“La sanidad se hunde” por Laura Bellido (Podemos Morón)

Escrito por  Laura Bellido Opinión Viernes, 18 Agosto 2017 10:25
Valora este artículo
(2 votos)

¿Alguna vez os han llamado de algún hospital para deciros que la prueba tal o cual que os teníais que hacer, la aplazan porque “se ha estropeado la máquina”? No creo en casualidades sino en causalidades;  y es que este argumento se multiplica en los meses de verano, causalmente.

 

Han sido numerosas las noticias que nos llegan del  Sistema Público Andaluz. Hace una semana, el ABC - Sevilla publicó que el Centro de Salud “Olivar de Quinto” (Dos Hermanas, Sevilla) estaba dando citas para Citologías y para Cirugía Menor en Octubre. Y es que cuando un/a  médic@ o un/a  enfermer@ tiene que cubrir dos o más turnos de trabajo, hay prestaciones que hay que eliminar. Los centros de salud de Andalucía no cubren vacaciones, teniendo consecuencias directas en las listas de espera de pruebas diagnósticas o incluso para tratamientos importantes. Sin embargo, estos datos son aún peores en nuestro municipio. En el Centro de Salud “El Rancho” la lista de espera para las mismas prestaciones son de 6 meses y 2 años respectivamente. Por lo que no hablamos ya de recortes en verano. Están desabasteciendo, sin que nos demos cuenta, uno de nuestros centros de salud.

 

¿Hasta cuándo? Pues hasta que nos persuadan de que no hacen falta sus servicios, hasta que nos convenzan que podemos “sobrevivir” sin él, hasta que nosotros mismos aceptemos que es un gasto innecesario, Y LO CIERREN. O bien, luchemos como ha luchado Granada por sus dos hospitales completos.

 

Tenemos un sistema público con graves carencias. Para las vacaciones estivales de este año, el SAS se ha quedado sin enfermer@s generalistas en su bolsa de empleo y han tenido que llamar a trabajadores que habían emigrado. El rechazo de contratos basura por parte de éstos ha dado lugar a que se convocara de manera extraordinaria a los enfermer@s que no formaban parte de la bolsa (por haber terminado la carrera universitaria recientemente)  a que entregaran sus Curriculums en los hospitales públicos; atribuyendo contratos por sorteo. Se han cubierto plazas en Urgencias y en UCI: unidades especializadas con pacientes graves. La vida de muchos pacientes quedan en manos inexpertas, llenas de dudas y una gran ansiedad por la tremenda responsabilidad que de un día para otro, le dan.

 

Durante años han estado jugando con la estabilidad laboral de los profesionales sanitarios hasta que éstos, cansados de esperar a que el SAS le proporcione un trabajo digno, han decidido emigrar al extranjero, a otras Comunidades Autónomas o incluso, han decidido formar parte de la sanidad privada y no renunciar a ella, por un contrato de un mes o dos, en la pública.

 

La corrupción de este país alcanza también nuestros servicios públicos: la sanidad pública es corrupta. Mientras se han despedido 7.700 trabajadores sanitarios, y se han recortado en medios materiales, alrededor de 130 directivos han cobrado sobresueldos, los cuales ascienden a 5 millones de euros.

 

Es la tendencia corrupta de hacer favores y devolverlos ¿Qué tipo de gestión ha llevado a la Junta a devolver favores en forma de 5 millones de euros? ¿Cuánto se han ahorrado en recursos sanitarios? ¿Cuánto nos han recortado en salud?

 

Paralelamente, la misma élite que saca beneficios millonarios de la mala gestión de los recursos públicos, van a por el hombre que ha sido capaz de mover a las masas a luchar por la sanidad en Granada: el hombre que consiguió que Granada se movilizara y detuviera  el propósito de la Junta de Andalucía de fusionar dos hospitales en uno, con la pérdida de calidad asistencial que esto conlleva. A “Spiriman” se le acaba de abrir una “Investigación Interna” para intentar acabar con su desobediencia al Sistema. Para intentar parar la verdad. Van a por el que está poniendo en riesgo los privilegios de unos cuantos: los mismos que están convirtiendo nuestra sanidad pública en su cortijo privado particular.

 

En sus RRSS ha publicado una foto en la que le “advierten” que van a intentar meterse en su perfil médico para modificar historias clínicas, con la que puedan tener pruebas para acabar con su carrera profesional. Suplantar identidades es delito. Pero da igual. Así funciona la mafia. Así funciona el poder capitalista y corrupto que parasita nuestras instituciones.

 

La corrupción no es solo cosa del Partido Popular. La corrupción es el sistema de poder de los partidos tradicionales de España, apoyados en la muleta naranja, que aceptan encantados las condiciones que imponen los grandes capitalistas y que luego son devueltos mediante las llamadas “puertas giratorias”. En el caso de nuestra sanidad, se llevan a cabo gestiones fraudulentas con el mero objetivo del enriquecimiento de los responsables políticos y profesionales que se prestan, de nuevo, encantados en recortar nuestra salud a cambio de beneficios millonarios.

 

Pero  el miedo nunca ha conquistado derechos, y ahora nos toca recuperarlos. Granada nos demostró que la gente  puede detener las gestiones corruptas de la Junta. No somos Granada, pero somos un pueblo de 28.200 vecin@s al que le están atacando la salud de todos y todas.

 

¿Acaso pensáis que el poder económico de unos cuantos puede con la fuerza y la voz unida de un pueblo?

 

        Desde el Círculo Podemos Morón os animamos a unirse a la lucha por la sanidad. Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a nuestra página de Facebook “Podemos Morón de la Frontera” y envíanos tu propuesta o tu intención en participar en el movimiento popular por la sanidad en Morón.

 

¡POR UNA SANIDAD PÚBLICA, UNIVERSAL Y DE CALIDAD!

 

EN MORÓN PODEMOS.

 

 

Círculo Podemos Morón de la Frontera

Modificado por última vez en Viernes, 18 Agosto 2017 10:39