El Trabajo Invisible. Por Omayra García

Escrito por  Omayra García Gómez Opinión Miércoles, 03 Octubre 2018 10:37
Valora este artículo
(1 Voto)

Ella se levanta la primera, prepara desayunos, despierta a los niños, los asea, viste, los lleva al colegio, hace la compra y vuelve a casa donde comenzará con las diferentes tareas del hogar mientras cocina para todos.

 

Corriendo mira la hora, vuelve a emprender el camino de vuelta por los niños, escucha sus quejas, dudas y confesiones, llega a casa y les sirve la comida, mientras ellos comen ella aprovecha a tender la última lavadora, llega su marido, limpia los restos que dejaron los niños y sirve la comida para él y para ella. Por fin se sienta pero no se queja, escucha a su marido que viene arto de trabajar y cuando terminan de comer él se levanta y se va al salón, mientras ella coge un largo respiro y se levanta, recoge la mesa, limpia la cocina, frega el suelo.

Se dispone a sentarse un rato a ver la tele, pero entonces llama uno de sus hijos que no encuentra la ropa de entreno, va a la habitación y le prepara la mochila. Vuelve  a la cocina a preparar un bocata para que el muchacho al salir meriende, vuelve a intentar sentarse, esta vez llama la niña. Está estudiando y no entiende una de las preguntas, va a la habitación y le pide que no grite, “papa está descansando, se levanta temprano y necesita dormir un poco”. Mira la pregunta y piensa como explicarle a su hija la materia, ella con su carrera en derecho, su master en derecho a la salud, y su doctorado por terminar, tiene dudas de como explicarle a su hija un problema de matemáticas... sale de la habitación con la sensación de haber cumplido con su misión.  Va a sentarse al sofá y ve a su marido dormido y le pone una mantita por encima, le ve encogido y decide arroparle. Antes de que note el efecto del sofá sobre su cuerpo su hijo le recuerda la hora y que tiene que ir al entrenamiento, gira la cabeza y ve al marido tan dormido que decide dejarle seguir durmiendo, se levanta, se arregla y lleva a su hijo al baloncesto. Se va a una cafetería con otras madres, no quiere que su hijo vuelva solo.

 

 Vuelven juntos y al entrar en casa el marido le pregunta dónde está su ropa, que se va a duchar y no encuentra nada, sin quitarse el abrigo entra en la habitación y le deja la ropa lista, ella se cambia, tiene que ponerse a hacer la cena, su marido pronto se acostará.  Cocina para todos y esta vez sí se sienta la familia al completo a la mesa, aunque ella se la última, ella tiene que servir. Cenan y todos salen de la cocina, todos menos ella, recoge de nuevo la cocina y le prepara el termo al marido para cuando se levante lo tenga listo.

 

Le apetece sentarse y ver la tele pero tiene la ropa que había lavado por la mañana en una gran montaña. Selecciona lo que se plancha y lo que no, la montaña de plancha siempre es mayor, dobla con cuidado las prendas y las lleva a cada habitación, vuelve coge la plancha y emprende la batalla contra el reloj, pero el reloj nuevamente gana la batalla, son más de la una, recoge la plancha y se va a la cama, se asegura de tener el despertador encendido y duerme.

 

Este sería un día normal para cualquier ama de casa, un día sin imprevistos, pero lleno de trabajo.

 

¿Alguien tiene dudas de si ser ama de casa es un trabajo?

Aunque el número de hombres que ejercen de amos de casa ha aumentado en los últimos años sigue siendo un trabajo realizado mayoritariamente por mujeres.

 

Estas mujeres y hombres, no están reconocidos como trabajadores, no cotizan, no tienen derechos, no tienen subsidios ni se les reconoce la jubilación.

 

Un trabajo invisible a ojos de la sociedad tanto es así que cuando estas personas son encuestadas en más del 70% dirá que ellas no trabajan, que son solo amas de casa.

 

Tantas veces les habrán repetido que eso no es trabajar, que ellas no saben lo que es trabajar, que al final ellas mismas se creen que no trabajan.

 

Hay que tipificar como trabajo ser ama de casa, dar de alta y que coticen para su jubilación, solo así se reconocerá por la sociedad este trabajo,  dando por fin un reconocimiento al trabajo y esfuerzo de este sector tan invisible.

 

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Octubre 2018 10:46