Ennio Morricone, comunista y el más importante compositor de bandas sonoras de películas

Escrito por  Kaosenlared LVM Cultura Miércoles, 08 Julio 2020 08:05
Valora este artículo
(2 votos)

_Tuvo paciencia y y prefirió esperar a que comenzara la semana para emprender su definitivo viaje. En las primeras horas de este lunes se apagó la vida de uno de los posiblemente mejores compositores cinematográficos del siglo XX, Ennio Morricone.

Tenía la respetable edad de 91 años. Había nacido en Italia. A lo largo de su extensa biografía musical se hizo mundialmente conocido por sus sinfonías épicas,  a las que el gran público tuvo la oportunidad de acceder a través de las superproducciones de Hollywood.

 

 

Nació en Roma, y cuando sólo había alcanzado a cumplir los 12 años   pudo integrarse en el Conservatorio musical de esta capital.

 

En la década de los 80, una serie de casuales circunstancias, hicieron posible que sus composiciones y el propio Morricone pudieran penetrar los difíciles muros  de la industria cinematográfica de Hollywood. Para Ennio esas dificultades  estuvieron duplicadas  porque nunca ocultó su filiación comunista.

 

 

En efecto, Morricone perteneció a aquella histórica generación de comunistas militantes del histórico Partido Comunista italiano (en Pichi), entre los que se encontraban otros nombres también tan significativos como los de Claudio Abbado  Luigi Nono. Fue precisamente el hecho de profesar esa ideología lo que  le impidió que pese a la general evidencia, pudiera obtener un Oscar de la Academia cinematográfica estadounidense solo hace un par de años atrás.

 

Fue el compositor de bandas musicales tan significativas como las  los films ‘Érase una vez en América’, ‘La Misión’ ‘Los intocables de Eliott Ness’,  ‘Días de gloria’, ‘Novecento’, ‘Cinema Paradiso’ ,‘Los odiosos ocho‘ … y muchísimas otras.


Como no podía ser de otra forma, después morir nos quiso sorprender como en vida lo había hecho  con sus grandiosas composiciones musicales. Dejó una carta escrita, que si bien estaba dirigida a su familia, en realidad la había escrito para público conocimiento. La epístola decía:

 

«Yo, Ennio Morricone, estoy muerto.

 

Le anuncio a todos los amigos que siempre han estado cerca de mí y también a aquellos que están un poco lejos los saludo con gran afecto. Imposible mencionarlos a todos.

 

Mando recuerdo especial para Peppuccio y Roberta, amigos fraternales muy presentes en los últimos años de nuestra vida.

 

Solo hay una razón que me lleva a saludar a todos así y a celebrar un funeral privado: no quiero molestar

 

Saludo con mucho cariño a Ines, Laura, Sara, Enzo y Norbert, por haber compartido mucho conmigo y mi familia. gran parte de mi vida.

 

Quiero recordar a mis hermanas Adriana, Maria, Franca y sus seres queridos con amor, y hacerles saber cuánto las amaba.

 

Un saludo intenso y profundo a mis hijos Marco, Alessandra, Andrea, Giovanni, mi nuera Mónica y a mis nietos Francesca, Valentina, Francesco y Luca.

 

Espero que sepan cuánto los he amado.

 

Por último pero no menos importante, María. A ella le renuevo el extraordinario amor que nos mantuvo unidos y que lamento abandonar.

 

Para ella mi más doloroso adiós.»

 

Les ofrecemos aquí solo algunas de sus más memorables composiciones:

 

Modificado por última vez en Miércoles, 08 Julio 2020 08:26

 

Vanesa Vargas
Bocados 03052018
Peluquería Francisco Javier
Plug Connect
Don Pollo
Verano 2019 Columnas Pizza
Bar La Crisis