Jaume Vives: el homófobo, machista y xenófobo que se pasea por Atresmedia y Mediaset con la excusa de Tabarnia

Escrito por  Jordi García Noticias Nacionales Martes, 30 Enero 2018 20:32
Valora este artículo
(0 votos)

Invitado habitual en Ana Rosa, en Espejo Público y en La Sexta, Jaume Vives es el nuevo mejor amigo de Atresmedia y Mediaset por ser el “portavoz” de Tabarnia. Pero Vives también es el típico homófobo, racista y xenófobo contra el que esos mismos medios cargan cuando toca hacerse un pinkwashing de manual

A no ser que vivas en una cueva, y es algo que no descarto, seguramente habrás oído a hablar de lo de Tabarnia. Como ésta web es lo que es y no quiero liarla voy a ahorrarme mi opinión sobre el tema. Por ahorrarme me voy a ahorrar hasta la explicación. Si quieres saber lo que es lo buscas en Google y te enteras.

Pero lo importante para entender esta noticia es que conozcas a Jaume Vives:

 

 

 

 

 

 

Uy, espera. Que así arreglado a lo mejor no lo reconoces.

Ahora Jaume lleva un look más proletario, más del pueblo. Menos pelazo, que cuesta mucho de mantener, y más cabeza rapada. Menos jerseys bonitos y más camisetas de cuellos gastados.

Jaume Vives se ha convertido en el nuevo mejor amigo de Ana Rosa y Susana Griso. Después del 1 de octubre a Vives lo encumbraron en los canales de Mediaset y Atresmedia como un revolucionario en contra de la independencia que con sus humildes medios (ja) intentaba contrarrestar al independentismo a base de poner altavoces con el “¡Qué viva España!” en su balcón.

El espejo en el que se mira el independentismo“, dicen algunos. “Les está demostrando lo absurdo de sus argumentos“, dicen otros.

Pero yo ahí no me voy a meter. Porque en esta web no toca. Pero es que si hay algo que llama la atención sobre Jaume Vives no es su defensa de la unidad de España ni su afición por Manolo Escobar. Lo que llama la atención es que, con la excusa de Tabarnia, las televisiones nacionales están regalando minutos y proyección a un señor declaradamente racista, xenófobo y homófobo.

Y no sé si eso es algo de lo que debiéramos estar orgullosos.

Jaume, que entre otras muchas cosas dice en su web que es católico y periodista, fundó en 2011 el medio digital El Prisma desde el que, como explican en El Tempsha dado voz a gente tan bonita como Josep Anglada (el líder del xenófobo y racista PxC) o nuestro queridísimo amigo Ignacio Arsuaga, el de Hazte Oir. En una entrevista esperpéntica publicada en 2014, además de darle pie a Arsuaga para cargar contra el matrimonio homosexual Vives insiste en la necesidad de acabar con el aborto.

Pero mírale: en Espejo Público casi cada día.

Y dirás que bueno, que Jaume es periodista, que al fin y al cabo solo hace una entrevista a Arsuaga. Y a Anglada. Y a Santiago Abascal. Y a muchos señores y señoras que dicen que la homosexualidad no es algo innato. Y a Philippe Ariño, aquel señor tan majo que da charlas para enseñarnos a controlar nuestros impulsos homosexuales porque es lo que él hizo, es lo que hay que hay que hacer y es lo que Dios quiere.

 

Y no hay ni una sola de esas entrevistas en las que, independientemente de con quién hable, no les pregunte sobre el aborto y sobre el matrimonio homosexual.

Por si todo eso fuera poco para saber quién es a Vives se le ha visto participando en actos del Opus Dei junto a antiabortistas y ultracatólicos. Pero a Ferreras y a la súper-progre presentadora del especial del World Pride de La Sexta, Cristina Pardo, parece que lo de que alguien sea públicamente homófobo y machista les da total y absolutamente igual siempre que hable de Tabarnia.

Pero ojo que la homofobia y el machismo no son las únicas señas de identidad de Jaume Vives y, por ende, de su medio El Prisma. Como te decía antes Vives dio voz en 2012 a Josep Anglada para explicar, entre otras cosas, que el mayor problema de Cataluña, España y Europa era la inmigración… y que para él el matrimonio es solo entre un hombre y una mujer. Porque ya sabes, ni una entrevista sin hablar de lo que sus lectores quieren: aborto y matrimonio homosexual.

