Presentación del libro En el camino de la memoria: la fosa de La Puebla de Cazalla

Escrito por  Juan Segura Fernández Noticias de la Provincia Jueves, 02 Noviembre 2017 07:30
Valora este artículo
(2 votos)

Este libro describe y analiza en profundidad el proceso de excavaciones en la fosa situada en la zona civil del cementerio de la localidad sevillana de La Puebla de Cazalla…

…detalla y clarifica aún más la grave realidad de unos crímenes de lesa humanidad contra población civil…que ha sido negada, encubierta y silenciada por el franquismo, la transición y nuestra actual democracia.

“El Carnero”, como así era conocida la antigua cantera, constituye la fosa más profunda y de mayor dificultad hallada hasta la actualidad en Andalucía y España. Con77 cuerpos exhumados, rescatados a 4,30 y 5 metros de hondo. La historia recogida en estas páginas es una prueba material incuestionable de la dura y sistemática represión de clase y de ideas que siguió al golpe militar de 1936. Su proceso de intervención ha sido  pionero, motor impulsor y elemento catalizador en varios momentos del recorrido del movimiento cívico-social de Recuperación de la Memoria Histórica, además de ejemplarizante  por la voluntad política  del gobierno municipal morisco.

 

Asistí el 31 de octubre, en la Sala Victoria de La Puebla de  Cazalla, a un hecho singular: la presentación del libro “En el camino de la memoria: la fosa de La Puebla de Cazalla”

Digo singular porque no todos los días podemos celebrar la culminación de un trabajo que tanto empeño y esfuerzo ha costado sobre todo a la autora Mari Carmen España Ruiz que ha podido, por fin, desembarazarse de ese peso que le “encorvaba la espalda”.

 

Consiguió, después de una batalla de más de una decena de años, localizar, abrir e investigar la fosa más profunda (4 metros) de las hasta ahora excavadas en Andalucía que se encuentra en el cementerio de San José de La Puebla de Cazalla.

 

Consiguió rescatar los huesos de 77 cadáveres, uno de los cuales corresponde a su abuelo, Manuel España Gil, alias “Repite”, jornalero de 29 años de Lantejuela, asesinado por los falangistas de su pueblo en la madrugada del 17 de septiembre de 1936 que lo trasladaron con ocho compañeros más a La Puebla de Cazalla donde lo ejecutaron obedeciendo órdenes de la comandancia militar.

 

Pero Mari Carmen España no hubiera podido rescatar esos huesos ante  el olvido sin la colaboración de tantas y tantas personas que ella cita en las páginas 9 a 14 del libro que llevan como título, precisamente, Recuerdos y agradecimientos.

 

Especial importancia tiene la persona que le indicó, con exactitud, la ubicación de la fosa situada en una cantera (de ahí su profundidad)

 

Fue Antonio Cano Andrade, nieto del enterrador en aquellos momentos. Testigo directo de las matanzas.

 

También agradece el libro la imprescindible colaboración del equipo de gobierno municipal de Izquierda Unida, dirigido por el alcalde Antonio Martín Melero, que puso en sus manos todos los recursos que tenía a su alcance y gestionó la llegada de subvenciones que hicieron posible la excavación de los siete niveles de enterramiento por parte de cuatro equipos distintos  de Arqueología.

 

Dentro de dicho capítulo de agradecimientos Mari Carmen España señala a varios moroneros. En primer lugar a Antonio Mena Lebrón (ya fallecido), primer presidente de la Asociación RMH “Romance de Juan García” que aglutinó a familiares de víctimas de la fosa de La Puebla. Antonio Mena buscaba los restos de su padre.

 

También buscaban los cadáveres de sus familiares  los moroneros José Pérez y José Antonio Palomo (también fallecido).

 

Otro de los mencionados por la autora por su trabajo en la excavación es nuestro conocido paisano Miguel Guardado que se encontraba, acompañado por su esposa, en el acto que estamos reseñando. Como casi todo el mundo sabe en Morón Miguel Guardado es el coautor, junto al historiador José María García Márquez, del libro “Consumatum est”

 

No podía faltar la referencia a historiadores como Francisco Espinosa, Fernando Romero y José Luis Gutiérrez y a luchadores por la memoria como Cecilio Gordillo

 

Caso aparte son las múltiples referencias y reconocimientos a la Asociación Dignidad y Memoria (DIME) de Marchena y muy especialmente al historiador Javier Gavira Gil (fallecido hace poco) y varios de sus socios (Antonia Parra, Bienvenida, Ana Ribas y Javier Segovia)

 

Para los responsables de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía también hay agradecimientos en el libro pero en la conferencia se vertieron otras opiniones acerca de algún responsable de la materia que “estuvo toreando” con promesas y más promesas incumplidas a la asociación “Romance de Juan García” y al Ayuntamiento de La Puebla .

 

Normalmente tendemos a quitar importancia a todo aquello que sucede en nuestras cercanías. Por eso recomiendo poner especial atención en la lectura de las primeras palabras de este artículo que corresponde a un resumen de su contraportada. En ellas están concentradas algunas de las principales ideas que nos expuso Mari Carmen España en su conferencia.

 

Una es la importancia que ha tenido la excavación de la fosa de La Puebla en el movimiento memorialístico.

 

Otra es que los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Por tanto la Ley de Amnistía no sirve para estos casos.

 

La última sería que ni la transición ha sido tan modélica como dicen su apologetas, ni nuestra “democracia” es tan democrática.

 

Lean el libro. Preocupémonos de que lo lean los jóvenes. No olvidemos a nuestros muertos. Luchemos por el rescate de sus restos y de sus ideales que tienen hoy más vigencia que nunca en un mundo donde el terrorismo del imperio yanqui-europeo (con su brazo armado OTAN) está ocasionando millones de víctimas mientras nos hacemos el sueco cuando no apoyamos a los asesinos por activa o por pasiva.

Modificado por última vez en Jueves, 02 Noviembre 2017 07:51