tengo de relacionarme con los demás. Hasta que no llegó la pandemia, no fui consciente. Al principio, en los primeros momentos, me puse agria como el vinagre.

 

Hoy me siento feliz de poder estar con la gente de mi pueblo, cercana a la gente de mi pueblo.
 

¿Cuáles son las prioridades que tienes de aquí hasta el final del mandato?

 

Nuestra prioridad es cumplir al máximo el programa electoral que presentamos en las últimas elecciones. Nosotras elaboramos dicho programa con gran seriedad y es un compromiso sagrado.

 

Además, tenemos la experiencia de gobierno suficiente como para saber los plazos y los tiempos que se necesitan para hacer las cosas y lo que nos ponemos de reto (el programa) es el guion a seguir en los 4 años

 

A mí me ha tocado, así lo he asumido, y además lo recibo con ilusión, el terminar el compromiso que adquirimos con nuestros vecinos para estos cuatro años.

 

Y esa es mi prioridad: cumplir ese reto. La pandemia ha supuesto cambios importantes. Hemos tenido que adecuar el trabajo cotidiano a la situación pandémica.  La pandemia ha hecho que, a lo que teníamos marcado como objetivo, le tuvimos que sumar el trabajo de combate contra el virus y sus consecuencias, en unos momentos en que nadie tenía experiencia, ni sabía cómo afrontarlo.

 

Hemos estado trabajando como hormiguitas. Este equipo de gobierno es muy trabajador y muy constantes en el trabajo.

 

Queremos llegar a mayo con nuestro compromiso cumplido al máximo de nuestras posibilidades.

 

Lo hemos dado todo para que eso sea así.  No nos hemos quedado dormidas en ningún momento.

 

Hemos terminado de la entrevista, ¿quieres añadir algo más?

 

No. Gracias a “La Voz de Morón” por darme la oportunidad de dirigirme a mis vecinos y vecinas.  Estoy contenta por el enfoque que le habéis dado. No he tenido una entrevista de este tipo.

 

Recuerdo una que me hicieron niños y niñas en una radio que tenemos en uno de nuestros colegios que también era un poquito personal, pero me ha gustado mucho la entrevista.

 

Me ha hecho, sobre todo, darme cuenta del aprendizaje tan importante que hemos tenido en este periodo el equipo de gobierno, capitaneados por Miguel Ángel Márquez.

 

Quiero resaltar la idea de que el gobierno municipal no es una responsabilidad exclusivamente mía. Es una tarea colectiva que espero, como alcaldesa, coordinar con eficacia y camaradería.

 

Tenemos un equipo de gobierno con toda la energía y la fuerza para cumplir, durante este mandato, con lo que nos hemos comprometido con nuestros vecinos, que de verdad que es lo único que nos importa.

 

Pues muchas gracias, Ana, por esta entrevista con que nos distingues a “La Voz de Morón” y te deseamos mucha suerte en todas las tareas hasta finalizar el mandato.

 

 

 

Visto 210 veces Modificado por última vez en Viernes, 18 Noviembre 2022 18:12