Porque a él (y a sus entrevistados, hombres blancos cisgénero heterosexuales -y con dinero, importante-) son dos temas que les afectan muchísimo.

Pero míralo: de risas con Ana Rosa.

Aunque no hace falta irse a analizar sus entrevistas para discernir si Vives comulga con las perlas que sueltan sus entrevistados (SPOILER: comulga, comulga). El hecho de que únicamente entreviste a los que sueltan esas perlas ya debería ser bastante esclarecedor. Pero es que él mismo tampoco esconde su xenofobia:

 

 

 

 

Su ultracatolicismo xenófobo y machista:

Y su homofobia, al compartir un artículo escrito por Eulogio López (editor del diario Hispanidad, que ha trabajado en La Nueva España, ABC e Intereconomía y fue asesor del Ministerio de Industria en tiempos de Aznar) en el que se defiende el libro “Comprender y sanar la homosexualidad“. El texto (recuerda, compartido por Vives) está a favor de las tremendamente dañinas “terapias de conversión” (“al homosexual se le puede ayudar a superar su problema“) y afirma que aunque la homosexualidad no es una enfermedad sí una inmoralidad que propaga otra enfermedad, el SIDA.

El que dice (y comparte) eso no solo es homófobo… es también bastante ignorante (y un peligro para la salud pública):

 

Pero a pesar de todo eso, a Jaume no le gusta que le recuerden lo que es.

 

 

Si lees esto, querido Jaume, que sepas que yo no recibo ni un duro en subvenciones. Y que no te estoy señalando. Es sólo que me gusta explicar quiénes son los que salen tanto por la tele, por tener a la gente bien informada y tal. Que yo no soy periodista, pero para enfrentarme al odio y la imbecilidad tampoco me hace falta.

 

Pero como hablar contigo me interesa cero, me voy a dirigir a Ana Rosa, a Ferreras, a Susana, a Cristina y a todos los que le ríen la gracia a este señor. A ellos y a La Vanguardia, al Huffington Post, a El País, a El Periódico… a todos y cada uno de los medios que os hacéis pajas cada vez que aparece algo nuevo sobre Tabarnia y perdéis el culo por ir a entrevistar al bueno de su portavoz, Jaume Vives, porque mira cómo le da estopa a los independentistas. Mira.

Queridos periodistas: qué asco más profundo me dais.

Yo entiendo que cargar contra el independentismo os da mucha marcha y supongo que mucha audiencia. Entiendo que tenéis unos jefes que os dicen de qué se puede y de qué no se puede hablar y sé que lo de Tabarnia, por muy absurdo que sea, es un caramelo que os está dando para unas risas (y no os dará para mucho más). Sé que os reís porque Vives, se supone, le da de hostias -argumentativas- a los independentistas. Pero también se las da a los maricones. A los negros. A los musulmanes. A las mujeres. Y no he visto a ninguno de vosotros aprovechar esas jocosas entrevistas para echarle eso en cara. Hacéis la vista gorda. Y ese silencio os hace cómplices. Y por eso se os debería caer la cara de vergüenza de utilizar vuestros programas y periódicos para dar voz a un señor con ideas tan profundamente ofensivas, hirientes y contrarias a los valores que tanto decís defender cuando toca hacerse un lavado de imagen.

Luego, cuando vuelvan a pasear un autobús cargando contra los menores trans, no dudéis en decir lo muy indignados que estáis. Cuando vuelvas a entrevistar a Arsuaga, querida Cristina Pardo, vuelve a hacerte la guay dejándole en evidencia. Cuando el próximo amigo de Tabarnia saque el ultracatolicismo y la homofobia a relucir en mitad de un vídeo, no dudéis en escandalizaros mucho vosotros, colaboradores homosexuales de Ana Rosa.

Y cuando pase todo eso recordad que sois vosotros los que estáis dando altavoz a ese discurso.

P.D.: ¿Te sorprende saber que lo de Tabarnia está fomentado por ultracatólicos y gente de ultraderecha? Pues espérate a que te cuenten lo de Ciudadanos. Iluminao.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 31 Enero 2018 10:34