El Valme ataja los miomas y los pólipos sin pasar por quirófano

Escrito por  Redacción Noticias de la Provincia Lunes, 19 Febrero 2018 09:55
Valora este artículo
(0 votos)

_El 99 por ciento de las patologías intrauterinas tratadas en el hospital sevillano se hicieron a través del diagnóstico y el tratamiento en la misma consulta

 

El Hospital de Valme reduce a la mínima expresión eso de pasar por el quirófano para intervenir en las patologías ginecológicas como miomas, pólipos, fibromas o adherencias. La vía de escape menos indolora escogida pasa por la atención ambulatoria, donde se practica el acto único de ver y directamente atajar estas patologías intrauterinas.

 

La Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del hospital, que dirige Virginia Caballero, ha protagonizado a lo largo de los últimos años un gran avance en el abordaje de estas patologías. La piedra angular es hacer uso de la histeroscopia, que es un procedimiento que permite visualizar el útero para diagnosticar y tratar patologías, en consulta. Tradicionalmente, la opción quirúrgica se ha realizado únicamente en quirófano, previo ingreso de la paciente. Pero, dada la alta prevalencia de estas enfermedades, el hospital de Valme ha optado por su ambulatorización. El resultado final no ha podido ser más esperanzador. Si en 2015 se desarrollaban el 17 por ciento de estas técnicas en quirófano (57 mujeres), un año más tarde se redujo al 12 por ciento (46). Pero ha sido en 2017 cuando se llegó a una cota histórica: solo un 1 por ciento de las histeroscopias se realizan en quirófano. Es decir, el 99 por ciento se practicaron en consulta.

 

Eso ha sido posible porque desde octubre de 2014, el hospital tiene un dispositivo asistencial específico para el desarrollo de las técnicas histeroscópicas, siendo de utilidad para la ginecología general, oncológica y reproductiva. La Unidad de Histeroscopia está liderada por Rosa Oña y la conforman otras tres ginecólogas y dos profesionales de enfermería.

 

En los tres últimos años, la Unidad de Gestión Clínica del Hospital Universitario de Valme ha desarrollado un intenso trabajo en beneficio de las mujeres de su área asistencial. El cambio no ha sido por gusto. Frente a los procedimientos de histeroscopias en quirófano, las ambulatorias no requieren ingreso hospitalario y se resuelven en la consulta. No precisan habitualmente de anestesia, y si se produce, es local y a nivel cervical, en los casos que necesitan de su aplicación. Por otra parte, la recuperación de la vida habitual e incorporación al ámbito laboral se produce de forma rápida.

 

El abordaje ambulatorio del tratamiento quirúrgico histeroscópico lleva aparejado el aumento de la alta resolución; es decir, en la primera consulta y en forma de acto único, las pacientes han visto diagnosticado y tratado su problema de salud sin necesidad de acudir a consultas sucesivas ni a quirófano. De este modo, si en el año 2015 el porcentaje correspondía al 30 por ciento, en 2017 ha alcanzado el 67 por ciento.

Modificado por última vez en Lunes, 19 Febrero 2018 11:46