Después de controladores, mineros y estibadores, ¿qué mejor que empezar a odiar a catalanes?

Escrito por  Armando Pérez Opinión Miércoles, 04 Octubre 2017 09:54
Valora este artículo
(1 Voto)

Hacía poco tiempo que nos hicieron odiar con todas nuestra fuerzas a un nuevo colectivo de trabajadores. Los estibadores se sumaban a una larga lista que encabezan los funcionarios, a los que llamamos “parásitos”, los mineros “unos subvencionados que chupan del bote de Bruselas sin más”, los profesores y sus “más de dos meses de vacaciones”agricultores que esconden un terrateniente en sus carnes y que no han cogido una azada en su vida y, por supuesto, pilotos y controladores aéreos, que menudos veranitos nos han dado. 

 

Ahora toca odiar a otro colectivo, esta vez mayor, al pueblo catalán, al menos a la parte de él que se moviliza pacíficamente.

 

Al mismo tiempo se inicia en nuestra “Españita” una campaña de victimización de las Unidades de Intervención de la Policía Nacional o la  Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil. Esos mismos cuerpos que cargaron desproporcionadamente el pasado 1-0 contra un pueblo desarmado y pacífico, abriendo cabezas, rompiendo huesos, con tal de entrar en colegios donde se estaba llevando una votación “ilegal”.  No es de extrañar que para muchos  echar una papeleta en una urna de plástico sea delito imperdonable en una democracia donde el Jefe de Estado no lo elige nadie.

 

Acabo este artículo de opinión rememorando las palabras del activista estadounidense por los derechos afroamericanos Malcolm X: "Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido".

Armando Pérez

Modificado por última vez en Miércoles, 04 Octubre 2017 11:03